10 autores para comenzar a disfrutar de la poesía


La poesía es esa rama de la Literatura capaz de encender nuestras emociones. A simple vista podría parecer un arte lleno de formalidades y reglas, por aquello de la métrica, pero en realidad es una forma de expresión capaz de tratar sobre temas diversos y, por supuesto, sobre el amor.

Si la poesía nunca ha llamado tu atención (o no sabes a quién empezar a leer), acá te sugerimos algunos autores para que comiences a disfrutar de este hermoso arte, más una pequeña muestra del trabajo de cada uno:

Sor Juana Inés de la Cruz

Sor Juana, una mujer que cambió algún mal matrimonio por una vida enclaustrada, pero rodeada de libros y conocimiento. Vía México Desconocido.

Sor Juana Inés de la Cruz es una mujer muy interesante. Aprendió a leer y escribir con solo 3 años de edad, aprendió latín en 20 días, y también griego y náhuatl. Para dedicarse al estudio, como ella quería (en plena época colonial en México), debió ingresar a un convento. De no haberlo hecho, hubiera tenido que casarse y quizá no hubiera podido estudiar y escribir.

Su poesía es de formas clásicas, pero sus versos son muy actuales, si te fijas bien. Con un gran manejo del lenguaje, escribió temas que entonces fueron revolucionarios y hoy resultan muy contemporáneos.

Redondillas (fragmentos)

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis…

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?
¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis…

Mario Benedetti

Un sonriente Benedetti. Vía Zenda.

Este escritor uruguayo tiene poemas muy buenos para dedicar si estamos enamorados (te recomiendo de El amor, las mujeres y la vida), pero también cuenta con muchos de contenido social.

Un dato curioso es que este poeta apareció en la película argentina El lado oscuro del corazón, declamando su poema Corazón coraza, en alemán.

Despabílate amor

Bonjour buon giorno guten morgen,
despabílate amor y toma nota,
solo en el tercer mundo
mueren cuarenta mil niños por día,
en el plácido cielo despejado
flotan los bombarderos y los buitres,
cuatro millones tienen sida
la codicia depila la Amazonia.

Buenos días good morning despabílate,
en los ordenadores de la abuela ONU
no caben más cadáveres de Ruanda
los fundamentalistas degüellan a
extranjeros,
predica el Papa contra los condones,
Havelange estrangula a Maradona
bonjour monsieur le maire
forza Italia buon giorno
guten morgen ernst junger
opus dei buenos días
good morning Hiroshima,
despabílate amor
que el horror amanece.

Corazón Coraza”, recitado por Mario Benedetti en alemán, como parte de la película “El lado oscuro del corazón”. Vía YouTube.

Gioconda Belli

La poeta nicaragüense, referente del amor y el feminismo, Gioconda Belli. Vía Sololiteratura.

Esta escritora nicaragüense es una de las voces femeninas contemporáneas que más se ha caracterizado por dedicarse a escribir al amor, desde la perspectiva de una mujer intensa y liberada de prejuicios.

Aunque algunos poemas tratan del amor perdido, otros son acerca de la alegría de estar junto al ser amado. Sin duda, te identificarás con más de alguno.

Como tinaja

En los días buenos,
de lluvia,
los días en que nos quisimos
totalmente,
en que nos fuimos abriendo
el uno al otro
como cuevas secretas;
en esos días, amor
en mi cuerpo como tinaja
recogió toda el agua tierna
que derramaste sobre mí
y ahora
en estos días secos
en que tu ausencia duele
y agrieta la piel,
y el agua sale de mis ojos
llena de tu recuerdo
a refrescar la aridez de mi cuerpo
tan vacío y tan lleno de vos.

Pablo Neruda

Pablo Neruda. Vía Segundo Enfoque.

Este poeta chileno es un referente del amor y la poesía comprometida. Son célebres sus 20 poemas de amor y una canción desesperada, pero también tiene poesía de corte épico, como lo es Canto general.

Parte de su trabajo poético fue homenajeado en el disco Marinero en tierra, en el que diversos cantautores de habla hispana versionaron sus poemas.

Poema 20

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir por ejemplo: “La noche está estrellada,
y tiritan, 
azules, los astros, a lo lejos”.

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como esta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca,
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque este sea el último dolor que ella me causa,
y estos sean los últimos versos que yo le escribo.

Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik. Vía Biblioteca Ignoria.

Poeta argentina de origen eslovaco y ruso, su poesía está cargada de imágenes que evocan sentimientos muy fuertes y que nos hacen despertar nuestras propias emociones.

Son parte de su obra, además, versos íntimos y duros acerca de la vida, los tropiezos, el amor y la sexualidad. Su surrealismo era la piel para todo lo que ella misma experimentaba en su vida.

Tu voz

Emboscado en mi escritura
cantas en mi poema.
Rehén de tu dulce voz
petrificada en mi memoria.

Pájaro asido a su fuga.
Aire tatuado por un ausente.
Reloj que late conmigo
para que nunca despierte.

 Alejandra Pizarnik, recitando parte de su poesía. Vía YouTube.

Roque Dalton

Cartel del documental “Fusilemos la noche”, acerca de Roque Dalton. Vía El Salvador.com.

