El agua y el fuego no combinan: qué esperar de cada signo zodiacal


Mi más reciente paréntesis de soltería me hizo pensar en los astros y en mis citas, y caí en cuenta —mientras estaba en un balcón, tomándome algo con unos amigos— de que, bueno… a lo mejor y he salido con todos y cada uno de los signos del zodíaco. Me he emparejado románticamente con todos los signos zodiacales, tanto en citas que no van para ningún lado como en amores platónicos que duran para siempre (aunque siempre es una realidad que también tiene final). También he atraído y he sido atraída por todo el espectro zodiacal.

Ha pasado el tiempo y, después de saber con qué personalidades y signos funciono en un plano de amistad (mas no amoroso), sé qué puedo esperar al salir con cada uno de los signos (soy Sol en Sagitario y Luna en Capricornio):

Aries

Si cumple años entre el 21 de marzo y el 19 de abril, esa persona es un Aries que tiende a ser compatible con Acuario, Sagitario y Libra. Se caracterizan por su independencia, ganas de aventura y entusiasmo. En ellos puedes encontrar sentido del humor, y una dosis de egoísmo y de necesidad de equilibrio.

Cuando tú les gustas actúan con una gran confianza en sí mismos… y esto puede hacer que ya estés en una relación con ellos desde antes de que te lo consulten. Así de sencillo.

En cuanto a su carácter, así como se enojan de rápido, también así de rápido se les pasa. Sin duda, una característica que a mi signo de fuego le encanta.

Un aries piensa en amor cuando tú todavía piensas en amistad. Vía zoiodlula.tumblr.com.

Tauro

Me debería de quitar del camino de los tauro (de abril 20 a mayo 20), y ceder el paso a virgos y a tauros para que se compenetren de manera armoniosa, y compartan su fuerza y determinación.

Creo que tengo una debilidad por la capacidad de este signo (capacidad que yo no tengo) de mantener las situaciones bajo control, y a la vez comparto su deseo porque todo sea ideal. Al compartir estas características pareciera que la relación puede ir por buen camino… pero si ambas personas son tercas y en el fondo tienen deseos y planes opuestos, Tauro no es con quien debes estar.

Los tauros conducen la bicicleta de la vida con su energía trabajadora y sin perder el equilibrio. Vía theciclynglife.tumblr.com.

Géminis

Ellos, que nacen entre 21 de mayo y el 20 de junio, suelen ser pensativos, inteligentes y muy llevaderos. Atraen más a Libra y Acuario, su pandilla de signos de aire… bueno, en mi caso, aunque soy fuego y no aire, también he estado detrás de los géminis, persiguiendo la aparente apertura y la dualidad atractiva de este signo, al que toma tiempo conocer a fondo.

Si tu personalidad es afín a este temperamento paradójico, fuerte dentro de lo apacible, ve y sal con un géminis.

Si hay buen clic, los géminis son compañeros perfectos. Vía siirkokuluhafun.tumbrl.

Cáncer

“No más cáncer (junio 21-julio 20), porfa”, es uno de mis lemas. Se los dejo a piscis y a tauro, porque la tríada conformada por sus emociones, carácter y sensibilidad hace que sean susceptibles a encerrarse en sí mismos. Cáncer es un signo de agua, y como tal fluye más la conversación con otros signos de agua. A mí me han atraído, pero el fuego y el agua no se combinan. Eso sí, puedes contar en ellos cuando se trate de tener un amigo leal.

Si temes lastimar a un cáncer (por falta de compatibilidad) será mejor que te alejes. Vía going-to-live-happily.tumblr.com.

Leo

Honestamente, ¿qué se puede esperar de un leo (21 de julio-22 de agosto)? Necesidad de atención, intensidad, pasión, drama… En ellos he encontrado a mis mejores amigos, tolerancia y comprensión.

Signos demasiado sensibles pueden chocar con la personalidad fuerte y hermosa del león.

El corazón del león está lleno de intensa pasión. Vía mobile.twitter.com.

Virgo

Quisiera tener la inteligencia emocional de algunos virgos que he conocido (23 de agosto-22 de septiembre). Compatibles con Capricornio, Tauro y Escorpio (y no conmigo), trabajan duro y tienen un radar para el orden que me sorprende. Se adelantan a los problemas (de los demás y propios) y eso los hace enfrentar las situaciones con un sentido común que nutre la relación.

El amor de los virgos está trazado por un mapa racional que no va a la deriva. Vía iam-valentina.tumblr.com.

Libra

Si buscas (al igual que yo) a alguien que no te aburra, enamórate de quienes nacen entre el 23 de septiembre y el 22 de octubre. Libra tiene las energías suficientes para seguirle el paso a Aries. También es compatible con Géminis y Sagitario, por su tendencia a socializar y a profundizar en ciertos temas… pero siempre busca su centro, el equilibrio, y eso a veces significa guardar distancia y no ser consistente.

