Cómo lucir como una parisienne


Déjenme darles un dato: según Google, cada mes miles de personas alrededor del mundo googlean el término french fashion. Pero ¿qué es el look francés y por qué lo encontramos tan encantador?

Y no solo nosotras lo encontramos inspirador. También las generaciones pasadas (de seguro a las que vendrán después les sucederá lo mismo). Y no es para menos: la música y el cine nos ha exportado las imágenes de las glamorosas Brigitte Bardot, Catherine Deneuve, Vanessa Paradis, Marion Cotillard, Laetitia Casta, Audrey Tautou… solo con ellas ya hay suficientes insumos para darse cuenta de que el look francés no es cualquier look. Para entender que tiene un no sé qué que inspirador. Y que cautiva.

No tengo mucho tiempo de estar en París pero, a pesar de eso, creo que el estilo de estas chicas tiene características fáciles de identificar. Y es que de manera muy fácil te das cuenta de quién es una parisina y quién no. Effortlessly cool. Esa es la clave del look francés. Utilizar la elegancia natural (o adquirida) para llevar las prendas con un porte que asombra. Prendas que parecen haber sido combinadas sin esfuerzo, con cierta negligencia, pero con un toque natural que nos hace pensar que no estamos frente a un maniquí extraproducido y un tanto falso.

Si empezamos por su cabello, notamos que luce secado al natural, un poco despeinado —incluso—, algo que por alguna razón a ellas se les ve bien. Poco maquillaje es lo habitual, un labial rojo es infaltable, sobre todo por las noches, y ya… listo. Nada de sombras, o delineador, ni bronceador, o el famoso contouring. A lo mucho un poco de blush y máscara. Eso es todo. No se escucha tan difícil de lograr, ¿no es así?

Como accesorio indispensable a este look, tienen una muy buena piel, me imagino que debido al poco uso de makeup. Aparte de que los productos de belleza de las pharmacies son fabulosos (sin duda, de eso tratará otro artículo).

French beauty, Violette. Vía Vogue.fr.

En otoño e invierno les encanta llevar abrigos largos, generalmente en colores neutros, acompañados de pantalones cortos que, déjenme decirles, se ven divinos (nota: necesito unos). Estas prendas las acompañan con zapatos estilo loafers, oxfords, o combat boots.

Sorprendentemente, no he visto las over the knee boots que están tan de moda ahorita. Y es que, en cuanto a moda, Francia es otro mundo.

From Paris with love. Vía fashiion-gone-rouge.tumblr.

Neutro sobre neutro: ¡genial! Vía unefillelamodedesaddictions.tumblr.com.

Es típico de las francesas ponerse lo que les gusta, en vez de lo que está trending. Asimismo, para ellas es más importante calidad que cantidad, así que invierten en buenos básicos que puedan ser usados de muchas maneras, con lo cual logran diferentes looks para distintas ocasiones.

Es decir, la clásica blusa de rayas puede ir con una falda lápiz y tacones para ir a la oficina, así como con jeans y loafers para un café al aire libre. Esta lección francesa del estilo es más que necesaria: comprar lo que te queda bien, jamás despreciar los básicos y adquirir îprendas de buena calidad. Porque de nada sirve tener el clóset lleno de ropa que no te pondrás, porque, cada pieza, tiene por lo menos un defecto.

Stripes, s’il vous plaît. Vía wethepeoplestyle.com.

Las faldas plisadas son otro must. ¿Cómo las combinan? Con tenis (¡preferiblemente blancos!) o con combat boots, para un look girly y boyish a la vez. Para las parisinas los opuestos se atraen, así que mezclar piezas masculinas y femeninas, al igual que piezas casuales con otras más formales, es algo básico en su look.

La Parisienne y su je ne sais quoi. Vía boglovin.com.

En cuanto a accesorios, son muy minimalistas: unos anteojos grandes, un beret, y voilà. Y es así como las francesas prueban que, casi siempre, menos es más, como reza el dicho.