Guía práctica para el que no sabe qué regalar


¿Por qué será que nos estresamos al pensar qué le voy a regalar a mi pareja? En San Valentín o en los cumpleaños, o a veces en los juegos de amigos secretos, hay quienes simplemente no saben qué regalar. Y no hay nada más tedioso que ir a buscar un regalo, de lugar en lugar, sin saber qué estás buscando. Afortunadamente, nosotros te lo ponemos más fácil, con esta guía práctica para encontrar el [regalo] indicado. Aquí te dejamos una lista de los regalos para él, ella, para el hogar y para ellos:

Él

Comprarle algo a The One puede ser no solo fácil, sino también divertido. Puedes hacer un regalo compuesto, que incluya un poco de todo (aquella tarjeta que habías pensado darle, una camiseta que sabes que le gusta, un mix CD, como si estuviéramos en los noventa…). Además, ¿qué tal un parlante móvil? Si es pequeño, lo puede usar en el carro, y llevarlo de un lado a otro. Sin duda, la adicción a Spotify no es una mala señal cuando se trata de una pareja (si el parlante es contra-agua, imagínate lo útil que será para cuando vayan a la piscina y al mar).

Buenos momentos y buena música en todos lados. Vía mensgear.com.

Y hablando de mar, confía en tu buen gusto y compra unos lentes de sol que sean más bonitos que los que él usa en la actualidad. Es el tipo de accesorios que cambian un look y que no dejan de ser supernecesarios. ¿Otra idea? Un six-pack de cervezas artesanales importadas, porque, sí, existen cervezas que son buenísimas para saborear y platicar.

Cerveza artesanal: buena y bonita. Vía gráffica.com.

Ella

A mí me haría feliz un parlante contra-agua para cantar en la ducha y una copa de vino blanco, pero este artículo no es sobre mí.

Si buscas para una chica que no soy yo, te propongo regalar un par de aretes lindos, o una tarjeta de regalo de maquillaje. Lo que obsequias cuando das una tarjeta de regalo de maquillaje es más que eso: es la libertad y el permiso de explorar y probar cosas nuevas, sin llegar a ser Rupaul’s Drag Race (¿o sí?), lo cual siempre es divertido.

Permiso para consentirse… y para probar algo nuevo. Vía agirlobsessedblog.com.

Y si necesitas más ideas, pregúntale a las amigas… pero no esperes que no le cuenten.

Hogar

Desde siempre me han gustado los artículos para la casa, y por eso tengo buen ojo para regalos para el hogar. Los portavasos son perfectos para una pareja, pero también para aquella amiga que recién se ha ido a vivir sola. Pero no todo termina ahí: encuentra una (o dos) maceta(s) de cerámica para decorar el apartamento o el escritorio con suculentas y cáctuses, tendencia que sigue fuerte en 2018.

Suculenta con personalidad. Vía casaejardim.globo.com.

Además, busca accesorios para preparar café (molino de café, set de tazas) o para beber alcohol (rack de botellas de vino, hielera portátil), según los gustos. El hogar, después de todo, debe reflejar la personalidad de quienes lo habitan.

Ellxs

Si alguien te importa genuinamente, querés darle algo memorable. Aunque los piercings y los tatuajes no sean para todos, las siguientes tres opciones, de seguro, le encantan a cualquiera: un concierto, un libro decente, o una mascota (restricciones aplican). O, si así lo deseas, y es un aniversario importante o te acaban de ascender en el trabajo, pues regala las tres cosas de una vez.

Gatitos y mascotas… buen regalo, pero “restricciones aplican”. Vía twitter.com/catsu.

El concierto permanecerá en los recuerdos (para bien o para mal), y es un acto de generosidad muy loable… más si implica, al fin, ver a esa banda que [ambos] anhelan. El libro decente —a diferencia de un mal libro puede ser el regalo más acertado en una fecha especial. Un libro acertado puede cambiarle la vida a alguien, y el/la responsable puedes ser tú. Ahora bien, los cachorros y los gatitos… ese es el mejor regalo. Nadie lo superará.

Trabajo

Si tienes que regalarle algo a tu jefe, evita el cliché de dar algo comestible o una botella de vino. Opta más bien por comprar un lapicero fino, o incluso una pluma fuente. Este gesto, sin duda, será algo que apreciará (aunque no lo hubiera esperado).

Si lo anterior no funciona, regala tu lealtad y entrégate a la empresa.

¿A quién no le hace falta una pluma? Vía orlandowatchco.blogspot.

Familia

Piensa en que hay ciertos artículos que te alivian el día. No te quiebres la cabeza buscándole un regalo a tu suegra: un buen producto de belleza, de uso diario, como una crema para las manos L’Occitane, le encantará. Para tu madre o tu tía, piensa en qué fragancia les gustaría tener, en versión de crema corporal. ¡Ah!, y no te olvides de comprar flores. Son menos prácticas, pero muy encantadoras.

¿Quién quiere flores? Vía Stylowi.pl.

Para tu padre, olvídate de las camisas de botones o de una nueva corbata, y busca algo más original. Te recomiendo un gadget como una navaja, o un guiño nostálgico, como una serie de fotos enmarcadas.


No es tan difícil ser detallista. No tiene que ser una cartera cara o el mejor reloj del mundo, para que sea un buen regalo. Lo importante es que sea auténtico y transmita la intención de: “Yo sabía que te iba a gustar”. En vez de comprarle un par de zapatos, escucha a la persona y recuerda sus palabras. Eso hace de los regalos verdaderos detalles.