Del período Edo a la modernidad: una breve historia del manga


Hay mundo más allá de “Astroboy” y “Sailor Moon”. La historia  demuestra que hay muchos tipos de manga… y de opciones para disfrutar de este arte.

Traducido al español como “imágenes sin propósito fijo”, por manga se entiende a una novela gráfica originaria de la nación japonesa, dirigida a un público adulto o joven.

Como toda manifestación de carácter artístico, desde su génesis hasta la fecha el manga experimentaría un sinfín de modificaciones, en las que un solo factor parece haber permanecido constante: la adoración de la audiencia lectora.

Si nos remontamos en la historia del manga, estos han sido los momentos icónicos e importantes de su evolución:

Toba-e: orígenes de un fenómeno

Durante la era Hōei, a inicios del siglo XVIII, en la entonces capital japonesa de Kyoto surgían los Toba-e, caricaturas de naturaleza cómica que representaban la vida cotidiana de los habitantes del país asiático. Su producción, a base de la impresión en bloques de madera e incluso trazos dibujados a mano, se extendería rápidamente de Osaka hacia el resto de la nación.

los-leales-47-ronin-historia-del-manga-guddi

Acto VII, de la serie “Los leales 47 Ronin” (“Chûshingura”), en estilo Toba-e. Vía Museum of Fine Arts, Boston.

Entre los trabajos de la época, por su popularidad resaltaba el Akahon (“Libro rojo”, en español), una compilación de imágenes que llevaban a la vida historias del folclore japonés como La batalla del mono y el cangrejo, Momotaro, El gorrión de la lengua cortada, etc.

biombo-japonés-historia-del-manga-guddi

Biombo japonés. Período Edo, siglo XVII-XIX. Vía i.pinmg.

No obstante, la primera mención del término manga no llegó sino hasta 1814, con la publicación del primer libro de bosquejos de Katsushika Hokusai, el cual pasaría a ser conocido popularmente como Hokusai manga. En su momento, la obra literaria más vendida en la historia del Japón.

Lejos del esquema de novela gráfica con el que se asocia actualmente a la palabra, el manga de Hokusai carecía de guion, diálogos o globos de textos. En su lugar, el artista favorecía el retrato de escenas variadas que iban desde actividades cotidianas, deportes y criaturas mitológicas, hasta la flora y fauna.

cien-poemas-explicados-por-la-enfermera-historia-del-manga-guddi

De la serie “Cien poemas explicados por la enfermera”. Hokusai, 1835-36.Vía NGV.

El efecto Disney

Hacia 1930, y de la mano de su creación Mickey Mouse, el estadounidense Walt Disney se convirtió en un ícono de la animación a nivel mundial. Así lo demostraría cuando a pesar de publicarse en plena era de la Gran Depresión, el primer largometraje de su estudio, Snow White and the Seven Dwarfs, recolectó la exorbitante cantidad de USD 1.4 millones en taquilla.

silly-symphony-historia-del-manga-guddi

“Silly Symphony” consiste en una serie de 75 cortometrajes producidos por Disney, a partir de 1929. Vía Socalcitykids.

El efecto Disney y sus ramificaciones internacionales no tardaron en encontrar un lugar en la niñez japonesa. Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, el cómic Uncle Scrooge se tornó una estampa de la infancia de aquella nueva generación que levantaría sobre sus hombros a la industria del manga y anime. Entre ellos, y con mayor visibilidad, Osamu Tezuka.

Fuertemente influenciado por cintas como Bambi, Tezuka desarrolló un estilo de dibujo caracterizado por la predominancia de líneas fuertes y rasgos físicos exagerados, aunque la trama y personajes de sus historias rescataban inspiración del tumultuoso pasado reciente de su país de origen, aún afectado por los estragos de dos bombas atómicas. De esta particular amalgama nacería su trabajo más emblemático, Mighty Atom, también conocido como Astro Boy.

astro-boy-historia-del-manga-guddi

Durante su carrera, Tezuka publicó aproximadamente 700 trabajos de manga. Vía The Japan Times.

