Propuestas cinematográficas de calidad obviadas por las masas


Ya sea por el inevitable transcurso del tiempo, o el simple desconocimiento de su existencia dentro de una industria competitiva y dedicada a la constante producción de contenido, hay un sinfín de factores que trabajan en contra de una película, al momento de darla a conocer ante grandes secciones de audiencia.

Por ello, resulta importante otorgar una merecida oportunidad a aquellas cintas generalmente obviadas, ya sea por su significancia histórica o simplemente su innegable calidad:

N.º 1: Wonderstruck (Haynes, 2017)

Tras su estreno en el festival de Cannes, el largometraje recibió una ovación de pie por parte de la audiencia durante tres minutos. Vía wonderstruckthemovie.

Basada en la novela homónima de Brian Selznick, Wonderstruck alterna entre dos períodos temporales diferentes: 1927 y 1977; durante el primero, Rose (Millicent Simmonds), una niña sorda, inicia una travesía por reconectarse con su madre, una célebre actriz de cine mudo.

Cincuenta años en el futuro, tras la muerte de su madre y un accidente que le ensordece repentinamente, Ben (Oakes Fegley) se dirige por cuenta propia a Nueva York, con el fin de desvelar la identidad de su padre.

Wonderstruck resalta por el balance que Todd Haynes logra entre una década de los veinte representada al estilo del cine mudo, contrapuesta con la vivacidad y colorido de la urbe a finales de los setenta.

A pesar de contar con un equipo técnico y elenco notable, compuesto de colaboradores recurrentes del director como Julianne Moore y el cinematógrafo Edward Lachman, así como la incorporación de actores no oyentes, la cinta fue extensamente ignorada a lo largo de los circuitos más reconocibles de premiaciones a la excelencia cinematográfica, como los Óscar y el Bafta.

 Tráiler oficial de “Wonderstruck”. Vía YouTube.

N.º 2: Meshes of the Afternoon (Deren y Hamid, 1943)

Dirigida por el matrimonio compuesto por Maya Deren y Alexander Hammid, el cortometraje de 14 minutos es un pionero del cine experimental, que a través de una secuencia de imágenes surrealistas y estructura circular hilvana la historia de una mujer inexplicablemente condenada a repetir la misma rutina, una y otra vez.

Meshes of the Afternoon representa una importante pieza histórica, en una industria filmográfica empecinada en ignorar los aportes innovadores de la mujer a dicho arte:

 Tráiler oficial de “Meshes of the Afternoon”. Vía YouTube.

N.º 3: The Babadook (Kent, 2014)

El largometraje, que se hizo con 49 diferentes galardones, marcó el debut directoral de la australiana Jennifer Kent. Vía Substream Magazine.

Tras la muerte de su esposo Oskar, Amelia (Essie Davis) se sume en un estado depresivo que tensa la relación con su infante hijo, Sam (Noah Wiseman), cuyo errático comportamiento muestra signos de empeorar progresivamente.

Una noche, después de leer un misterioso libro titulado Mister Babadook, el cual advierte sobre la existencia de una homónima criatura humanoide de tez pálida, la familia comienza a verse atormentada por la entidad que pareciera sacar provecho, incluso, de la oscuridad contenida dentro de la misma Amelia.

A pesar de no necesitar de jumpscares para inspirar terror, así como la sólida y creíble dinámica entre Davis y Wiseman, a su estreno The Babadook no logró resonar mucho con la audiencias de su país de origen, llegando únicamente a recaudar USD 964,000 en la taquilla australiana, menos de la mitad de su presupuesto de dos millones de dólares:

 Tráiler oficial de “The Babadook”. Vía YouTube.

“The Babadook” está disponible en Netflix.

N.º 4: Ghost Algebra (Geiser, 2010)

Originaria del árabe, la palabra álgebra refiere a la “reunión de las partes rotas”. Vía Candlelight Stories.

El cortometraje de ocho minutos de duración combina diversas técnicas de animación, las cuales presentan una visión fragmentada y simbólica, a través de diversos filtros como agujeros situados a lo largo de la pantalla, sobre la percepción de las mujeres en el arte y el acto de ser un objeto de observación.

No obstante el éxito de sus contemporáneos como Don Hertzfeldt, la carrera de Geiser ha pasado relativamente desapercibida por la crítica:

 Tráiler oficial de “Ghost Algebra”. Vía YouTube.

N.º 5: The Man Who Laughs (Leni, 1928)

Para lograr el distintivo aspecto de Gwynplaine, el actor Conrad Veidt debió utilizar prótesis durante el rodaje de la película. Vía Bill’s Movie Emporium.

Bajo órdenes del rey James II, y como severo castigo a las actividades rebeldes de su difunto padre, un noble llamado lord Clancharlie, el joven Gwynplaine (Conrad Veidt) es sometido a un procedimiento quirúrgico que distorsiona permanentemente su rostro en una sonrisa.

Después de ser abandonado a su suerte y durante una cruenta tormenta de nieve que casi le arranca la vida, el niño es acogido por un escritor de teatro que recorre la Inglaterra de finales del siglo XVII con una compañía de circo. Una vez adulto, Gwynplaine se suma al acto circense, pese a verse visiblemente afectado por el incesante acoso de aquellos que se aglomeran para mofarse de su apariencia. Su único consuelo, la adoración de su amada Dea (Mary Philbin), una mujer no vidente.

No obstante, su pasado familiar pronto regresa para atormentarle, y se ve en la obligación de afrontar a la misma estructura social que le destinó a una vida plagada de burlas en primer lugar.

Aunque muy lejano del carácter psicótico de este, la apariencia de Gwynplaine sirvió de inspiración directa para la creación de The Joker, el icónico villano de DC Cómics. De aquí que resulte interesante conocer a una de las influencias tras uno de los personajes más reconocibles de la cultura popular, más aún en la denominada era de “la película del Superhéroe”. Una versión completa del film puede ser encontrada en YouTube:

 Película completa de “The Man Who Laughs” (1928). Vía YouTube.

En definitiva, estos solo son algunos ejemplos de cintas que no han recibido la atención debida. ¿Conoce de otros trabajos cuya significancia sea ignorada? ¿Qué títulos agregaría a la lista? Como siempre, su opinión es bien recibida.

Si, por el contrario, le interesa conocer sobre instancias en que ciertos filmes acumulan una reputación desmerecida, puede dirigirse a nuestro artículo sobre películas que, no obstante sobrevaloradas, han recibido el favor y adoración de la crítica.