¿Cómo puede ser alguien a la vez ausente y constante?

Si eres tímido y buscas a alguien que te lleve a conocer, los libra son tu mejor opción. Vía tumblr.com.

Escorpio

Acércate sin miedo si eres Piscis, Capricornio u otro Escorpio (del 23 de octubre al 21 de noviembre)… si no eres uno de estos signos, el escorpión generará sentimientos en ti y te dejará picada (es decir, con ganas de más, pero sin posibilidades de que eso llegue a suceder).

Los escorpiones ejercen el control con facilidad, y organizan todo a su alrededor en función de lo que a ellos les resulta mejor. Penetrar sus barreras, y estar de su lado, puede dar como resultado una relación llena de afecto, compromiso y deseo. Ser su enemiga, o su ex, no es algo que les recomiendo.

Cuando Escorpio encuentra a su pareja, promete compromiso. Vía youcanbeperfectingyourworld.com.

Sagitario

Mi tía siempre ha dicho que el hombre sagitario (22 de noviembre-21 de diciembre) “nunca sienta cabeza… y cuando lo hace, se equivoca”. Lo cierto es que los sagitarios son divertidos y serios, apasionados y ligeros, terrenales y animales.

Si eres Aries, Acuario o Leo, de seguro tienes más probabilidad de encontrar una fórmula que funcione para ambos. De cualquier manera, debes aceptar al hombre (o mujer) sagitario por lo que es, y no tratar de convertirlo en algo más.

La relación con él o con ella puede funcionar, por su carácter mutable… bueno, puede funcionar por un ratito. Pero no va a durar si lo encasillas en la casilla equivocada.

Disfruta de los momentos placenteros con tu sagitario favorito… pero atrévete a conocer todas sus facetas. Vía gamalemany.tumblr.com.

Capricornio

Mi talón de Aquiles son los capricornio (22 de diciembre-19 de enero), aunque los/las tauro, virgo y cáncer tienen más éxito con ellos. Arraigados a la tierra y muy al servicio de sus propios intereses, tienen sus metas muy bien definidas y tienden a ser claros con su manera de actuar.

Desestrarse con un capricornio es maravilloso.

Un capricornio siempre sabe hacia dónde va. Vía cool-brian-smith.tumblr.com.

Acuario

Si te has enamorado de un acuario (enero 20-febrero 18) por los motivos equivocados, ¡ten cuidado! Compatibles con Géminis, Sagitario y Aries, ellos se dejan llevar con facilidad por corrientes (nuevas o viejas). Se alimentan de vidas creativas, energéticas y se convierten en un elemento necesario para dinamizar círculos sociales, relaciones y conversaciones. El problema es si tú, dentro de la ecuación, no sigues la misma corriente, o te casas con sola una de las varias facetas de un acuario.

Algo sí es seguro con los acuario: no hay posibilidad para aburrirse. 

Será tu acuario quien te hará conocer nuevas experiencias. Vía rave-nation.tumblr.com.

Piscis

No sé qué estaba pensando cuando decidí salir con un Piscis (19 de febrero-20 de marzo), si su felicidad está con Cáncer y Escorpio. Profundos y emocionales, son sensibles y soñadores, y algo ensimismados.

Mi relación con este piscis me hizo darme cuenta de algo importante: funcionan mejor con una contraparte proactiva y con quien compartan sus valores y visión de mundo.

Piscis: lleva a su amor a las estrellas. Lo que quiere decir que su contraparte debe soñar con volar tan lejos.Vía inkphy.com.

En mi última búsqueda intrapersonal (deporte que practico desde que tengo conciencia), me puse a leer sobre compatibilidad con sagitario (mi signo) y, al parecer, el veredicto es un poco sombrío: incluso mis mejores relaciones igual serán difíciles. A lo más que puedo aspirar es a relaciones con altos y bajos, y con ires y venires, con un libra. Otra solución, según una fuente que heredé de una conversación vía Facebook con una amiga, es encontrarme a un aries con quien juntos nos apuntemos a una vida intensa: siempre en la lista de invitados de toda fiesta o evento que realce las emociones y los sentidos.

En fin, eso es de manera general. Pero de manera específica, no todo se trata de tu signo: la fecha y el día que naciste te dirán más acerca de ti y, en consecuencia, acerca de tu compatibilidad con ciertas personas. De cualquier manera, ya sea si es guiándote por las cartas astrales o por investigaciones empíricas, lo importante es conocerte a ti misma, ¿no? Hasta entonces sabrás con quién te sientes cómoda y con quién no.