La historia, protagonizada por un androide propulsado por energía nuclear, fue adaptada primero como un live-action en 1959, y cuatro años más tarde, en un anime. Este fue el primer producto televisivo de su estilo en lograr éxito en Estados Unidos, lugar de nacimiento de Disney.

Una industria en ascenso

La popularidad de Tezuka daría los primeros indicios del potencial comercial del manga. Y es que, ya para la década de los setenta, su publicación era organizada en revistas especializadas de acuerdo con su audiencia objetiva, categorización que dio cabida durante lo que restó del siglo a la popularización de géneros como los siguientes:

Shōnen:

Estas son historias cargadas de acción, generalmente protagonizadas por un héroe masculino y dirigida a adolescentes menores de 15 años. Entre ellas figuran Dragon Ball, Bleach, Naruto, One Piece y Attack on Titan.

historia-del-manga-drago-ball-guddi

Creado por Akira Toriyama, “Dragon Ball” fue serializada por la Weekly Shōnen Jump, en 1984. Vía comicbook.com.

Seinen:

De una afinidad mayor, por el aspecto psicológico de la trama y una representación gráfica de la violencia, este género del manga está orientado a un público de 15 a 24 años. Entre sus trabajos más reconocidos se encuentran Ghost in the Shell, Akira, Hellsing, y Gantz.

akira-historia-del-manga-guddi

La adaptación a la gran pantalla de “Akira” contó con un presupuesto de aproximadamente USD 10 millones, cifra récord para la época. Vía CIBASS.

Shojo:

La contraparte femenina al Shōnen, en este género orientado a lectoras entre los 10 y 18 años predominan las protagonistas, historias centradas en el romance y formación de relaciones interpersonales. Algunos ejemplos notables consisten en Sailor Moon, Revolutionary Girl Utena, Fushigi Yuugi, y Kodomo no Omocha.

historia-del-manga-sailor-moon-guddi

“Sailor Moon” fue concebida por Naoko Takeuchi. En 1993, el manga le valió un premio Kodansha Manga. Vía The Graphic Novel.

Josei:

Utilizado para denominar a aquellas historias dirigidas a mujeres adultas. A diferencia del Shojo, el Josei presenta dinámicas interpersonales de mayor realismo y no rehúye a abordar temas complejos como el abuso sexual e infidelidad. Del género sobreviven trabajos como Loveless, Honey and Clover, Nana y Bunny Drop.

historia-del-manga-bunny-drop-guddi

“Bunny Drop”, de Yumi Unita, fue adaptado a un live action en 2011. Vía Manga Reader.

Siglo XXI: o cómo sobrevivir a la digitalización

No obstante una considerable reducción en el mercado durante la primera década del siglo, para 2011 el manga era responsable de un 25 % de las ventas de materiales impresos en Japón.

Respecto al magnetismo del medio, el entonces funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Teiji Hayashi indicaría:

El manga tiene un amplio rango de fanáticos, desde niños pequeños hasta ciudadanos de la tercera edad, porque las historias son claras y los personajes ricos en humanidad […] No solo es utilizado para entretenimiento, sino también para proveer explicaciones simples sobre asuntos difíciles como la historia, ciencia natural y problemas sociales.

mangas-historia-del-manga-guddi

En promedio, cada residente de Japón gasta USD 30 en manga al año.Vía i.pinmg.

En 2017, One Piece, Attack on Titan y Kingdom se posicionaron a la cabeza de las ventas de manga en Japón, con una cantidad superior a los 20 millones de ejemplares vendidos. Además, ante la proliferación de tecnología inteligente, las ventas de manga en formato digital y a través de aplicaciones celulares marcan una tendencia a superar la demanda de contenido impreso.

historia-del-manga-attack-on-titan-guddi

Hacia 2016, “Attack On Titan” de Hajime Isayama había amasado aproximadamente 60 millones de copias vendidas a nivel internacional. Vía Forbes.

En definitiva, la historia del origen del manga es una más antigua y compleja de lo que pareciera ser a primera vista, y la adaptación es su punto más fuerte en una manifestación artística que continuará vigente, en la medida que evolucione al lado de las preocupaciones y entorno de su gente.

Si, de manera similar, está interesado en conocer sobre la génesis del anime, no dude en consultar nuestro artículo respecto al tema.