Zapatos de tacón: un recorrido por los valores de la sociedad


La relación con los zapatos de tacón siempre ha sido de amor-odio. Esta es la historia de cómo pasaron de los pies de los hombres a los de las mujeres.

Los zapatos de tacón son un ícono de la moda femenina. Suelen ser nuestros compañeros para las ocasiones más especiales, y aunque tal vez no sean el tipo de zapato más cómodo o práctico para caminar, es muy probable que muchas de nosotras los hayamos usado, por lo menos, una vez en la vida (¿qué niña no se puso los enormes tacones de mamá, en un inocente intento por imitarla?).

Los amamos y los odiamos. Algunas los usan todos los días; otras, de vez en cuando; y unas más, nunca. Estilizan las piernas, nos hacen parecer más altas e incluso más delgadas. Pero también suelen atorarse o deslizarse en el piso, provocar hinchazón en los pies, y está comprobado que usarlos de manera regular puede causar lesiones en los tobillos. 

Esos zapatos, que tanto nos pueden encantar o a los que podemos odiar con fervor, tienen tras de sí una larga historia salpicada de hombres que los usaban con moñitos y de personas que los utilizaban como símbolo de su estatus.

Acompáñanos a sorprenderte con el fascinante recorrido de los zapatos de tacón: un accesorio que ha evolucionado de manera dramática. 

zapatos_de_tacón_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

La típica imagen que asociamos a los zapatos de tacón. Vía Yo amo los zapatos.

Su origen remonta al Medio Oriente, allá por el siglo XV, cuando los jinetes utilizaban calzado con plataforma, para la caballería. Específicamente, eran los soldados persas quienes los llevaban para el combate, pues les permitía aferrarse a sus caballos y disparar flechas con mayor precisión (¡sí!, los primeros en usar tacones fueron los hombres y no las mujeres).

zapatos_de_tacón_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Así lucían los primeros tacones. Vía Mobiliario comercial.

zapatos_de_tacón_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Los primeros modelos estaban adaptados a la caballería. Vía American Duchess.

También en la Grecia antigua, los actores de teatro utilizaban algo muy similar a zapatos de tacón, conocidos como kothorni. Estos zapatos tenían una suela de corcho de madera, y medían entre ocho y diez centímetros. El calzado permitía diferenciar a los personajes en escena.

Años después, los tacones fueron aceptados con entusiasmo por aristócratas europeos que buscaban tener una apariencia viril, o sea, más masculina. De hecho, hay muchos retratos de personajes reconocidos usándolos, lo cual es supercurioso, considerando que ahora los tacones son percibidos como algo tan propio de la mujer.

Luis_XIV_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Luis XIV calzando sus distintivos zapatos de tacón. Vía The Loop.

zapatos_de_tacón_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Los zapatos de tacón también se utilizaron para ocultar los pies grandes. Vía Estilo Total.

Durante muchísimos años, los zapatos de tacón fueron un indicador del estatus social en Europa. Cuando las clases más bajas comenzaron a tener acceso a zapatos, las personas más pudientes aumentaron la altura de los suyos, con lo que nació el tacón alto. Entre más altos, mayor poder indicaban.

Hoy en día, los tacones utilizados por los hombres son un símbolo del orgullo gay. Vía YouTube.

De figura masculina a ícono femenino

Los tacones estuvieron muy de moda en la Edad Media. Su éxito en el mundo femenino comenzó cuando se descubrió lo favorecedores que eran para la figura. Así, algunas celebridades de la época, como Catalina de Médici, se atrevieron a usarlos en público. De hecho, ella los llevó puestos en su (superimportante) boda (de seguro dio mucho de qué hablar entre sus invitados).

catalina_de_médeci_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Iniciando una tradición para las mujeres. Vía Universal.

Las mujeres empezaron a aventurarse en el mundo de los zapatos de tacón, pero los hombres seguían usándolos. No fue hasta comienzos del siglo XVIII que se empezaron a hacer diferenciaciones en el estilo del tacón para cada género. Ellas usaban tacos altos y delgados, mientras ellos los calzaban más bien bajos y cuadrados.

El tacón de aguja nació en la década de 1760, de la mano de un italiano llamado Giacomo Pirandelli, barón de Styletto (de allí la palabra estiletos), y no tardó en ganar fama.

robe_a_la_polonaise_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

1770. Robe a la Polonaise. Vía Vestuario Escénico.

hombres_y_mujeres_franceses_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

1778 -84. Mujeres y hombres franceses en París. Vía Vestuario Escénico.

