7 roles icónicos y los actores que perdieron la oportunidad de su vida


De modificaciones en la dirección y guionización, a la sustitución de las empresas encargadas de distribuir el proyecto, nada parece escrito en piedra cuando a la etapas iniciales de preproducción de una cinta se refiere, incluidas, aunque no de manera exclusiva, alteraciones en términos del elenco principal.

En determinadas ocasiones son los mismos actores quienes toman la decisión de rechazar roles que, más adelante descubren, representan genuinas oportunidades que solo se presentan una vez en la vida de un intérprete.

Son muchos los casos de este tipo. He aquí algunos:

N.º 1: John Travolta, Forrest Gump (1994)

Forrest Gump está basada en la novela homónima de Winston Groom. Vía PROVOKR.

En 1994, Travolta formó parte del elenco principal del tributo al cine noir de Quentin Tarantino, Pulp Fiction. Sin embargo, de haber aceptado la oferta de Robert Zemeckis, también habría personificado el papel protagónico de la quizá más reconocible Forrest Gump.

El actor también rechazó papeles en Splash y Apollo 13, roles también concedidos a Tom Hanks posteriormente.

 Tráiler oficial de “Forrest Gump”. Vía YouTube.

N.º 2: Will Smith, The Matrix (1999)

Durante la preproducción del largometraje de ciencia ficción dirigido por las Wachowski, Will Smith fue considerado para encarnar el papel titular de Neo. Tras rechazar la oportunidad, el rol fue eventualmente concedido al canadiense Keanu Reeves.

En 2004, el actor admitió sentirse satisfecho con su decisión:

The Matrix es un concepto difícil de vender —y rara vez digo esto— pero lo habría estropeado. […] En ese punto no era un actor lo suficientemente inteligente como para simplemente dejar a la película ser […] Dejar a la película y al director contar la historia, y no tratar de interpretar cada momento.

En 2017, la pregunta de cómo sería una The Matrix protagonizada por Smith llevó al canal de YouTube The Unusual Suspects a reimaginar escenas de la película, con el estadounidense en el papel de Neo:

 Video de “What if ‘The Matrix’ Starred Will Smith?”. Vía YouTube.

N.º 3: Sandra Bullock, Million Dollar Baby (2004)

Million Dollar Baby ganó el premio Óscar en 5 categorías, incluidas Mejor película y Mejor actriz. Vía Pinterest.

El drama deportivo dirigido por Clint Eastwood, que relata la historia de una boxeadora que resulta cuadripléjica tras un caída en el cuadrilátero, estuvo a punto de ser protagonizado por Sandra Bullock, actriz de cintas como Gravity y Our Brand Is Crisis, en lugar de Hilary Swank.

En palabras de la propia Bullock:

Tuvimos Million Dollar Baby con alguien más por un tiempo, tratando de conseguir producirla. No lo pude lograr. Tratamos y tratamos y tratamos. [Me dijeron:] “Las películas sobre boxeo femenino no venden”, yo estaba como: “Esta es la pieza más increíble”. Luego empezamos a grabar Miss Congeniality 2 y ellos contrataron a Hilary [Swank] y a Clint.

 Tráiler oficial de “Million Dollar Baby”. Vía YouTube.

N.º 4: Leonardo DiCaprio, American Psycho (2000)

Edward Norton también fue propuesto por la Lionsgate para interpretar a Patrick Bateman. Vía Dailymotion.

En 1998, durante el Festival de Cannes, la compañía Lionsgate anunciaba el involucramiento de Leonardo DiCaprio en el nuevo proyecto de Mary Harron, American Psycho. No obstante, Harron, decidida a emplear a Christian Bale en el personaje de Patrick Bateman, rehusó a encontrarse con el estadounidense.

Tras considerar a directores como Oliver Stone, David Cronenberg y Martin Scorsese, Lionsgate permitió a Harron continuar adelante con el proyecto, Bale incluido, bajo la condición de que el presupuesto de la comedia negra no excedería los diez millones de dólares.

 Tráiler oficial de “American Psycho”. Vía YouTube.

N.º 5: Emma Watson, La La Land (2016)

La La Land fue galardonada con seis premios Óscar. Vía Glamour UK.

Originalmente, los nombres de Watson y Miles Teller figuraron en los papeles protagónicos del musical de Damien Chazelle.

De acuerdo con Watson, su participación en la cinta se vio frustrada por conflictos en la calendarización de la producción de Beauty and the Beast, proyecto con el que se había comprometido años atrás:

Sabía que esta no era una película en la que simplemente podía aterrizar. Sabía que tenía que hacer el trabajo, estar donde debía estar. Así que respecto al conflicto en el establecimiento de horarios, simplemente no pudo ser.

 Tráiler oficial de “La La Land”. Vía YouTube.

N.º 6: Christopher Walken, Star Wars (1977)

Desde el inicio de su carrera en la década de los cincuenta, Walken ha amasado más de 120 créditos a su nombre. Vía Pinterest.

Aunque es difícil de imaginar la trilogía original de Star Wars sin la química de Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill, en algún punto del proceso de audiciones para A New Hope George Lucas consideró a Christopher Walken para el papel del contrabandista intergaláctico Han Solo.

Finalmente, el rol fue otorgado al aún desconocido Ford, quien cobró la mínima cantidad de USD 10,000 (USD 750 por semana de trabajo).

Tráiler oficial de “Star Wars. A New Hope”. Vía YouTube.

N.º 7: Michelle Pfeiffer, The Silence of The Lambs (1991)

Su papel en la cinta le valió su segundo Óscar a Foster. Vía Cineplex.

Durante el Austin Film Festival de 2014, el director Jonathan Demme reveló a la audiencia que antes de seleccionar a Jodie Foster para interpretar a la emblemática agente del FBI Clarice Starling, el estadounidense consideró a Michelle Pfeiffer, Meg Ryan y Laura Dern.

No obstante, según Demme, Pfeiffer, su primera opción, rechazó el rol tras mostrarse “preocupada por la oscuridad de la pieza”.

 Tráiler oficial de “The Silence of the Lambs”. Vía YouTube.

No cabe duda que, de haber continuado adelante con la selección inicial de actores, los filmes antes mencionados habrían procurado resultados inmensurablemente diferentes.

Inescapable en una industria creativa como el cine, seguramente el futuro se encargará, en su debido momento, de revelar las identidades de más actores que rechazaron papeles que después han sido considerados emblemáticos.