Historias de amor atípicas… como la de Meghan y Harry


Estamos en época de compromisos y bodas. Y en esa lista, quizás el compromiso más famoso de esta temporada sea el de Meghan y Harry; es decir, el príncipe Harry y la actriz Meghan Markle, quien es birracial (su madre es afroamericana y su padre tiene raíces escandinavas y europeas), divorciada y algunos años mayor que el príncipe.

Estamos, pues, en la época de las relaciones que, en otro tiempo, hubieran sido consideradas totalmente atípicas. Hace varias décadas, Markle no hubiera tenido cabida en la familia real (y si no, recordemos los requisitos que tuvo que cumplir Diana de Gales para casarse con Carlos).

Allí tenemos a Brigitte y a Macron, el presidente de Francia (ella es 25 años mayor que él). Asimismo, en la historia de la realeza ha habido otros compromisos y matrimonios que, en su tiempo, fueron considerados atípicos (Harry y Meghan, sin duda, son afortunados por la apertura que hay en la actualidad).

La madre de Macron dijo en una ocasión que aunque la sexy modelo Laetitia Casta se desnudara frente a él, Macron siempre tendría en su mente a Brigitte. Vía M de mujer.

Por eso hoy, en guddi, para celebrar que cada vez hay menos restricciones sociales para encontrar pareja (sean de la realeza o no), te presentamos una lista de los casos más emblemáticos de relaciones reales atípicas:

N.º 1: Silvia y Carlos Gustavo, príncipe de Suecia

Ella tenía ascendencia alemana-brasileña y estudiaba en una escuela de intérpretes. Él, era un príncipe que hacía turismo. Se conocieron cuando Silvia se encargó de acoger a las personalidades en los Juegos Olímpicos. Era tres años mayor que él y no tenía sangre real, pero eso no fue un impedimento.

Aunque parezca difícil de creer, esta pareja no enfrentó mucha oposición a su matrimonio (lo cual ellos sí hicieron con varios de sus hijos, quienes se casaron con personas que no eran de la nobleza). Vía Diez minutos.

N.º 2: Sofia Hellqvist y el príncipe de Suecia, Carlos Felipe

La Casa Real de Suecia lleva un largo recorrido en esto de los matrimonios que traspasan las normas sociales impuestas (así como de la realeza).

Sofia Hellqvist no es de familia noble. En realidad fue modelo y, como parte de su profesión, protagonizó sesiones fotográficas bastante candentes. Fue, además, la ganadora de un reality show llamado Hotel Paradise y, en cierto periodo de su vida, trabajó como camarera y actriz erótica en Las Vegas. Los padres de él no aprobaban la relación y la prensa cargó contra ella, al publicar fotos antiguas en las que aparecía con una serpiente sobre su cuerpo. Al final, a pesar de las adversidades, se casaron y tienen un hijo.

Actualmente, la pareja tiene dos hijos. Vía Elheraldosbp.

 

N.º 3: Daniel Westling y Victoria, actual reina de Suecia

Siempre en la Casa Real de Suecia, la entonces princesa Victoria se comprometió y casó con Daniel Westling, dueño de un gimnasio y su entrenador personal. La princesa, en el pasado, sufrió de un desorden alimenticio y con la intención de superarlo y someterse a un régimen de vida sana, la familia real buscó a un entrenador personal para ella. Ese fue Westling.

La relación pasó por mucha oposición por parte de los padres de ella, pero prosperó. Al final, se casaron el mismo día en que lo hicieran los padres de la princesa.

Un cambio de imagen y un entrenamiento intenso para desempeñar sus funciones reales fue a lo que se sometió Westling. Vía Diario El Femenino.

N.º 4: Sonia Haraldsen y Harald, príncipe de Noruega

Se conocieron en 1959 y se enamoraron. Ella no tenía relación alguna con la familia real y, por ello, tuvieron que esperar nueve años para lograr casarse, tras esperar a que el parlamento y el padre del príncipe dieran su consentimiento. Aunque el consentimiento fue casi obligado, pues el príncipe amenazó con casarse con su novia y rechazar su título nobiliario.

Sonia Haraldsen se casó con un vestido de novia que ella mismo elaboró y diseñó, pues fue costurera y había realizado estudios de diseño de modas.

La pareja se conoció a la edad de 15 años, en un campamento de verano. Vía Diez minutos.

N.º 5: Leticia Ortiz y Felipe, actual rey de España

De profesión periodista, Leticia no era el estereotipo de la que se esperaba fuera la esposa del príncipe Felipe. Divorciada, entregada a su carrera, protagonista de un topless que se convirtió en la portada de un disco de Maná… La relación entre Leticia y Felipe fue atípica.

De la televisión a la Casa Real Española: ese fue el cambio de 360° que dio Leticia. Vía Pinterest.

N.º 6: Máxima Zorreguieta y Guillermo, actual rey de Holanda

De nacionalidades diferentes (él, holandés; ella, argentina) mantuvieron una relación que traspasó las barreras geográficas y de idioma. Máxima se ganó rápidamente el cariño del pueblo holandés; sin embargo, la felicidad no fue completa: su padre no pudo asistir a la boda, debido a que la Casa Real sabía de la vinculación de este con crímenes cometidos durante la dictadura argentina.

Máxima lloró el día de su boda, debido a que su padre no pudo asistir a la boda. Muchos afirman que ese fue el instante en que empezó la adoración por ella. Vía Diez minutos.

N.º 7: Mette-Marit y Haakon de Noruega

¿Recuerdan a Sonia Haraldsen y a Harald, príncipe de Noruega? Bueno, pues esta pareja tuvo a un hijo, Haakon, quien protagonizó su propia historia de amor atípica.

Y es que en el 2000 se casó con Mette-Marit, en una emotiva ceremonia cargada de lágrimas por parte de ambos. Ella era una madre soltera, exmodelo, y en el pasado había consumido drogas.

La polémica los siguió durante todo su noviazgo y compromiso. Sin embargo, contaban con el apoyo de los padres de él. Y con el tiempo se han convertido en una popular y aceptada pareja real.

Cuando la pareja salió al balcón a saludar a la ciudadanía, les acompañaba Marius, el hijo de Mette-Marit. Vía portfolio.lesoir.

De diferentes nacionalidades, orígenes, estilos de vida… Han pasado muchos años para que se perciba como natural que un chico pelirrojo de la realeza se case con una chica sin linaje real y con raíces afroamericanas. Así debería suceder siempre: que lo que importe sea el amor.

Fuentes consultadas:

El príncipe de Suecia se casa con su novia stripper. El País.

Princesa Victoria se casa hoy con su ex entrenador. El Universo.

Veinte bodas reales que han hecho historia. Diez minutos.