¿Quieres conocer a Virginia Woolf? Por aquí puedes empezar


Virginia Woolf es un nombre necesario para hablar de literatura y feminismo, pero también de la fragilidad humana, que suele ser impredecible y muchas veces acompañada de grandeza y talento.

Así fue la vida de Virginia, quien escribió libros que son considerados piedras angulares de la lengua inglesa. También a ella debemos la famosa sentencia: “Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción”, procedente del ensayo Una habitación propia (1929), en el que expone las dificultades de las mujeres para dedicarse al oficio de escritor, dominado en ese tiempo por los hombres.

Nacida en un hogar lleno de talento y amor por la literatura, hija de un escritor inglés y de una famosa modelo de pintores (aclamada por su belleza), Woolf se educó en casa y aprendió a refinar y formar un talento, que luego la haría grande y famosa.

Sin embargo, sus primeras tristezas también llegarían con la juventud, pues tuvo que enfrentar la muerte de madre, de su padre y de su hermana mayor. Todos estos episodios la marcaron para siempre y, a raíz de ello, comenzó a tener crisis nerviosas que la llevaron a un intento de suicidio a los 22 años de edad.

Retrato de la escritora. Vía Cultura Colectiva.

A pesar de ello, encontró la manera de canalizar toda su sensibilidad hacia el mundo, y bagaje cultural, en la literatura. De esta forma, publicó una gran cantidad de libros, muchos de los cuales reflejaban o estaban impregnados de momentos de su propia vida.

Se casó con el también escritor y economista Leonardo Woolf y, algo atípico de los matrimonios famosos, se amaron intensamente. El matrimonio de los Woolf no era cerrado. Ambos tuvieron romances fuera del matrimonio, y uno muy importante para Virginia fue el que tuvo con la escritora Vita Sackville-West, a quien regaló el libro Orlando, de su autoría. Cuando dejaron de ser amantes, siguieron siendo amigas.

Tilda Swinton, en un fotograma de la película “Orlando”. Vía IMDb.

Uno de los libros más importantes de Virginia fue La señora Dalloway, una novela que aborda un solo día en la vida de una mujer, a través de reflexiones y saltos en el tiempo. Sus textos están marcados por esa interiorización que, posiblemente, se debía al carácter de la autora.

Para Virginia la vida, poco a poco, se tornó más difícil. El origen judío de su esposo les valió una amenaza de muerte por parte de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, aunque ellos fueran ingleses.

Los episodios crueles de la guerra, así como la destrucción del vecindario en que creció, contribuyeron a que su estado anímico empeorara. Sufría depresiones y de trastorno de bipolaridad, y a los 57 años, luego de una prolífica carrera literaria (tiene más de 40 publicaciones entre novela, ensayo y cuento), se lanzó a un río, con un abrigo lleno de piedras. Tras ello, su esposo le dedicó una sentida y hermosa carta de despedida.

Nicole Kidman, como Virginia Woolf, en “The Hours”. Su excelente actuación le valió el Óscar a mejor actriz. Vía IMDb.

De su trabajo literario existen adaptaciones fílmicas. Algunas de ellas son Al faro (película de televisión lanzada en 1983, que pasó desapercibida por la crítica), Orlando (1992, protagonizada por Tilda Swinton), así como La señora Dalloway (1997). Asimismo, la película Las Horas (2002) trata sobre la vida de Virginia Woolf y es protagonizada por Nicole Kidman, quien ganó el Óscar a mejor actriz por encarnar el papel de esta grandísima pero compleja artista de la palabra inglesa.

Cartel de la película “Mrs. Dalloway”. Vía IMDb.

Cartel de la película “To The Lighthouse”. Vía IMDb.