8 ocasiones en que la moda ha sido sinónimo de peligro


De los pies vendados en China a los zapatos de tacón actuales, la historia está repleta de modas peligrosas que en su tiempo fueron ampliamente aceptadas. 

La moda viene y va. Todos lo sabemos. Y aunque la mayoría de las veces estamos conscientes de que lo que estamos usando un día probablemente pase de moda al siguiente, nos encanta seguir las tendencias. Nos encanta sentirnos a la moda.

Estar a la moda no está mal, pero esto no debe ser excusa para seguir tendencias sin sentido, que pueden caer en lo ridículo y hasta volverse peligrosas. Recuerda que más que hacerte ver linda, la ropa y accesorios que usas deben hacerte sentir cómoda y a gusto contigo misma, y no con lo que dicta la moda vigente.

Hoy haremos un recorrido por aquellas tendencias, pasadas y actuales, que han llevado la moda femenina a un nivel peligroso e incluso mortal:

N.º 1: Vendado de pies

Durante siglos, en China se consideró que las mujeres bellas debían tener pies pequeños. Así, el vendado de pies era una técnica para lograr la talla ideal y una garantía de que la mujer pudiera encontrar esposo.

niña_con_pies_vendados_modas_peligrosas_guddi

Desde niñas, las mujeres en China debían vivir con sus pies vendados especialmente. Vía allthatsinteresting.com.

Cuando las niñas cumplían los 6 años, se les vendaban los pies en una ceremonia especial. El objetivo era deformar el pie para que tomara forma de loto y fuera lo más pequeño posible. Los primeros 3 años del vendado, era lo más duro y tenso para que los huesos de los pies pudieran romperse y lograr la forma deseada. Luego, se pasaba al vendado normal y el que llevarían las mujeres de por vida.

Fue hasta 1912 que esta práctica se declaró ilegal.

pies_vendados_modas_peligrosas_guddi

Así debían verse los pies de loto. Vía vix.com.

N.º 2: Vestidos con arsénico

En la moda victoriana, los vestidos verdes se convirtieron en una obsesión. Desafortunadamente, este color usado en telas, vestidos y tocados florales, se obtenía al mezclar cobre con trióxido de arsénico, que era altamente tóxico.

tintura_verde_modas_peligrosas_guddi

El famoso y codiciado tono verde de los vestidos se obtenía del arsénico. Vía playbuzz.com.

La exposición al arsénico afectaba a los sastres y a quienes trabajaban con las flores para los tocados, con lesiones en sus cuerpos y manos. Las mujeres que usaban los vestidos verdes por mucho tiempo morían intoxicadas.

N.º 3: Crinolinas

Las crinolinas eran esas grandes estructuras que, particularmente en el siglo XIX, las mujeres usaban bajo sus vestidos para darle volumen a la falda. Podían ser de dos tipos: rígidas, hechas de acera, y flexibles, hechas de lino y algodón.

corsé_modas_peligrosas_guddi

Entre más grande era la crinolina, más a la moda estaba. Vía Pinterest.

Al ser tan grandes y voluminosas, las mujeres corrían el riesgo de que su vestido prendiera fuego. Ya que en aquella época era común usar el fuego en chimeneas, candelabros, lámparas y cocinas, eran igualmente comunes las muertes de mujeres debido a que sus vestidos se incendiaban.

N.º 4: El corsé

Los corsés se popularizaron entre los siglos XVI y XVII. Inicialmente, solo las mujeres de un alto estatus social podían usarlos.

El objetivo del corsé era afinar la cintura, ayudar a mantener una posición erguida, y realzar los pechos y las caderas. Estas estructuras solían ser rígidas, hechas de hierro, madera e incluso de dientes de ballena.

corsé_modas_peligrosas_guddi

Una reducida cintura es la característica por excelencia de los corsés. Vía Pinterest.

El abuso de este accesorio deformaba la cavidad pulmonar de las mujeres y provocaba que sus órganos se desplazaran. Si se usaba muy ajustado, también podía provocar desmayos, dificultades en la respiración y mareos por la falta de aire.

corsé_modas_peligrosas_guddi

Cuerpo femenino sin corsé vs. con corsé. Vía theodysseyonline.com.

Incluso, una noticia de The New York Times de 1903 informaba que una mujer murió luego de que dos varillas de su corsé se le clavaran en el corazón.

Hoy en día los corsés se siguen usando, aunque con menos frecuencia, y además, el diseño de estos ha cambiado. Sin embargo, existe otra versión más moderna:

N.º 5: Las fajas

Este accesorio cumple una función bastante similar a la de los corsés en sus inicios: define la figura femenina y reduce tallas, pues comprime el abdomen y oculta los rollitos. Aunque hay de varios tipos y con funcionalidades diferentes, los peligros que traen son los mismos.

