Señales de que estás saliendo con el tipo equivocado

Comparte en:

Siempre que escucho: “Existe alguien para ti”, o algo por el estilo, me pregunto: ¿En dónde estará? Es decir: sí, ok, estadísticamente hay muchos tipos disponibles que están listos para el flirteo y la posibilidad de entablar una relación con nosotras, pero, a la hora de las horas, es difícil hacer click. Encontrar al indicado no es, después de todo, tarea tan fácil cuando eres alguien a quien le atrae el tipo equivocado.

¿Cómo saber que es el tipo equivocado? Haciéndole caso a las señales emitidas por el universo, para que entiendas que hay que pasar al siguiente candidato:

La zona “visto”

Aunque yo sea defensora de hacer lo que a ti te nazca, y no esperar a que la otra persona decida escribirte, no puedo defender el arte del “visto”. Después de un rato, tienes que salir de la friendzone y lo mismo va para la The Seen Zone. Esta última se caracteriza no por un silencio rotundo y la desaparición completa, sino por dosis irregulares de mensajes que te harán dudar del interés del otro.

Porque, en serio, ¿qué tan difícil es responder a los mensajes? A veces la falta de respuesta no solo desalienta, sino que siembra la desconfianza. Y es que, ¿tiene alguna lógica que alguien se comunique todos los días, pero nunca los fines de semana?

En algunos casos, es mejor asumir que no era contigo. Vía Giphy.

Te dejó plantada

Esto no le pasó a una amiga: me pasó a mí. ¿Qué hice? Acudí a mi buena amiga la agresión pasiva y me quejé, con vino, y con todos menos con él. Ese momento en el que lo esperé, le llamé y recibí un “voy camino al mar” de respuesta, que condicionó la esperanza de vida de esa relación postadolescente. ¿Qué debí de haber hecho? Cortarlo, o dejarlo plantado: no estoy segura.

Asume que la cita era contigo misma… y cómprate el helado más grande. Vía Giphy.

No responde

El ghosting a menudo es percibido como un obstáculo frustrante en una dinámica que tiene como precedente lo opuesto: se hablan constantemente y, de repente, ya nada. ¿Cómo atravesar esas barreras de la incomunicación? Porque ceder y ghostear significa perder las citas y demás.

¿Acaso no era mutua la sensación de complicidad? Es lo que nos preguntamos cuando sucede esto. En ese caso, lo que nos toca es interpretar la desaparición, analizar la situación y dejar de escribirle a la persona. Y podemos autojustificarnos con el “no tenía tan buen gusto en cine, de todas formas”.

Exorciza a los “fantasmas” de una vez por todas. Vía Giphy.

Sale con su ex

No digo que tiene algo de malo salir con tu ex. Solo es que que creo darle largas a una relación averiada, mientras estás saliendo con alguien más, es un poco inoportuno. Si hay vestigios de una ruptura que perdura, o tendencias a revivir el pasado, entonces mejor ve tú también a revivir tu pasado. Hay más posibilidades de éxito con tu expareja que con el tipo que sale con su expareja.

La lógica te dice que “el pasado quedó en el pasado”.
Pero hay quienes siguen “sintiendo fuego” en donde
“quedaron las cenizas”. Vía Giphy.

Te oculta

¿Cuánto tiempo es demasiado tiempo sin que conozcas a sus amigos? ¿A su familia? Tener una relación implica ser parte de la vida de esa persona, no solo tener una vida secreta con esa persona. Si se prolonga el secretismo, hay más chances de encuentros incómodos y confrontaciones. Ahora, si conoces a todos —hasta a la familia extendida—, pero seguís siendo solamente su amiga (a quien agarra de la mano), ahí también hay algo raro.

Si te oculta “debajo de la alfombra” es que no te merece. Vía Giphy.

Cree que eres su alma gemela

Si tú no crees que es tu alma gemela y él sí, piénsalo dos veces. A veces es muy temprano para entrar de lleno a esta plática de los astros y las almas que fueron divididas en dos cuerpos, si apenas nos estamos conociendo. Y si tú lo acabas de conocer y ya crees que es tu alma gemela, no lo digas en voz alta.

Si en la primera cita él cree que es tu alma gemela…
corre antes de que sea demasiado tarde. Vía Giphy.

No te dijo feliz cumpleaños

¿Soy yo o lo mínimo que puedes hacer es desearle feliz cumpleaños a la persona con quien sales? No felicitarla es algo terrible, y es peor cuando te apareces a las 3 a. m. dando señales mixtas. No hay seguridad de para dónde va la situación, y faltas a la fiesta de cumpleaños.

Eso me pasó con un tipo (equivocado), pero que por más que estaba yo equivocada, él me caía bien. En mi cumpleaños recibí un mensaje de texto que decía que me iba a devolver mis gafas de sol en otro momento. ¿Qué tan difícil es escribir feliz cumpleaños, Paty?

Bye, bye… Nos vemos hasta nunca. Vía Giphy.

Cuando te invita a salir, lo ves con otra

Y esto no lo digo por la transgresión y la monogamia. Lo digo porque se requiere mucha estupidez invitar a una tipa, a que te vea con otra tipa. Tachado ya de la lista, por tonto.

Ojo, que aunque estés atenta a leer las señales, siempre hay nuevas formas de salir decepcionada. Pero eso es parte del chiste: cuando no conoces a alguien siempre hay espacio para las ilusiones y las suposiciones. Por eso mismo, después nos llevamos sorpresas del tipo: “¡Ups!, también está hablándole a mi hermana” (por mencionar solo un ejemplo).

Debes tener claro que el tipo equivocado no es el tipo para ti.

Si estás saliendo con el tipo equivocado, no dudes en dejarlo.
Es probable que mientras ocupas tu tiempo en “Mr. Wrong”,
pierdas la oportunidad de conocer a “Mr. Right”. Vía Giphy.