Recorrer el camino amarillo: curiosidades sobre “El mago de Oz”


Estrenado a finales de 1939, El mago de Oz, el entrañable musical producido por la compañía Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), representa, para muchos, la película más influyente en la historia de Hollywood.

El mago de Oz es una historia sobre la lucha del bien contra el mal, que ha unido a varias generaciones y que, de niños, nos hizo creer en que todo era posible, porque Dorothy y Toto fueron capaces de regresar a casa. Todo parecía bello y mágico. Sin embargo, el pasar de los años ha develado varios de los secretos y controversias que rodearon a la producción del clásico estadounidense.

Aquí, en guddi, te presentamos algunos de esos secretos (para que la próxima vez que veas El mago de Oz lo hagas bajo otra lupa):

El primer cuento de hadas estadounidense

Frank Baum, autor de El maravilloso mago de Oz. Vía Google Play.

De acuerdo con el documental The Wonderful Wizard of Oz: The True Story, con la publicación de El maravilloso mago de Oz, en 1900, el empresario L. Frank Baum buscó distanciarse de las figuras que caracterizaban a los cuentos de hadas importados de Europa, como los escritos de los Hermanos Grimm o Hans Christian Andersen. De ahí la inclusión de personajes como el Espantapájaros, la contextualización inicial de la historia en Kansas y las estampas de la vida rural estadounidense durante la época.

El carácter independiente de Dorothy, por su parte, sería inspirado en la personalidad de la abuela y madre de Baum, ambas feministas y partícipes del movimiento de los derechos humanos de la mujer de los siglos XIX y XX.

El mito de Shirley Temple en el rol de Dorothy

De izda. a dcha: Clark Gable, Shirley Temple, Mickey Rooney y Judy Garland, en 1942. Vía The Red List.

Por muchos años se ha difundido el rumor de que, en 1937, MGM y la Twentieth Century-Fox mantuvieron negociaciones para que la actriz infantil Shirley Temple, bajo contrato con Fox, interpretase el papel de Dorothy.

Como parte del acuerdo, Temple sería intercambiada momentáneamente por Clark Gable y Jean Harlow, dos de las estrellas más grandes de MGM en el momento. No obstante, las negociaciones se desbaratarían tras la muerte inesperada de Harlow.

En realidad, Garland siempre fue considerada como opción principal para interpretar el papel.

Tras la insistencia del ejecutivo Nicholas Schenck por audicionar a Temple, quien se encontraba en la cúspide de su popularidad como actriz, Roger Eden, compositor principal de la MGM, reportaría que la entonces infante carecía de las habilidades vocales necesarias para interpretar el rol.

Abuso en MGM

Judy Garland tenía 16 años cuando ganó el papel de Dorothy en 1938. Vía Today Show.

Hacia finales de los años treinta, estrellas juveniles como Garland y Mickey Rooney eran sometidas a extenuantes jornadas de grabación. Para mantener el ritmo de trabajo, un doctor contratado por MGM les suministraba inyecciones de adrenalina, pastillas para dormir o barbitúricos a diario.

Posteriormente, la actriz de la edad de oro hollywoodense Lauren Bacall, manifestaría: “Desde la infancia, Judy fue colocada en medicamentos para perder peso o dormir o despertar […] obviamente le afectó”.

Esta no fue la única clase de abuso que la actriz sufrió durante su tiempo con la MGM. Alrededor del inicio de la grabación del film, Louis Mayer, cofundador del estudio, comenzó a acosar sexualmente a Garland, además de imponerle una estricta dieta que consistía en sopa de pollo, café y hasta 80 cigarrillos para suprimir el hambre.

Over the Rainbow

La música de Over The Rainbow fue compuesta por Harold Arlen, mientras que las letras fueron escritas por Yip Harburg. Cada uno ganó un Óscar por su trabajo. Vía The Telegraph.

Durante la postproducción de la cinta, ejecutivos de MGM debatieron suprimir la icónica Over the Rainbow para reducir la duración de la cinta de más de dos horas. La composición permanecería en el film debido a la insistencia de un productor asociado en particular, Arthur Freed. Gracias, Arthur.

Éxito comercial retardado

Al momento de su estreno en 1939, El mago de Oz figuraba como la producción más cara en la historia del estudio MGM. Vía Page Six.

Con un costo de producción de USD 2,777,000 y precios de entrada que rondaban entre los 15 y 25 centavos, William Stillman, autor de The Wizardry of Oz: The Artistry and Magic of the 1939 M-G-M Classic, señalaba que en el momento en que se realizó el film, “no se esperaba que [el film] recuperase sus tres millones en costos de producción y promoción”.

Posteriormente, la cinta sería relanzada en 1949 y en 1955, y más tarde fue transmitida en la CBS a una audiencia de 45 millones de personas. Así que, más tarde que temprano, el film recuperó la inversión y produjo ganancias que eran impensables para la época en que se produjo.

El mago de Oz es uno de lοs pocos films considerados Memoria del Mundo por la Unesco y ha acumulado millones de fanáticos que, aunque hayan visto el film durante su niñez, recuerdan muy bien qué es lo que sigue después de “Somewhere, over the rainbow, way up high, there’s a land that I heard of once in a lullaby… ”.

En algún lugar sobre el arcoíris los pájaros azules vuelan… Vía YouTube.

 

Tráiler oficial de The Wizard of Oz. Vía YouTube

El mago de Oz está disponible en Amazon e iTunes.