Cine de calidad con títulos mal traducidos


En preparación a su distribución en países de habla hispana, el cine anglosajón enfrenta un proceso no solo de doblaje, edición e incluso censura, sino también de traducción de sus títulos. Tarea que, en los siguientes casos, produjo resultados pocos acertados:

Eternal Sunshine of the Spotless Mind

Para su publicación en España, el título del filme de 2004 dirigido por Michel Gondry, cuya traducción más certera se aproxima a Eterno resplandor de una mente impecable, fue en lugar simplificado a: ¡Olvídate de mí!.

El título referencia a la poesía de Alexander Pope. Vía ccpopculture.

Thelma & Louise

Uno estaría tentado a concluir que un título directo, como el del drama de los noventas del director Ridley Scott, no requiere de mayor traducción. Sin embargo, los distribuidores de la cinta, en países como México y Venezuela, decidieron necesario obviar toda sutileza y renombrarla: Un final inesperado.

La escritora estadounidense Callie Khouri ganó un Óscar en la categoría a Mejor guión original, por su trabajo en la película. Vía Vulture.

Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb

Mientras que países latinoamericanos como Argentina y México acertaron en la traducción de la comedia negra de Stanley Kubrick, Dr. Strangelove o: cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba, en Europa la película llegó a las salas de cine españolas como ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú.

La cinta referencia el ambiente paranoico que envolvía a la actividad militar durante la Guerra Fría.  Vía Letterboxd.

Walk the Line

Con un título basado en la canción I Walk The Line, de Johnny Cash, a su llegada a México, en febrero de 2006, la biopic fue publicitada como Johnny & June: Pasión y locura.

Por su papel como June Carter, Reese Witherspoon ganó un Óscar como Mejor actriz. Vía KCET.

The Big Lebowski

A pesar de una traducción que no varió significativamente a nivel internacional, el filme de los hermanos Coen fue estrenado como Identidad peligrosa, en Perú, a finales de los noventa.

El reparto de la película se compone, entre otros, de Jeff Bridges, Julianne Moore y Steve Buscemi. Vía OC Weekly.

Rosemary’s Baby

En lugar de atenerse a la traducción más directa, El bebé de Rosemary, los distribuidores del clásico de horror en España publicaron la cinta como La semilla del diablo.

El largometraje de finales de los años sesenta está basado en la novela homónima de Ira Levin. Vía ScreenPrism.

After Hours

Dirigida por Martin Scorsese y escrita por Joseph Minion, la comedia de mediados de los ochenta, cuyo título podría ser traducido con mayor precisión a Fuera de horario o Después de horas, fue distribuida entre las audiencias españolas como la risible ¡Jo, qué noche!

Scorsese aparece brevemente durante una escena del film. Vía The 80s Movie Club.

Algunos dicen que la primera impresión es la vital o la que perdura. Y un título mal traducido es una primera impresión que durará por muchísimo tiempo, que le resta calidad a cualquier película… incluso a una que sea de culto, que tenga un guion que impresione, un director ganador de premios, y un elenco reconocido y talentoso.

Es una lástima que haya muchas más películas cuyos títulos no están a la altura de su calidad. ¿Qué filmes agregarías a esta lista de los que tienen peores traducciones? Nos lo puedes hacer saber en la sección de comentarios.