Siguiendo con poetas centroamericanos, te presentamos a Roque Dalton, poeta de la llamada Generación Comprometida en El Salvador, y cuya obra es reconocida a nivel internacional.

Escribió sobre los convulsos años antes de la guerra civil de su país, pero también tuvo espacio para escribirle a las mujeres que amó y que fueron sus musas.

Como la Siempreviva

Mi poesía
es como la Siempreviva
paga su precio
a la existencia
en término de asperidad.

Entre las piedras y el fuego,
frente a la tempestad
o en medio de la sequía,
por sobre las banderas
del odio necesario
y el hermosísimo empuje
de la cólera,
la flor de mi poesía busca siempre
el aire,
el humus,
la savia,
el sol,
de la ternura.

Alfonsina Storni

Alfonsina Storni. Vía El Espejo Gótico.

Es una de las poetas más reconocidas de Latinoamérica, por la fuerza femenina en sus versos. Respondía a los desengaños escribiendo y gozó de notoriedad en vida. Se suicidó en el mar, y por su influencia en la poesía femenina y su trágico final, Mercedes Sosa le dedicó su canción Alfonsina y el mar.

Frente al mar

Oh mar, enorme mar, corazón fiero
De ritmo desigual, corazón malo,
Yo soy más blanda que ese pobre palo
Que se pudre en tus ondas prisionero.

Oh mar, dame tu cólera tremenda,
Yo me pasé la vida perdonando,
Porque entendía, mar, yo me fui dando:
«Piedad, piedad para el que más ofenda».

Vulgaridad, vulgaridad me acosa.
Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.
Hazme tener tu cólera sin nombre:
Ya me fatiga esta misión de rosa.

¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena,
Me falta el aire y donde falta quedo,
Quisiera no entender, pero no puedo:
Es la vulgaridad que me envenena.

Me empobrecí porque entender abruma,
Me empobrecí porque entender sofoca,
¡Bendecida la fuerza de la roca!
Yo tengo el corazón como la espuma…

 “Alfonsina y el mar”, cantada por Mercedes Sosa. Vía YouTube.

Walt Withman

Walt Whitman. Vía Poetry Foundation.

Poeta estadounidense, considerado el padre del verso libre moderno, exponente de la poesía en prosa, y una de las mejores voces del habla inglesa. Ha sido retomado y estudiado por poetas posteriores, jóvenes en su mayoría.

Su obra Hojas de hierba es considerada la mejor de su producción poética.

Me celebro y me canto a mí mismo

Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo asuma tú también habrás de asumir,
Pues cada átomo mío es también tuyo.
Vago al azar e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo sobre la tierra,
Para contemplar un tallo de hierba.

Mi lengua, cada molécula de mi sangre formada por esta tierra y este aire.
Nacido aquí de padres cuyos padres nacieron aquí y
Cuyos padres también aquí nacieron.

A los treinta y siete años de edad, gozando de perfecta salud,
Comienzo y espero no detenerme hasta morir.
Que se callen los credos y las escuelas,
Que retrocedan un momento, conscientes de lo que son y
Sin olvidarlo nunca.

Me brindo al bien y al mal, me permito hablar hasta correr peligro.
Naturaleza sin freno, original energía.

Gabriela Mistral

La poeta y premio nobel chilena, Gabriela Mistral. Vía Desorbita.

Poeta chilena, quien también se desempeñó como educadora y maestra. Se dio a conocer al ganar, en 1914, unos Juegos Florales con el poemario Los sonetos de la muerte, dedicados a su prometido, quien se suicidó.

Este traumático suceso, sin embargo, le abrió las puertas al mundo de la poesía, en el que fue tan grande que ganó el premio Nobel de Literatura en 1951. De esa forma se convirtió en la primera mujer y la primera persona de América en obtener ese galardón.

Agua (fragmento)

Hay países que yo recuerdo
como recuerdo mis infancias.
Son países de mar o río,
de pastales, de vegas y aguas.
Aldea mía sobre el Ródano,
rendida en río y en cigarras;
Antilla en palmas verdi-negras
que a medio mar está y me llama;
¡roca lígure de Portofino,
mar italiana, mar italiana!… 

Clarice Lispector

Clarice Lispector, vía Un alma navegante.

Escritora brasileña, quien es considerada como una revolucionaria del arte y la poesía. Con ojos rasgados y un aire casi felino, como es descrita, es considerada como la mejor escritora brasileña moderna, con una obra literaria considerada profunda, pero a la vez grácil y estéticamente bien cuidada.

Dame tu mano

Voy a contarte ahora
cómo he entrado en lo inexpresivo
que siempre ha sido mi búsqueda ciega y secreta.
De cómo he entrado
en aquello que existe entre el número uno y el número dos,
de cómo he visto la línea de misterio y fuego,
y que es línea subrepticia.

Entre dos notas de música existe una nota,
entre dos hechos existe un hecho,
entre dos granos de arena por más juntos que estén
existe un intervalo de espacio,
existe un sentir que es entre el sentir
—en los intersticios de la materia primordial
está la línea de misterio y fuego
que es la respiración del mundo,
y la respiración continua del mundo
es aquello que oímos
y llamamos silencio.

Y, por supuesto hay muchísimos poetas más, de quienes puedes disfrutar sus obras, leerlos una y otra vez y, ¿por qué no?, inspirarte para dedicarte tú también a este hermoso arte.