Gatos compañeros de la fama y el arte


Indiferentes, egocéntricos, egoístas, poco cariñosos. Parece que, al tratarse de gatos, escuchamos comentarios un poco más negativos que positivos. Pero no debemos creer todo lo que dicen.

Algunos caracterizan a los gatos como animales elegantes, como Leonardo Da Vinci, quien decía: “Hasta el más pequeño de los felinos es una obra de arte”. Sin embargo, quienes en carne propia han experimentado la vida al lado de uno, saben que no se limita solo a eso. Estos felinos son curiosos, juguetones, un tanto traviesos y pueden ser muy buenos compañeros.

Los gatos han demostrado que también tienen su lado divertido. No, no me refiero únicamente a esos videos de YouTube que muestran las ocurrencias y travesuras de estos felinos, sino a esas reacciones que tienen ante un nuevo juguete, ante cualquier cosa que despierte su curiosidad, o las múltiples expresiones que pueden hacer con sus rostros.

Sea como sea, la vida junto a un gato es toda una aventura, como con cualquier otra mascota. Y existen famosos y celebridades, fieles amantes de los gatos, que no han querido perderse de la aventura de convivir junto a un amigo felino. Para que los conozcas, aquí te dejo una lista de estos catlovers:

Ernest Hemingway

En Key West, Florida, se encuentra la casa en la que vivió Hemingway, y que actualmente es un museo. Quien lo visita se encuentra con algunos huéspedes peludos: gatos. Se dice que estos son los gatos de Hemingway, y algunos de ellos, incluso, son descendientes de Snowball (bola de nieve), el primer gato del escritor y que fue el regalo de un marinero.

Patrick y Gregory, los hijos de Hemingway, con Snowball. Vía hemingwayhome.com.

Snowball era un gato peculiar: era polidáctil, es decir que tenía un dedito extra en todas sus patas. Eventualmente, el gato se convirtió en papá y para sorpresa de Hemingway, los cachorros heredaron la misma característica. Mientras vivió, tuvo aproximadamente 50 gatos. Ahora, todos los felinos que actualmente viven en la casa de Florida son también polidáctiles.

Hemingway, con varios de sus gatos. Vía Huffingtonpost.com.

Andy Warhol

Los primeros años de Warhol en Nueva York fueron un poco difíciles, por lo que su madre, Julia Warhola, decidió mudarse con él. Julia fue acompañada de Hester, su gata color azul. Luego, James Warhola, sobrino del artista, le regaló un gato siamés, pues a su tío no le agradaba que Hester estuviera sola. Sam fue el nombre dado al felino.

Andy Warhol with Cat” es el nombre de esta fotografía con autoría de Andy Warhol. Vía anothermag.com.

Más tarde, Sam y Hester comenzaron a tener gatitos, y todos recibieron el nombre de Sam. Se dice que Warhol y su madre llegaron a tener 25 de estos animales en el apartamento en el que vivían. Julia los diferenciaba a unos de otros por colores: Sam rojo, Sam negro, Sam amarillo…

Esta divertida situación fue la inspiración para que, en 1954, Warhol realizara dibujos de sus mascotas, las cuales forman parte del libro 25 Cats Name Sam and One Blue Pussy. Fue un error de su madre escribir Name en lugar de Named en el título del libro, pero a Andy le encantaban los errores involuntarios que se cometen en el proceso artístico, así que decidió dejarlo así.

Dibujo de uno de los Sam, en “25 Cats Name Sam and One Blue Pussy”. Vía pinterest.com.

El libro fue pintado a mano por Warhol y solo se publicaron 190 ejemplares, para amigos del artista. A pesar de tener 25 gatos, en la obra solo se incluyen los dibujos de 16 felinos llamados Sam y de una gatita azul, Hester.

Hester, en “25 Cats Name Sam and One Blue Pussy”. Vía touchofmodern.com.

Freddie Mercury

El gran cantante de Queen tuvo nueve gatos a lo largo de su vida. Los primeros fueron Tom y Jerry, a quienes recogió junto a Mary Austin al inicio de su relación. Luego llegó Tiffany, que fue un regalo de Mary. Esta gata fue de las mascotas más famosas del cantante. Más tarde, una de las parejas de Mercury le obsequió a Oscar. Pero la lista de gatos apenas comenzaba.

Freddie, junto a Oscar y Delilah. Vía thelovemagazine.co.uk.

En 1987, Freddie adoptó a Delilah, otra de sus mascotas más conocidas, y junto a ella, llegó Goliath. El séptimo gato fue Miko, luego de un viaje de Queen a Japón. Después, Jim Hurton, su (última) pareja, encontró a Romeo. Y así, la lista termina con Lilly, la gata blanca que siempre había querido.

