5 estéticas y muchas posibilidades para renovar tu cuarto


Cuando era pequeña tenía un cuarto morado… sí, todo era morado chillante: las paredes, el cobertor y las boas de felpa que colgaban del marco de la puerta. El recuerdo es, en sí mismo, como una pesadilla, en serio… La cuestión es que, cuando crecemos, cambiamos de estilo y no siempre tenemos el dinero o tiempo para darle a nuestra habitación un makeover de 360 grados. Eso, precisamente, fue lo que me pasó a mí. Así que aprendí a usar lo que tenía y a comprar (o a elaborar) determinadas piezas pequeñas para crear una estética diferente en mi cuarto, conforme con lo que me iba gustando.

No es necesario gastar mucho, pues con piezas claves podemos hacer importantes cambios en nuestra habitación. Y tampoco hay necesidad de reemplazar todo. ¿Se escucha bien, verdad? Si estás más que dispuesta a darle nuevos aires y vibras a tu habitación, te guiaremos para reconvertir tu cuarto de acuerdo con cinco tendencias estéticas: tropical chic, minimalista, bohemio, vibras de los ochenta, kawaii y hollywood glam. ¿Me acompañas en un recorrido de posibilidades, para reconvertir tu cuarto a cualquiera de estas tendencias? Empecemos:

Tropical chic

Un cuarto tropical expresa los conceptos de relajación, comunión con la naturaleza, tranquilidad y cero estrés… sí, como si estuvieras de vacaciones en una isla.

Los cuartos con esta estética suelen utilizar diferentes tonos de azules y verdes, además de los clásicos blanco y negro. También se utilizan muebles de madera, plantas que no requieran de mucho cuido y espejos de diferentes tamaños que creen amplitud.

Relajante: como un típico verano en el trópico. Vía Apartment therapy.

¿Algo más que agregar a un cuarto de este tipo? Bueno, algunos accesorios básicos como los que te presentamos a continuación.

Recursos del mar

La estética tropical recuerda a palmeras… pero también al mar. Así que, ¿por qué no añadir caracolas como elementos decorativos? Colócalas sobre una mesa, tocador, alrededor o dentro de una base para vela… o, incluso, ¡úsalas como macetas para miniplantas!

Las caracolas son un creativo accesorio, y permiten hacer una combinación perfecta entre los conceptos de “trópico” y “océano”. Vía Etsy.

Ilustraciones tropicales

Una manera fácil de ambientar tu habitación: usar ilustraciones de plantas. Enmarcadas y en lugares estratégicos (como la cabecera de la cama, por ejemplo), pueden hacer una gran diferencia.

Las puedes colocar como lo hace Aspyn Ovard, sobre su cama. Vía Aspyn Ovard.

Plantas

Además de purificar el aire, las plantas le dan un toque elegante y tropical a la habitación. Eso sí: no todas las plantas son recomendadas para su uso en interiores. Las mejores son el aloe, la hiedra inglesa, el árbol gomero, el bambú y la dracaena. También puedes utilizar suculentas. Evita los cactus con espinas, pues podrían provocar accidentes graves. Pero si aún así te gustan, ponlos en un lugar seguro.

Precisamente en tu mesa de noche o escritorio puedes colocar suculentas, cactus sin espinas y terráriums. Las esquinas de la habitación son otro buen lugar para colocar plantas.

Las plantas nos hacen compañía y también aportan beneficios a nuestra salud. Vía growingspaces.

Tendedero o rack

Utilizar prendas de ropa especiales, y que tengan un diseño atractivo, es una tendencia muy popular en estos días. Para aplicarla, busca un rack (o tendedero) del cual puedas colgar una cuantas plantas (como si fuera una especie de jardín aéreo), así como las prendas que has escogido.

Puedes crear una capsule wardrobe en el rack, o colocar ropa del mismo color o de colores cercanos en la paleta cromática.

Un rack genial para incorporar el look tropical. Vía Etsy.

Minimalista

Este estilo expresa orden y busca crear la impresión de un cuarto espacioso con pocos muebles. Además, se centra en la forma, calidad, color y textura de los objetos. Para lograr este objetivo, debes eliminar los muebles innecesarios que quitan espacio y quedarte solo con los esenciales.