Durante la época de la Ilustración se dejó de usar tacones por practicidad, pero la moda volvió en el siguiente siglo para quedarse.

La industria de los zapatos de tacón

Los zapatos de tacón son un símbolo importante. Y una industria poderosa que ha grabado en nuestra mente el nombre de múltiples marcas y casas de moda. Entre las marcas más emblemáticas se pueden mencionar a las siguientes:

Salvatore Ferragamo

La marca Salvatore Ferragamo puede presumir de ser una de las más veteranas del prestigioso made in Italy. Fue fundada en 1914 por un zapatero de un pequeño pueblo de la Italia meridional emigrado a los EE. UU., concretamente a Hollywood.

Salvatore aprovechó los primeros pasos de la industria del cine, para diseñar el calzado de algunas de las actrices del momento: Greta Garbo, Marlene Dietrich, Bette Davis… así que no es extraño que haya aumentado así su fama y su prestigio.

marilyn_monroe_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

En 1953, este prestigioso zapatero diseñó el estileto de once centímetros que lució Marilyn Monroe en “Los caballeros las prefieren rubias”. Vía El País.

Desde entonces, el éxito y reconocimiento de la firma no han hecho más que aumentar, sin perder un ápice del glamour y el estilo que caracterizaban a las primeras creaciones de la casa italiana.

Así se elaboran artesanalmente los zapatos Ferragamo. Vía YouTube.

Christian Louboutin

Christian Louboutin es el creador de los estiletos más sexis y deseados del planeta. Comenzó a dibujar cuando era solo un niño, y esta afición por el dibujo, sumada a su gusto por el calzado y por la vida nocturna, le condujeron a diseñar zapatos para el music-hall parisino en 1980.

Continuó su negocio como freelance hasta que, a comienzos de los años noventa, abrió su propio establecimiento en el Passage Véro-Dodat de su ciudad natal. Tuvo tanto éxito, que pronto le fue encargado el diseño de zapatos para las colecciones de grandes de la moda como Chloé —con Stella McCartney como diseñadora—, Diane Von Furstenberg, Jean-Paul Gaultier o Givenchy.

zapatos_de_suela_roja_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Las suelas rojas son el distintivo de la marca, desde 1992. Vía El Economista.

Gucci

Creada en 1920 por Guccio Gucci, un florentino que, fascinado por la elegancia, abrió en su ciudad natal una tienda especializada en cuero tratado de manera artesanal.

El increíble acabado y la calidad de los materiales le dio el éxito a aquella pequeña empresa cuya identidad se basaba en los bolsos, los cinturones tricolor y los ya míticos mocasines (los cuales han vuelto a estar más que en tendencia en la actualidad). La marca se extiende dentro del país y adquiere su carácter internacional, llegando hasta Nueva York. Y así, Gucci se convirtió en un símbolo del lujo mundial.

El diseño de ropa también es propio de esta marca. Su célebre colección otoño-invierno de 1995, compuesta por pantalones de terciopelo ceñidos a la cadera, blusas de seda y escotes de vértigo, combinados con zapatos de charol con hebilla, marcaron tendencia.

madonna_de_gucci_historia_de_los_zapatos_de_tacón_guddi

Gucci vistió a Madonna de pies a cabeza, en los MTV Music Awards de 1995. Vía coolspotters.

Son muchas las marcas y casas de diseño que están innovando en la industria de los zapatos de tacón. Cada año se presentan interesantes diseños nuevos en la Semana de la Moda, y se abren las tiendas en todo el mundo. 

Los diferentes diseños de zapatos de tacón que han surgido a lo largo del tiempo reflejan el estilo de vida de las mujeres, de cada momento en el que han estado presentes.

Cien años de la moda femenina en zapatos de tacón. Vía YouTube.

La historia de los zapatos de tacón, hasta la actual reticencia a utilizarlos como forma de protesta a las imposiciones de género, es un fiel reflejo de los roles adjudicados a la mujer, y de los avances y retrocesos en la lucha por sus derechos, de lo que socialmente se ha asumido como femenino (sin importar si este ha sido un concepto interpretado de manera errónea o no).

Los zapatos de tacón, lo queramos o no, son un reflejo de la historia de la mujer.