Las fajas pueden ayudarnos muchísimo en determinados momentos, pero su uso frecuente y prolongado puede afectar seriamente a nuestro cuerpo. Órganos como el estómago y el colon son comprimidos, lo que provoca reflujo, acidez, mala digestión y dolor pélvico.

faja_modas_peligrosas_guddi

No está mal usar faja, pero sí hacerlo en exceso. Vía Pinterest.

Por otro lado, está la dificultad para respirar y el dolor de espalda. Pero además, el uso abusivo de fajas debilita los músculos, por lo que se pierde el tono y volumen muscular y aumenta la flacidez.

N.º 6: Maquillaje con plomo

Durante el siglo XVIII, la tendencia era una piel blanca, lo cual se lograba con polvos blancos. Estos se aplicaban en el rostro, cuello, hombros y pechos. El gran problema es que el plomo era uno de los principales ingredientes de este tipo de maquillaje. El uso excesivo de estos cosméticos podía provocar la muerte.

corsé_modas_peligrosas_guddi

Los polvos blancos eran acompañados de tonos rojizos en labios y mejillas. Vía sensacine.com.

Actualmente los lápices labiales, sombras, rubores, rímel, bases, polvos compactos y cremas pueden contener plomo entre sus ingredientes. En la mayoría de cosméticos, la cantidad de plomo es mínima y está dentro de los márgenes permitidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés); es decir, 10 partículas de plomo por millón como máximo.

A pesar de esto, la piel puede absorber este metal e irlo acumulando. Nuestro cuerpo no metaboliza el plomo y este puede llegar a nuestra sangre a través de su ingesta, como pasa con los labiales.

Si bien la cantidad de plomo en el maquillaje no es considerada riesgosa, este material podría producir problemas dermatológicos, especialmente lesiones, inflamación o manchas en los labios. También hay que tener en cuenta que hay personas que podrían ser más sensibles a la absorción del plomo.

maquillaje_peligoso_modas_peligrosas_guddi

Fíjate bien en qué contiene el maquillaje que te aplicas. Vía cosmopolitan.lt.

No se trata de que dejes de usar maquillaje, sino de que te fijes en los ingredientes que utilizan los cosméticos. En todo caso, es mejor si prefieres productos hechos con ingredientes naturales. Además, no es recomendable comprar maquillaje en las calles o por Internet.

N.º 7: Tacones demasiado altos

Sí, los tacones son elegantes y hay diseños muy lindos. Pero usar tacones demasiado altos con mucha frecuencia puede traernos problemas musculares y estéticos.

Si el tacón es demasiado alto, el zapato no distribuirá nuestro peso de manera correcta y la mayor carga irá a la parte delantera del pie. Esto puede afectar a nuestros pies, tobillos, rodillas, caderas y columna.

zapatos_de_tacón_modas_peligrosas_guddi

No abuses de los zapatos tacón de aguja. Vía Pinterest.

El uso excesivo de tacones y caminar distancias muy largas con ellos puede provocar hinchazón, lesiones, juanetes, desequilibrio muscular, caídas e incluso roturas.

N.º 8: El thigh gap

Hace un par de años surgió esta moda y se dio a conocer en redes sociales, especialmente en Instagram. Esta consiste en que, al juntar los muslos, quede un espacio entre ellos. Debemos tener claro que tener dicho espacio dependerá de la constitución de nuestro cuerpo, en especial de la anatomía de las caderas. No es algo que pueda lograrse a través del ejercicio.

Es precisamente por esas razones que las mujeres que persiguen esta moda suelen caer en dietas para lograr una delgadez extrema. Esto trae problemas nutricionales y da lugar a trastornos como la anorexia y la bulimia.

tigh_gap_modas_peligrosas_guddi

No condiciones tu cuerpo a una moda. Vía cummingstrengthandfitness.com.

En Instagram han surgido otras modas, en forma de retos, que también invitan a la delgadez extrema, como el belly button challenge, que consiste en pasar un brazo por detrás de la espalda para alcanzar el ombligo con la mano y que solo pueden lograr las personas delgadas; y el collarbone challenge, con el cual el adolescente debe probar que una fila de monedas o incluso otros objetos pueden acomodarse en el hueco entre la clavícula y el cuello.

belly_button_challenge_modas_peligrosas_guddi

#bellybuttonchallenge. Vía Instagram.

modas_peligrosas_modas_peligrosas_guddi

#Collarbonechallenge. Vía Tumblr.

Si hay algo que nunca pasa de moda es quererte y cuidarte a ti misma. No vale la pena sacrificar comodidad, bienestar y salud por una tendencia de la cual seguramente todos nos olvidaremos en unos cuantos días o semanas.