Por lo general, las paredes de los cuartos minimalistas son blancas. Sin embargo, si no puedes o no quieres comprar pintura, puedes utilizar wallpapers (o papel tapiz) en tonos neutros y con diseños mínimos.

Un ejemplo de un interior minimalista que me gusta mucho: simple, pero acogedor. Vía Homelovr.

Velas

Los accesorios pueden dar el toque especial y acogedor a un interior minimalista que, de por sí, puede parecer demasiado sobrio. En este sentido, las velas son ideales para crear ambiente en espacios vacíos. Puedes agregar algunas en tonos fríos (como blanco, gris, celeste y negro), para mantener la estética imperante en la habitación.

Las velas “glaciares” son diferentes y atractivas a la vista. Además de que transmiten un importante mensaje sobre el calentamiento global. Vía gnr8.

Arte abstracto

Para darle color y vida a tu cuarto. Vía Etsy.

No todo tiene que ser monótono y blanco en tu cuarto. Un cuadro con predominio de figuras geométricas (o abstracto) es una buena forma de añadir un pop de color y personalidad. Además de que puedes elaborarlo tú mismo.

Papel tapiz

No todos tenemos tiempo para ir a comprar pintura y mover los muebles. También puede que no queramos (o podamos) contratar a alguien para que lo haga o, simplemente, nos dé pereza pintar las paredes. Por suerte existen wallpapers capaces de darle al cuarto ese toque de espacio abierto y lleno de luz.

Un wallpaper en blanco y negro (sin mucho color), con detalles mínimos en dorado y plateado… esas son algunas de las muchas opciones que puedes encontrar en línea. Otro detalle importante: no es necesario cubrir todas las paredes, sino únicamente la que quieras que se convierta en tu punto focal. Vía Etsy.

Lámparas

La luz es importante en cualquier habitación, y debido a que este estilo requiere añadir pocos elementos, una opción interesante es utilizar elementos utilitarios que tengan un giro, tales como las lámparas o los bombillos.

En lo personal, me gustan mucho las lámparas con estructuras geométricas. Vía Etsy.

Bohemio

El diseño de interiores bohemio suele representar a quienes se consideran viajeros, artistas, hippies y espíritus libres. Son habitaciones en las que la expresión de la individualidad es sumamente importante. En comparación con el minimalismo, el estilo bohemio juega con colores y no tiene miedo de expresarse a sí mismo. En lugar de pocos elementos, reina la abundancia.

En este estilo hay cabida para los artículos de diferentes orígenes, para la confluencia de lo viejo y lo nuevo, para mezclar un elefante de cerámica hecho en la India con una artesanía mexicana.

Aunque repleto de artículos, siempre persiste la sensación de amplitud y elegancia, pero con un aire ecléctico. Vía Jungalow.

Alfombra bohemia

Uno de los accesorios que debes añadir a tu cuarto bohemio es una alfombra de Turquía o Marruecos (o alguna con inspiración árabe). Son hermosas, coloridas e inmediatamente aportan ese toque boho. Al comprar tu alfombra, fíjate en los símbolos en ella, pues cada uno tiene un significado.

Lo maravilloso de estas alfombras es que las puedes encontrar en una gran variedad de precios, para todos los presupuestos. Vía ismek.

Unos cuantos de los muchos símbolos que puedes encontrar en tu alfombra. Vía Captivating Cappadocia.

Antigüedades

Lo antiguo, tanto como lo moderno, son parte del diseño de interiores bohemio. Si buscas artículos con ese aire vintage, ir a una tienda de usados o de antigüedades es una opción que no debes desestimar. Un espejo o un chandelier antiguo, una mesa con personalidad que solo requiera de una nueva capa de pintura… haz una lista de los muebles y accesorios que buscas, pero también asigna parte de tu presupuesto para dejarte sorprender, en caso de que encuentres algún tesoro que no tenías en la lista.

