Bob Marley: cuando Jamaica se volvió canción

Comparte en:

Nine Miles es un pueblo que se cierne sobre la bahía de Saint Ann, Jamaica. La aldea, como el resto del país insular, se encontraba bajo control del Imperio británico en 1945… mismo año en que nacía Robert Nesta Marley, mejor conocido como Bob Marley.

Hacia finales de la década de los cincuenta y por decisión de su madre, Cedella Malcolm, la familia se traslada a Trench Town, un vecindario aquejado por la pobreza, localizado en la ciudad de Kingston. Sobre sus vivencias en aquella ciudad, Marley reflexionaría

Mientras viví en Trench Town, sabes, como joven la supervivencia es fácil. La única cosa de la que debes cuidarte realmente es de la policía. Porque la policía puede simplemente tomarte, culparte por un crimen que no has cometido, y vas a prisión porque vienes de Trench Town. 

En ese entorno vivió Marley, lo cual, en buena medida, impactó en su forma de ver el mundo y de aproximarse a la música. Y eso se reflejó en 1962, cuando el entonces adolescente de 17 años grabó su primera canción en el Coxson Muzik City: la moral Judge Not.

 “Judge Not” (1962). Vía YouTube.

A pesar de publicarse bajo el nombre incorrecto, Bob Morley, la canción le ganaría popularidad al joven a nivel local. Ese mismo año fundaría, junto a Bunny Wailer y Peter Tosh, el grupo The Wailing Wailers.

De izda. a dcha.: Bunny Wailer, Bob Marley y Peter Tosh. Vía Huffington Post.

Un año después, y a insistencia de su madre, Marley componía Simmer Down, una petición a reducir los índices de violencia, dirigida a las pandillas. De acuerdo con la Rolling Stone:

Por primera vez, una voz del gueto le estaba hablando a otros que vivían en los mismos estratos, reconociendo su existencia y dándole voz a sus problemas.

 “Simmer Down”. Vía YouTube.

Para inicios de 1964, la grabación se posicionó al frente de las listas de popularidad musical jamaiquinas.

Al paso de dos años contrajo matrimonio con Rita Anderson y permaneció brevemente en Estados Unidos, donde su madre en ese entonces residía. Sin embargo, eventualmente Marley regresó a Jamaica, para retomar su trabajo con Wailer, Tosh y publicar su debut homónimo bajo la disquera Studio One, de Clement Coxsone Dodd.

Fue durante esta época que Marley adoptaría completamente el rastafarismo. Para 1971, el trío publicaba su segundo álbum de estudio, The Best Of The Wailers, compuesto de diez pistas originales.

Un año después, y tras su primer tour por inglaterra, The Wailers firmaron contrato con el fundador de Island Records, Chris Blackwell. De la relación resultaría el Catch A Fire de 1973, que llegó al puesto número 51 de Billboard, así como su primer sencillo, la simpática Baby We’ve Got a Date.

 Baby We’ ve Got a Date”. Vía YouTube.

Ante la partida de dos miembros fundadores de The Wailers, Tosh y Wailer, la banda pasó a ser conocida oficialmente como Bob Marley & The Wailers, con Natty Dread como primer álbum de estudio bajo el nuevo nombre.

Pero ese solo fue el inicio de algo aún más impactante. Hacia mediados de los setenta y durante el contexto de una futura elección presidencial, las tensiones entre los dos partidos políticos principales, el Partido Nacional del Pueblo (PNP) y el Partido del Trabajador (JLP), apoyado por la CIA, arreciaban en su natal Jamaica.

Pregonero de la paz, Marley apuntó a The Wailers para liderar el concierto gratuito Smile Jamaica. Esta iniciativa resultó en que, en vísperas del concierto, un grupo de pistoleros irrumpieron en la casa de Marley y abrieron fuego contra los presentes durante un ensayo de la banda. Los atacantes escaparon, pero como recuerdo del suceso, Marley cargaría una bala atascada en el brazo, que nunca fue extraída para proteger la capacidad motriz del artista.

No obstante el ataque, el cantante publicó un disco cada año, de 1976 a 1979, y presentó como titular en el concierto en pos de la paz, One Love, donde incitó a los rivales políticos Michael Manley (PNP) y Edward Seaga (JLP) a realizar el acto simbólico de tomarse de las manos mientras interpretaba la canción Jammin’.

De izda. a dcha.: Manley, Marley y Seaga, durante el Concierto de la Paz One Love, 1978. Vía Adrian Boo.

El año de 1980 traería consigo la publicación de Uprising, el último álbum de Marley en vida. El disco presentaría un material altamente cargado en connotaciones religiosas, específicamente en las creencias rastafaris, que el músico había compartido por gran parte de su vida.

 Video de “Could You Be Loved”. Vía YouTube.

El 11 de mayo de 1981, el músico murió en el hospital Cedars Of Lebanon de Miami. La causa: melanoma lentiginoso acral, un tipo de cáncer de la piel de rápida difusión que le había sido diagnosticado cuatro años atrás y nunca trató.

Su cuerpo sería velado diez días después, en Jamaica. Los restos del artista fueron puestos a descansar en su natal Nine Miles, junto a una guitarra Gibson Les Paul, una Biblia abierta en el Salmo 23 y un tallo de marihuana. Así terminó la vida de quien, a pesar de vivir poco tiempo, dejó una huella imborrable en la historia de la música y de Jamaica.