Flotadores extravagantes: el símbolo de las vacaciones


Las vacaciones son de los mejores momentos de la vida (bueno, por lo menos, son mi época preferida del año), pues tenemos tiempo para desestresarnos, ver a nuestros amigos y también crear momentos y recuerdos. Es momento para vivir de verdad y preguntarnos: ¿Acaso las vacaciones no son sinónimo de amigos, comida, bebidas, música, un bikini… y un flotador extravagante?

Los flotadores de piscina han existido por mucho tiempo. De hecho, en 1928 se creó el clásico en forma de dona y en 1940 el patito de hule. El banana boat se lanzó al mercado en 1980 y en 2010 los que que se han hecho famosos en los últimos años: flotadores de sandías, cisnes y flamencos gigantes, que muchas celebridades han puesto de moda.

El creador del flotador de cisne original se llama FUNBOY, y es esta compañía la que ha innovado en los estilos e incursionó en el mercado de los que tienen forma de carros retro, los jet ski y jets privados.

Como muchas, la primera vez que vi flotadores extravagantes fue en Instagram, e inmediatamente me enamoré de ellos, ya que me gustan los artículos kawaii. Tal vez parezca una diversión superficial pero, la verdad, es que estos flotadores pueden hacer las vacaciones más divertidas: son un pretexto para reunir a los amigos y hacerse una sesión de fotos. Más que para tener material que subir a Instagram, son una excelente excusa para reunirte con la gente que quieres, así como construir juntos una bonita experiencia que recordarán años después y que saldrá en las conversación, cada vez que digan: “¿Te acuerdas de aquel flotador gigante que usamos aquel verano en que la pasamos tan bien?”.

Como pretexto para reunirse, como decoración, como mesa de bebidas y comida… tú decides cómo los vas a utilizar.

Esta trend comenzó cuando Taylor Swift empezó a publicar fotos con un flotador de cisne. Fue inmediatamente después de que empezaron a hacerse famosos los inflables gigantes de pizza, flamencos rosas y donas. Vía derrickaallen.

Unicornio gigante para seis personas. Vía Cosmopolitan.

Parte de mi fascinación por estos flotadores se debe a sus diseños femeninos y un poco infantiles. Bueno, también se debe a que el olor al plástico del que están elaborados, así como las piscinas inflables, me hace feliz. Ya me imagino lo que estarán pensando. Suena extraño, pero ese olor me recuerda a muchos de los mejores momentos de mi infancia… así que huelo el plástico de un flotador, e inmediatamente me quedo con una mezcla de nostalgia y alegría. Eso explica mucho de mi afición. Usamos los flotadores en nuestras primeras visitas a la playa con nuestros padres, y los volvemos a usar cuando tenemos más edad, de manera que, en esa segunda etapa de nuestra vida, se convierten en una excelente oportunidad para volver a ser niños otra vez.

¿Alguien más por allí no se imagina un verano sin flotadores? Si eres de las mías, aquí te dejo unos cuantos que son superúnicos y que quizá te hagan feliz estas vacaciones:

N.º 1: Flotador de caballo de mar

Este caballito de mar es perfecto para paseos en la piscina y para tomarte fotos con tus amigas. Los cisnes y flamencos fueron la tendencia de 2016… ahora es el tiempo del caballito de mar.

Este lindo flotador FUNBOY tiene un precio de USD 79. Vía FUNBOY.

N.º 2: Carro rosado retro convertible

Este me encanta: es perfecto para que se suban muchas personas y tiene espacio para guardar comida y bebidas. Creado para los amantes del rosa y lo retro, es una opción interesante.

Creado por la compañía FUNBOY, tiene un precio de USD 128 y está diseñado para sostener comida, bebidas y a varias personas. Vía FUNBOY.

N.º 3: La perla gigante

Tal vez demasiado extremo (o extraño) para la persona promedio, pero si eres extravagante, ¿por qué no tener una perla gigante? Si te sientes como una sirena, este es el flotador que te ayudará a realizar tu sueño de infancia. Lo puedes encontrar en Amazon y cuesta alrededor de USD 110.

Honestamente el día en que mi familia me vea en este flotador, ya no me invitarán a la playa. Vía Popsugar.

N.º 4:  Botella de rosé

Si conoces el rosé, puede que te guste este flotador que encontrarás en Urban Outfitters a USD 28.

Para quienes les encanta el rosé, ya hay un flotador para ellos. Vía Urban Outfitters.

N.º 5:  Huevos y tocino

Los huevos y el tocino nunca se deben separar. Los puedes comprar a USD 59.95 ambos. Vía Hammacher.

Este tipo de flotadores me encantan: son bonitos y a la vez añaden un toque de humor. Y si eres de los que aman desayunar huevos con tocino, pues he aquí el producto para ti. ¡Anímate a que tu desayuno favorito te acompañe también en tus vacaciones!

N.º 6: Jet privado

La compañía FUNBOY tiene los diseños de flotadores más ingeniosos, y este es uno de ellos. El jet privado tiene un precio de USD 99. Y si te lo compras, al menos podrás decir que ya te subiste a uno.

Probablemente, la única oportunidad que tendré de subirme a un jet privado es en uno inflable. Vía FUNBOY.

N.º 7: Flotadores para bebidas

Un nuevo concepto que tiene mucho de ingenioso son los flotadores para las bebidas. ¿Habrá algo más lindo que estos cupholders?

Tus bebidas también necesitan flotadores igual de lindos que los tuyos. Vía Amara.

Este tipo de accesorios son muy divertidos. Al final del día lo que hace una vacación increíble es un conjunto de varios elementos. Los flotadores pueden ser una parte del pastel que lo conforma.

Bueno, las vacaciones ya llegaron, así que ya estoy preparando mi flotador gigante para llevar a la playa. Eso me recuerda que siempre he estado interesada en saber si alguien más tiene esa extraña fascinación por el olor del plástico de los flotadores, o… ¿será que solo yo soy extraña? Sin duda, las vacaciones y estos accesorios veraniegos forman parte de mi memoria emocional, de esa nostalgia que me recuerda la época de la infancia y que revivo cada verano, cuando el semestre en mi universidad termina y regreso a casa para acompañar a los míos.