Shine bright like a diamond: transforma tu rostro con la magia de los iluminadores


Todas queremos una piel luminosa… el agua, la fruta y las verduras nos ayudan a ello. Y también un producto cosmético que es un “must”: los iluminadores.

Si tuviera que elegir un solo producto de belleza para utilizar toda la vida, sin duda alguna sería el iluminador. Hay algo en ellos que hace que la piel, y el maquillaje en general, se vea completamente diferente y con un brillo particular que destaca los rasgos faciales. Así que, si te has preguntado cómo funcionan estos cosméticos que casi que parecen mágicos, ¡aquí, en guddi te contamos!

La ciencia detrás de los iluminadores consiste en que estos captan la luz, gracias a sus partículas en tonalidades metálicas que proveen iluminación al rostro, específicamente a los pómulos, el arco de las cejas, el arco de cupido y la nariz, lo cual favorece a los rasgos y los acentúa.

El arco de cupido es la zona donde se ha marcado la X. Vía cliomakeup.

Estas son algunas de las áreas del rostro en las que puedes aplicar iluminadores. Vía i.pinmg.

En la actualidad, hay infinidad de opciones para poder elegir (así como diferentes fórmulas: líquidas, en gel, polvo o lápiz), pero este día te quiero compartir mis preferidos, porque como te mencioné previamente, soy una adicta a los iluminadores y en mi cosmetiquera nunca hay suficientes… aunque entre todos, hay algunos que destacan por su fórmula, durabilidad y por el efecto que producen.

Quiero comenzar con el que fue mi primer producto cuando comencé a introducirme en el mundo del maquillaje, el Velvet Highlighter Stick, de L.A. Girl. En este tiempo (y en la actualidad también) me encantó que L.A. Girl es una marca bastante económica, y fácil de encontrar en distintas farmacias y supermercados… dos factores que en nada disminuyen la excelente calidad, duración y efecto ultrabrillante de sus iluminadores.

El precio no quita la calidad. Vía pick6deals.

La ventaja de que este producto sea en barra es que permite que la aplicación sea más precisa. Otro beneficio es que es fácil de difuminar en la piel, por lo que las líneas iluminadas no quedan marcadas como trazos grotescos, sino que se mezclan en la piel, dando un brillo natural.

Mi segundo producto de la lista es el set de iluminadores, que vienen en la paleta deluxe de Carli Bybel, para BH Cosmetics. En cuanto a esta compra, confieso que me dejé llevar por el hecho de que era una colaboración de la marca con una de mis youtubers favoritas, pero me llevé la sorpresa de que había adquirido, a un excelente precio, un producto de maquillaje fenomenal.

Ahora Carli Bybel nos ha compartido su secreto de belleza. Vía Twitter.

Los seis iluminadores son increíblemente pigmentados, y no es necesario aplicar mucho para lograr excelentes resultados en las áreas a las que se les desea dar luz. Basta con unos toques con una brocha de iluminador (esta es una brocha de ese tipo) y la piel se ve radiante.

Si la ha creado una experta en belleza, sabemos que es un buen producto. Vía etam.com.

Esta paleta me ha gustado tanto, que la he incorporado en mi rutina diaria. Por cuestiones de tiempo, siempre busco algo fácil y rápido, sin dejar atrás el verme bien, y es por eso que preparo mi piel con serums faciales y, una vez lista, añado el iluminador en tono dorado de esta paleta y logro, en menos de cinco minutos, un aspecto bronceado y saludable en mi rostro.

Una tercera recomendación, y al parecer la favorita de las beauty bloggers, es el iluminador Trophy Wife, de Fenty Beauty, línea de cosméticos de la cantante Rihanna. A pesar de que tiene un color dorado extremadamente fuerte y escandaloso (más semejante al amarillo que al dorado) al momento de aplicarlo, sin importar el tono de piel que tengas, deja unos hermosos destellos.

Una de las características que han cautivado a las amantes de la industria de la belleza es que posee una fórmula especial que es en polvo, pero a su vez es cremosa y suave al tacto, lo que hace que se derrita en la piel y se mezcle fácilmente. Cuando lo uso lo hago con mis dedos, porque es un iluminador extremadamente pigmentado. Además, considero que si se usa con brocha el rostro se ve excesivamente cargado de maquillaje y, en lugar de quedar con un brillo especial, queda con la apariencia de una dona glaseada.

Como diría Rihanna: “Shine bright like a diamond”. Vía Coveteur.

Si eres como yo, una adicta a los iluminadores, puede que haya días en que te tiente excederte con su aplicación. Y es que cuando uno descubre que los reflejos de luz que dejan son fabulosos… ¡simplemente quiere aplicar más! Sin embargo, debes tener cuidado de no aplicar de más, porque de hacerlo tu rostro lucirá como si acabaras de salir de una ardua rutina de ejercicios y no has parado de sudar. Aunque ese look ha sido común en algunas pasarelas de los últimos meses, hay que admitir que, para el día a día, no es muy práctico.

También debes tener cuidado con la fórmula que decidas escoger, ya que si tu piel es grasa sería un grave error elegir uno en fórmula líquida, porque este terminaría dando un aspecto grasiento al rostro. Lo mejor es que elijas uno en polvo y con poca concentración de pigmentos reflejantes.

Recuerda, no debes excederte con el iluminador. Vía diply.

Casi todas las nuevas tendencias de maquillaje requieren del uso de iluminador, pues este producto es tan favorecedor para el rostro, que es imposible pasarlo desapercibido.

Para que lo incluyas en tu look, pero tampoco te pases con sus uso, tómate el tiempo de buscar uno que te agrade y que te haga sentir cómoda, que aporte la cantidad de brillo que quieres y… listo, ya tienes todo lo que necesitas para darle luz a tu piel.