Un espejo como este le da un toque especial a tu cuarto y aporta ese toque vintage que tan de moda está. Vía Neiman Marcus.

Atrapasueños

Puedes colocar uno de estos elementos donde quieras. Como parte de la cultura nativoamericana, son utilizados para llevarse las malas vibras, malos sueños y pesadillas. Y no es necesario que los compres: perfectamente los puedes elaborar tú misma.

Me encantan estos atrapasueños fuera de lo común. Vía Etsy.

Mueble para libros

Los libreros de madera son de gran ayuda, sobre todo si tienes una buena pila de libros repartidos por toda tu casa. También son una bonita “vitrina” para plantas, adornos, souvenirs de tus viajes, recuerdos materializados en objetos de tu infancia y de los mejores momentos de tu vida… deja que los colores cálidos y los vibrantes resalten, y así añadirás un punto focal interesante a tu habitación.

No abarca mucho espacio, es ligero y permite muchas posibilidades. Además de libros, en esta librera puedes exhibir artículos que te gusten, tales como como perfumes bonitos y plantas. Vía Polyvore.

 

Libros, plantas, arte y tazas… una librera ofrece múltiples posibilidades. Vía Telegraph.

Colores tierra y cálidos, un estilo menos ordenado y más espontáneo… para recrear un estilo boho puedes echar mano de alternativas creativas muy diferentes. 

Elementos decorativos

¿Y si las paredes no dicen demasiado? Basta con añadir algunos elementos decorativos que expresen un significado especial para ti.

De luna menguante a luna llena… un accesorio que puedes colgar de tu pared, sobre todo si te interesa el comportamiento de los astros. Vía Etsy.

Vibras 80’s

Esta década fue icónica por la música, la moda y una nueva forma de pensar… fue una época especial, y por tanto, ¡qué mejor forma de revivir esos históricos momentos que recreándolos en tu cuarto! Una de las características de este momento de la historia fue el neón, las combinaciones psicodélicas de colores y las tendencias fashionistas, que ahora nos podrán parecer algo extrañas y diferentes (precisamente por eso amo tanto este estilo). ¿Quieres aplicarlo en tu cuarto? He aquí las piezas que te ayudarán a lograrlo.

Este cuarto ochentero te traerá mucha nostalgia. Vía Totally80sroom Instagram.

Neon sign

Arriba de tu cama puedes colocar un neon sign de una frase que te encante o que signifique mucho para ti… O, incluso, alguna frase inusual que agregue un toque humorístico y diferente a la habitación.

Un mensajito de amor a ti misma, para verlo todos los días. Vía Whatshesaidco.

Wall art

Esta década, como lo mencioné, fueron tiempos de música, así que incluir elementos de la escena musical de esa época es esencial. Puedes hacerlo con ilustraciones, portadas de discos y fotografías de artistas cuya producción y estética te encanten. Si te gustan, ¿por qué no rodearte de ellos?

Un ejemplo es este póster de un concierto de David Bowie, con estética Art Noveau. Vía Etsy.

Almohadas

Psicodelia pura… los colores característicos de la época deben estar presentes en tu cama. No importa el color de tu cubrecama, siempre y cuando lo combines con unas almohadas que le den el toque de geometría y estilo Memphis ochentero.

Este cobertor de almohada es ideal. Tal vez no sea un estilo para todos, pero para quien sí lo sea, es un excelente complemento. Vía Etsy.

VHS

Si quieres llevarlo al siguiente nivel, podrías incluir una colección vieja de VHS con películas icónicas. ¿Dónde comprarlos? En una tienda de segunda mano. Busca esas películas que todavía te encanta verlas, porque te recuerdan a Stranger Things.

Esta es una idea barata que te permite reciclar. Saca de su olvido todos esos VHS que están en algún lugar de tu casa. Vía Wedfest.

Estantes para libros

En concordancia con los símbolos geométricos clásicos de la década de los ochenta, estas increíbles repisas te ayudarán a colocar lo que ya tienes.

Todos los que visiten tu habitación te preguntarán adónde lo compraste. Vía trendland.

