La clave para una piel de diez: Sérums faciales


Cuando se trata del cuidado facial, podría decir que en mi vida hay un antes y después, a partir del momento en que descubrí los sérums.

Mi relación de fidelidad para con ellos (desde que los conocí no he dejado de incluirlos en mi rutina de belleza) comenzó a finales del año pasado, en la ciudad de Los Ángeles, donde me di cuenta de lo bien que se ve la piel cuando usas poco maquillaje y tienes una piel sana, bronceada y con el característico brillo californiano.

Con el afán de tener ese toque en mi piel, comencé a investigar en internet qué productos de belleza podía utilizar y, aparte de las tradicionales mascarillas y cremas, me encontré con varios reviews sobre los sérums que, al final, resultaron ser justo lo que necesitaba.

Un sérum es un producto para la piel que contiene diferentes tipos de activos que hidratan, rejuvenecen, relajan o que generan luminosidad en el rostro y que, a diferencia de las tradicionales cremas, están en una concentración más alta. La absorción de estos ingredientes es muy rápida, pues penetran de manera profunda en las capas de la piel.

La edad ideal para utilizarlos es entre los 20 y los 25 años. Y en casos concretos, puede que antes. Sin embargo, en esos casos, es necesario contar con las indicaciones de un médico.

¿Quién dijo que no se puede salir a la calle sin maquillaje? Una piel saludable y una sonrisa son excelentes accesorios para el rostro. Vía glamour.globo.com.

La consistencia de los sérums suele ser bastante líquida y ligera (olvídate de las consistencias pegajosas), por lo que al aplicarlos no sientes como si tuvieras en la piel una capa extra de productos.

A pesar de que estos mágicos productos no son nada nuevos, no ha sido sino hasta hace algunos años que han empezado a ser sumamente populares, en muchos casos gracias a Instagram y a los #shelfies; es decir, las fotos de tocadores con productos de belleza… y sí, a fuerza de mirar bien muchas de estas fotografías, los productos que nunca faltan suelen ser los sérums.

Productos con activos concentrados, de rápida absorción, que aportan luminosidad… suena demasiado bien para no probarlos. Y para aplicarlos no se necesita una gran ciencia. Si los vas a utilizar de noche basta con utilizar el desmaquillante regular y después aplicar unas dos o tres gotas en el rostro. Y si es durante el día, justo antes de comenzar a maquillarte debes aplicar la misma cantidad de gotas antes mencionadas.

¿Cómo se agregan las gotas en el rostro? La aplicación comienza por la parte interior y se extiende hacia afuera por medio de leves toquecitos con los dedos limpios. Las gotitas del sérum debes aplicarlas en el cuello y escote, pero no en el contorno de ojos (para esta zona tan sensible debes utilizar cremas destinadas específicamente para ello). Cuando hayas terminado de aplicar el sérum puedes untar crema hidratante en tu rostro.

Hoy en día el mercado posee una infinidad de opciones, tanto de precio accesible como high-end, que se adecúan a las necesidades de tu piel. Para descubrir los que más te favorezcan todo es cuestión de investigar, leer reviews y revisar la composición y beneficios de los diferentes productos. Eso fue lo que hice para comprar mis primeros sérums, así que este día te quiero ayudar con un par de recomendaciones para que agregues un par a tu rutina de belleza. ¿Cómo he escogido los sérums que te presento en este artículo? Con base en el precio, la calidad o la presentación:

Por precio:

Me fascina encontrar productos de tiendas por departamento que sean de buena calidad, y prefiero comprar de estos que de marcas de más renombre. En una de esas búsquedas de nuevos tratamientos para la piel que probar, me encontré con la marca Valjean Labs.

Con tres gotitas de este serum olvidarás que el maquillaje es necesario. Vía Urban Outfitters.

Lo primero que me llamó la atención fue la presentación, que se ve bastante minimalista y limpia, pero lo que me cautivó fue el bajo precio del sérum y la relación calidad-precio.

Adquirí el Valjean Facial Serum en Glow, y les puedo decir con toda convicción que es la mejor compra que he hecho para mi rostro. Además de un olor delicioso, contiene vitamina C y Magnesio, los cuales ayudan a balancear el tono de piel y a darle un brillo natural. Cuando lo uso ni siquiera debo de usar base, ya que mi cara se ve pareja, los poros han disminuido y la piel tiene ese bonito brillo que a la mayoría nos encanta.

Por efectividad:

La paciencia es una virtud que pocas tenemos, y considero que cuando se trata de los productos de belleza, lo que más queremos es ver resultados rápidos.

Al principio tenía mis dudas sobre la marca LeDew porque es nueva, pero cuando vi que varias youtubers habían compartido estos sérums, decidí darles una oportunidad y probarlos.

Dice el dicho que los mejores sérums vienen en frascos pequeños. LeDewBeauty.

Para mi sorpresa, el Forever Young Facial Serum ha sido el más efectivo que he encontrado, y definitivamente lo volvería a comprar.

Uno de sus componentes es el ácido hialurónico, una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo humano y que ayuda a mantener la piel firme e hidratada. Aparte de darle una apariencia más sana, evita que aparezcan arrugas, líneas de expresión y las tan temidas “patas de gallo”.

Por presentación:

Con los productos de belleza soy bastante visual, porque me encanta la idea de tenerlos todos ordenados y organizados en mi tocador, y es por eso que la imagen de los sérums Super Pure de Glossier se convirtió en mi favorita.  

Son pequeños frascos de vidrio con la marca grabada en blanco y con un gotero rosado. ¡El set de tres sérums se ve precioso!

No pararás de tomar #shelfies con estos sérums. Vía Glossier.com.

Además de su aspecto externo, son de muy buena calidad (y es que es claro que aunque nos gusten los envases bonitos, el contenido es lo más importante). ¿La clave para que estos sérums sean tan buenos? El hecho de que dos de los ingredientes principales son la vitamina B3, la cual disminuye la rojez del rostro, y el Zinc PCA, que limpia las impurezas y el exceso de grasa.


Como lo mencioné antes, los sérums han hecho un gran cambio en mi vida y en mi rutina de belleza, y desde que los uso he visto cómo, de manera gradual, mi piel ha mejorado: se ha reducido el exceso de brillo en la piel, así como los brotes producidos por los cambios hormonales mensuales.

Si estás en búsqueda de un sérum, te recomiendo que veas los ingredientes que estos contienen, y que leas más sobre lo que hace cada uno en tu piel. Además, debes tomar en cuenta tu edad y tus necesidades específicas.

Hay infinidad de mezclas y combinaciones… todo es cuestión de investigar, analizar y comprar el que más te convenga. Estoy más que segura de que encontrarás el indicado, pues siempre hay un sérum para cada piel.