La pequeña Lulú: “Ahora se permiten chicas”


¿Por qué Marjorie Henderson decidió hacer una caricatura cuya protagonista fuera una niña? Cuando le hicieron esta pregunta, ella respondió: “Quería una niña porque […] podría salirse con la suya con más acrobacias nuevas que en un niño pequeño parecerían groseras”.

Vía Etc y Star of Arabic Comics.

Sin duda, para muchas, la caricatura La pequeña Lulú formó parte de nuestras infancias y es un personaje al que recordamos con cariño. Y es que, ¿quién de pequeña no quería seguir el ejemplo de ella? Era una niña tan atrevida, a la que ningún letrero de “no se permiten chicas” la detenía de formar parte de las aventuras y travesuras de las que eran parten los chicos.

Marjorie Henderson Buell, mejor conocida dentro del mundo del cómic como Marge, es la “madre” (es decir, la creadora) de la pequeña Lulú. Marge nació un 11 de diciembre de 1904 y fue una de la primeras mujeres consideradas pioneras en la creación de una caricatura femenina.

Aunque a los 16 años vendió su primera caricatura, fue hasta 1935 que la traviesa Lulú apareció por primera vez en una publicación de la revista The Saturday Evening Post.

Esta fue la primera aparición de la pequeña Lulú, un poco distinta a la que conocemos, pero siempre con sus característicos bucles de tirabuzón. Vía The Bristol Board.

Publicación de 1967 del cómic número 185 de “La pequeña Lulú”. Gracias a Lulú, ahora el exclusivo club de niños también admite niñas. Vía Comic Vine.

La pequeña Lulú tuvo gran éxito, ya que, aunque su comportamiento era el acostumbrado en las caricaturas protagonizadas por niños traviesos (como el famoso Daniel, El Travieso), el hecho de que fuese una niña hacía que la caricatura capturara a un público diferente.

Y tras el éxito llegó el dinero. Así como Walt Disney, Marge recibió ingresos por su creación, a través de la venta de numerosos productos inspirados en Lulú y sus amigos. Y es que de Lulú se escribieron libros de cómic, y se vendieron juguetes, muñecas, libros para colorear y tarjetas. La fama de su personaje llevó a la caricaturista, incluso, a firmar un contrato con la reconocida marca Kleenex, la cual convirtió a la pequeña Lulú en su mascota oficial.

La pequeña Lulú se convirtió en la imagen de las marca de pañuelos Kleenex. Esta es una valla publicitaria situada en el famoso Times Square (1950). Vía Cartoonician.

Marge se atrevió a romper los estereotipos de género de una época en la que dominaba, en las caricaturas y en la sociedad, el concepto del chico campeón que siempre se sale con la suya. Ellos podían hacer travesuras, pero ellas no. Se alentaba a que los chicos se divirtieran y que las niñas fueran más pasivas. Que los niños fueran líderes y las niñas seguidoras.

La ilustradora logró, a través de Lulú, transmitir la idea de que las niñas no deben ser excluidas. Pero su lucha por el reconocimiento de los derechos de las mujeres no quedó ahí. Tras su muerte, en 1994, se creó la organización no lucrativa Friends of Lulu, que promovió el trabajo de las mujeres caricaturistas que, dentro de la industria del dibujo dominada por los hombres, era ignorado.

Así que, quizás sin saberlo, Marjorie Henderson (junto a la pequeña Lulú) puso un granito de arena para que, desde niñas, mujeres de varias generaciones nos sintiéramos lo suficientemente fuertes como para pensar: Nada me detendrá. Ni siquiera aunque me digan que esto o aquello no es cosa de chicas.

Toby y Lulú, a pesar de sus riñas, eran los mejores cómplices en las travesuras. Vía File Picker.

Bonus

Puedes volver a ver algunas de las ingeniosas aventuras de Lulú y sus amigos, dando click aquí

Fuentes consultadas

Biografía de Marjorie Handerson Buell, de Womenincomics.wikia.com.

Una breve historia del personaje de La pequeña Lulú, artículo de Starsofarabiccomics.weebly.com.

Marjorie Buell, caricaturista pionera creadora de la tira La Pequeña Lulú, artículo del New York Times. 

Tres hurras por La Pequeña Lulú, primer ícono feminista de los cómics, artículo de revista GQ.