Para cada cuerpo, un bikini: bikini shopping 101


Semana Santa, spring break o como le llames, las vacaciones ya llegaron y ya muchas tienen preparados sus outfits para esta temporada. Gafas de sol, bloqueador, bronceador, sandalias… todo eso nos resulta fácil de elegir, pero: ¿Habremos escogido correctamente los trajes de baño?

¡Escoger el traje de baño, a veces, resulta lo más temido por todas! Y que hasta la más segura de nosotras se puede sentir self-conscious en un bikini. Si esto es algo que te pasa, lo primero que debes hacer es identificar qué tipo de cuerpo tienes, para así comprar una prenda que resalte tus atributos…

Tomando en cuenta las tendencias para este verano de 2018, así como las diferentes opciones para cada tipo de cuerpo, estas son mis recomendaciones de bikinis:

Si quieres disimular tus caderas

Si tienes más curvas en tus caderas y piernas que en tu busto, es muy probable que tengas un cuerpo de pera. En este caso, sería perfecto si el bottom de tu bikini es en un tono sólido. Si es oscuro, mejor, o por lo menos que no tenga un print muy llamativo. Así voltearás la atención a la parte de tu busto, en donde puedes aprovechar para mostrar un escote sexy, o lucir un bikini que tenga prints y detalles divertidos.

¡El punto es que el área del busto sea lo que llame la atención! Vía Vogue.co.uk.

Tip 2018: Opta por un high cut bottom, flattering, super sexy y que esté en tendencia.

Si tienes un busto pequeño

El clásico top de triángulo es muy favorecedor para un busto pequeño, así como el estilo bandeau. Con un cuerpo sin mucho busto se necesita un bikini con menos soporte, por lo que los estilos antes mencionados se pueden lucir sin miedo.

Si quieres dar la ilusión de más volumen en la parte superior del cuerpo, opta por un top con detalles, o luce un underwire top… estos truquitos, sin duda, le darán más forma a tu busto.

Sin duda, ¡hay push-ups que hacen milagros! Vía nicdelmar.com.

Tip 2018: Los bikinis con detalles como nudos y lazos de cintas se ven muy bien en un busto pequeño.

Perk de un busto pequeño: ¡este bandeau! Vía nicdelmar.com.

Si tienes un busto grande

En este caso, tal vez necesites un poco más de soporte, y aquí es cuando entran de nuevo los underwire tops, ya que mantienen todo en su puesto. Otra recomendación es que utilices un top con tirantes gruesos, o un top tipo bustier. Lo importante es que optes por un estilo que te dé la mayor seguridad y soporte posible. Es decir, una opción que, literalmente, impida que algo se salga.

Con amarre frente al busto: otra opción perfecta. Vía boamar.com.

Tip 2018: ¡Lace up trend! Con este tipo de bikini te sentirás supercómoda y segura, ya que lo amarras frente a tu busto.

Si existe un poco de pancita y la quieres disimular

Escoge un one piece o, mejor aún, un high waisted bottom: aparte de que están super en tendencia, y se ven divinos, ¡sujetan todo! Búscalos de preferencia en una tela mate, ya que las telas con brillo resaltan más las formas.

Tip 2018: high waisted bottoms, lo más in este verano.

Lo más in. Vía piperandscoot.com.

Si tienes pocas curvas

Primero que nada, identifica dónde tienes pocas curvas. Si es en tu busto, aplica lo mismo que para un busto pequeño. Si es en tus caderas, escoge bottoms con prints, o con detalles (si el bikini se amarra a los lados, mejor). Recuerda que, mientras más pequeña la parte de abajo, más curvilíneo se verá nuestro derrière.

Siempre habrá bikinis para todas. Vía websta.me.

Tip 2018: los monokinis con cutouts dan la ilusión de más curvas.


Lo más importante es que nos sintamos cómodas y seguras, y que, además, escojamos los trajes de baño en conformidad con nuestras actividades: es diferente un bikini para broncearnos (a lo mejor, en este caso, debería ser un bandeau), que uno para nadar o surfear.

Recuerda: para toda chica puede haber un bikini. Lo único que falta es saber cuál es el mejor para cada una.