Delilah. Vía Tumblr.

Y además de todo esto, Freddie solía dedicar sus álbumes o escribir canciones para sus gatos. Tal es el caso de su primer álbum en solitario, Mr. Bad Guy, de 1985, el cual dedicó a sus gatos Jerry, Tom, Oscar y Tiffany, y también “a todos los amantes de los gatos del universo”. También, en el álbum de Queen, Innuendo, de 1991, está la canción Delilah, la cual está inspirada en su gatita con el mismo nombre.

Penélope Cruz

Penélope siempre ha tenido mascotas y admite ser una gran amante de los animales. Desde los inicios de su carrera artística, cuando tenía 19 años y se fue a vivir a Los Ángeles, Penélope comenzó a rescatar gatos abandonados en la calle. Cuando tenía muchos gatos, les buscaba un hogar.

Penélope, joven junto a un gato. Vía Pinterest.

Hasta el día de hoy mantiene esta costumbre, especialmente cuando tiene que rodar en lugares aislados. Fue así como le regaló un gato a Sergio Castellitto, el director de la película Venuto al Mondo, la cual Penélope protagonizó. Este gato fue bautizado como Agustino.

Penélope rodeada de gatos negros, posando para el calendario Campari 2013. Vía theglobeandmail.com.

Taylor Swift

Cuando se trata de novios y romances, Taylor no suele hablar de ellos públicamente —aunque en sus canciones es otra historia—. Pero hay un amor que no puede ocultar: ese que siente por sus mascotas. Taylor tiene dos gatas y los nombres de ambas están inspirados en dos famosas series de televisión: Meredith, como Meredith Grey, de Grey’s Anatomy; y Olivia, en honor de Olivia Benson, de Law & Order.

Taylor, con su gatita Meredith. Vía Giphy.

Taylor ama publicar fotografías con sus mascotas, e incluso compartir pantalla con ellas, como en el caso de Blank Space, en el que sale junto a Olivia al inicio del video. De igual manera, antes de borrar todas las imágenes de su cuenta de Instagram para promocionar su más reciente CD, Reputation, Taylor publicaba muchas fotografías con sus dos mascotas. Ahora solo ha publicado un par con Olivia, incluso un video.

Casi siempre, Meredith y Olivia (esta última en la foto) acompañan a Taylor en sus viajes y giras musicales. Vía stylist.co.uk.

Ed Sheeran

Algunos opinan que el gusto de Ed Sheeran por los gatos le fue “contagiado” por su amiga Taylor Swift. Sea o no verdad esto, no se puede negar que Ed ama a Calippo y a Dorito, sus dos amigos felinos, a quienes ha dado a conocer a través de varias fotografías en su Instagram.

Dorito (izquierda) y Calippo (derecha). Vía Instagram.

Las fotografías de ambos gatitos los muestran en posiciones curiosas y divertidas. Ante esto, Ed ha expresado: “Tenemos dos gatos y la verdad es que los dos son unas criaturas muy, muy extrañas. Tienen costillas, pero insisten en sentarse como si fueran humanos, con las piernas estiradas hacia fuera”.

En 2014, Ed publicó la foto de otro gato llamado Graham. A pesar de esto, nadie parece saber qué ocurrió con él, pues Sheeran ya no ha vuelto a publicar fotografías del gato.

Una “selfie de Graham”, como lo escribió Ed Sheeran en su cuenta de Instagram. Vía Instagram.

Gigi Hadid

Esta famosa modelo también se une a la lista de los catlovers. Aunque no comparte tantas fotos de sus mascotas, como Taylor o Ed, sí ha dado a conocer un poco de la historia de sus gatos en su cuenta de Instagram.

En 2015, Gigi adoptó a Cleo, una gatita que fue encontrada en el motor de un carro. Luego adoptó a Chub, quien lamentablemente falleció en marzo de 2016. Como un homenaje a su gato, Gigi subió una foto en la que salen ella y Zayn Malik junto al felino, y con el mensaje: “Te amaremos siempre, Chub”.

Fotografía que Gigi publicó en honor de Chub. Vía Instagram.

Gigi, con su gatita Cleo. Vía vogue.nl.

Algo es seguro: con una mascota a tu lado, el amor nunca falta. No cabe duda de que cada gato es único y tiene su propia personalidad, y cada amante de los gatos aprende a quererlos como son, respetando su independencia y su lado salvaje.

Existen dos medios de refugio de las miserias de la vida: la música y los gatos.
Albert Schweitzer

Nota: Este artículo pertenece a una serie sobre celebridades y sus mascotas. Si quieres leer sobre los famosos que han amado a sus perros, da click aquí.