Kawaii

El término kawaii proviene del japonés y significa encantador, adorable, vulnerable, tímido. También suele ser un estilo un poco infantil. Por lo general, los cuartos kawaii están llenos de colores pasteles, pero sobre todo rosa. Lo ideal sería balancear los elementos y la paleta de colores, de tal forma que lo kawaii no se vuelva demasiado infantil, pero siempre tenga ese toque tierno que aportan las piezas pequeñas y superadorables.

Tierno, dulce y adorable: un típico diseño kawaii. Vía Idolza.

Muñecos de felpa

Son esenciales kawaii. Hello Kitty, Totoro, Rilakkuma y Mochi Shiba son solo algunos de los que no deben faltar.

Los peluches de Totoro y Rilakkuma son encantadores, así que no olvides incluirlos. Vía pictame.

Cobertor pastel

Añade cobertores kawaii en tonos pasteles, con estampados de tus personajes favoritos o que reflejan la delicadeza de la estética kawaii.

Escritorio con accesorios kawaii

Tu escritorio y mesa de noche son lugares excelentes para incluir peluches más pequeños, lámparas de noche y otros artículos que sean extremadamente adorables. No temas que se vea sobrecargado, es parte de lo kawaii.

Esta lamparita nocturna de luna es adorable, y eso no se puede negar.  Vía eBay.

Hollywood glam

Este estilo no es para mí (de hecho, me gusta más lo adorable), pero quizá lo sea para ti. Es un estilo lujoso y dramático. Con colores más fuertes y fríos, y con tonos plateados y dorados. Además, incorpora lo moderno con el estilo victoriano, las antigüedades con el terciopelo y los elementos modernos. Es probable que para aplicarlo tengas que gastar más, pero acá te proponemos una lista de pocas piezas que te ayudarán a darle el toque.

Drama y lujo. Vía rirh.

Candelabro o chandelier

Estos elementos son símbolo del glamour desde la era medieval. De hecho, en el siglo XV sus precios eran muy elevados, lo cual los convirtió en símbolos de estatus y lujo. Añadir uno de estos aportará el toque glamuroso que estás buscando.

El accesorio de lujo perfecto. Vía Lamplus.

Cojines brillantes de lentejuelas

Si tu cobertor no es muy dramático y glamoroso, los cojines de lentejuelas te harán el favor. Búscalos en color plateado o champaña.

Probablemente no son tan cómodos… pero su principal propósito es decorativo. Vía Etsy.

Mesas espejo

Una manera fácil de incorporarlos es por medio de una mesa espejo. Si tiene elementos en plata, dorado o metal, mejor aún.

Espejito, espejito, ¿quién es la más glamorosa? Vía ebay.

Utiliza lo que ya posees

Todo lo que transmita ese concepto de glamour antiguo (maquillaje en envases elegantes, perfumes y libros) puede convertirse en artículos decorativos para colocar en repisas, en una mesa de noche o en un escritorio.

Los negros, plateados y dorados son colores preciosos. También, puedes mezclar este estilo con imágenes y fotografías vintage. ¿Qué tal enmarcar unos preciosos covers vintage de Vogue? Vía Lovewazifa.

Al final del día, tu cuarto es tu templo, el reflejo de tu alma. El lugar donde pasas más tiempo, donde creas memorias, duermes e incluso comes (no sé ustedes, pero yo sí soy de las que comen en el dormitorio). La importancia de que refleje tu personalidad y te haga sentir cómoda es mucha, ya que es donde comienzas y terminas tu día.

Y recuerda: así como cambiamos internamente, nuestros gustos cambian día con día. Así que debes procurar que tu habitación sea una con la que de verdad te identifiques, y a la que sientas que perteneces.

Por cierto, no es necesario tener un estilo en mente (o aplicar al pie de la letra uno de los que te presentamos en este artículo). Soy de la idea de que si te gusta algo para tu cuarto, debes comprarlo. La única que debe decidir cómo se ve su cuarto eres tú. Así que espero que este artículo te haya servido como guía o como inspiración para decorar con piezas esenciales. Mi estilo favorito está entre el boho y el tropical. ¿Cuál es el tuyo?