Cinco producciones para enamorarse de la series británicas


Porque Hollywood no lo es todo, las series británicas se vislumbran como una excelente oferta televisiva de muchísima calidad.

A pesar de existir precedentes como la emisión de los Juegos Olímpicos, en agosto de 1936, no fue sino hasta noviembre del mismo año, cuando la British Broadcasting Corporation (BBC) inició sus operaciones en el Alexandra Palace de Londres, que las primeras transmisiones televisivas públicas y regulares fueron introducidas al mercado comunicativo.

A casi un siglo de aquel hito, Gran Bretaña aún sostiene un lugar privilegiado en la producción televisiva internacional, por medio de trabajos como los siguientes:

N.º 1: The End of the F***ing World

La serie está basada en el cómic homónimo escrito por Charles Forsman. Vía Ben Fordesman.

Dirigida por Jonathan Entwistle, The End of the F***ing World relata la historia de Alyssa, quien después de huir de su negligente hogar inicia un imprevisto viaje en busca de su padre, junto a James, un taciturno compañero de secundaria que, convencido de ser un psicópata, fantasea con cometer un asesinato.

Caracterizada por sus diálogos tan peculiares y honestos, como sus irreverentes personajes, además de una excepcional banda sonora compuesta por Graham Coxon, de Blur, The End of the F***ing World se perfila como una de las propuestas televisivas más sólidas del 2017.

Tráiler oficial de “The End of the F**king World”. Vía YouTube.

The End of the F***ing World está disponible en Netflix.

N.º 2: The Fades

En 2012, la miniserie se hizo con un BAFTA en la categoría de Mejor Drama. Vía IMDb.

Paul (Iain De Caestecker) es un joven cuyo círculo social se reduce a su mejor amigo, Mac (Daniel Kaluuya). No obstante, plagado por visiones apocalípticas y la presencia de espíritus invisibles a los demás, pronto se da cuenta de su pertenencia a The Angelics, un grupo selecto de seres humanos capaces de percibir las almas de los fallecidos, conocidos como Fades.

La trama se complica cuando una entre dichas entidades adquiere la habilidad de interactuar con el mundo de los vivos, desatando en el acto una guerra en la que se debate el futuro de la humanidad. A pesar de una trama prometedora, además de un elenco y guion sólidos, la serie fue cancelada tras una temporada al aire.

 Tráiler oficial de “The Fades”. Vía YouTube.

N.º 3: The Thick of It

“The Thick of It” fue concebida por Armando Iannucci, mismo director responsable por “Veep” y “The Death of Stalin”. Vía The Spinoff.

The Thick of It es una sátira política sobre el rol de los funcionarios públicos empleados por el Gobierno británico, la cual se enfoca en el ficticio Departamento de Asuntos Sociales y Ciudadanía. Liderado por el incompetente ministro Abbot (Chris Langham), es el temido director de comunicaciones, Malcolm Tucker (Peter Capaldi), quien realmente se encarga de mantener las apariencias bajo control.

La serie de la BBC se distingue por adoptar un estilo mockumentary, mismo que retrata sucesos ficticios en un formato documental, presente en shows como The Office y Parks and Recreation. Por otra parte, The Thick of It se vuelve entrañable por la actuación de Capaldi y su hilarante entrega de diálogos, que no escatima en obscenidades.

 Tráiler oficial de “The Thick of It”. Vía YouTube.

N.º 4: Skins

Situada en Bristol, Inglaterra, Skins sigue a un grupo de jóvenes, cada uno con aspiraciones y personalidades singulares, a través de quienes aborda temáticas controversiales como el embarazo adolescente, la narcodependencia, enfermedades mentales, desórdenes alimenticios, entre otros.

Durante sus primeras cuatro temporadas, la serie de E4 es notable por su esmero en desarrollar a sus personajes, tanto individual como colectivamente. Además, cabe resaltar que el programa sirvió como plataforma para impulsar las carreras de actores primerizos como Dev Patel, Daniel Kaluuya, Joe Dempsie, Kaya Scodelario y Jack O’Connell, además de contar con la presencia de intérpretes bien establecidos en Gran Bretaña, como Olivia Colman y el antes mencionado Peter Capaldi.

 Tráiler de “Skins” (Temporada 1). Vía YouTube.

Skins está disponible en Netflix.

N.º 5: This Is England 86

La miniserie es un spin-off del filme de Shane Meadows, “This Is England”. Vía Conversations About Her.

This Is England 86 muestra las experiencias de un grupo de amigos, mientras tratan de hacer sentido de sus vidas en la Inglaterra de mediados de los ochenta, así como de la responsabilidad y constante toma de decisiones que inevitablemente conlleva la adultez.

Con un elenco principal heredado de su material de inspiración, el cual permanece en gran medida consistente a lo largo de sus tres temporadas, cada una contextualizada en un año diferente, la creación de Meadows ofrece un retrato entrañable de la nación británica, a través de la representación de su moda, música y coyuntura local.

 Fan tráiler de “This Is England”. Vía YouTube.

Para 2018, la televisión británica continúa con su racha de productividad, a través de la transmisión de nuevas series como Come Home, Killing Eve, The Innocents, Kiri y una adaptación de War of the Worlds, cuyo estreno se proyecta para finales de año, entre otras.