“Wonderful Wonderful”: Para Tana, con amor


“Wonderful Wonderful”: Para Tana, con amor
7.5Overall Score

“Me estoy viendo al espejo en este disco. Y enfocándome mucho en mis propias experiencias personales  […] estoy cantando sobre mi vida y familia. Y eso es algo diferente para mí…”, de tal manera, Brandon Flowers, vocalista de The Killers, describe la intención emocional tras la última producción del grupo, Wonderful Wonderful. El disco representa el regreso de la banda a la escena musical, tras un hiato de cinco años.

Fiel a su propósito, Flowers no rehúye a revelar las vivencias personales que yacen tras sus canciones. En una entrevista con Q Magazine, Flowers cita como fuente de inspiración del álbum el trastorno de estrés postraumático (TEPT) que aqueja a su esposa, Tana Flowers, producto de experiencias traumáticas en su infancia.

 

 

De izquierda a derecha: Mark Stoermer, Brandon Flowers, Dave Keuning y Ronnie Vannucci. Vía Billboard.

En 2005, Flowers canceló un tour en solitario a razón de la salud mental de su esposa: “Cancelé ese tour, porque ella [Tana] llegó a un punto —es realmente difícil para mí decir las palabras—, pero estaba teniendo pensamientos suicidas […]”, el cantante también añadió que escribir el álbum le “ayudó a entender lo que ella atravesaba, porque pude ponerlo en palabras […] Muchas relaciones se desmoronan cuando estas cosas suceden”.

Brandon y Tana Flowers. Vía MetroUk.

La primera tríada de canciones bien podría considerarse un viaje retrospectivo, a través de los estilos musicales que han predominado en la música de la banda oriunda de las Vegas desde sus primeros años. La homónima Wonderful Wonderful refleja la estridencia del debut del grupo en 2004, Hot Fuss, así como baladas del tono esperanzador de All The Things That I’ve Done, y la potencia glam del Sam’s Town.

The Man, el primer single del disco, los sintetizadores comienzan a cobrar protagonismo, aumentando la intensidad con la inclusión guitarras y percusión dance, más afín la energía de Sawdust, en composiciones como Where The White Boys Dance.

Descrita por Flowers y Vannucci (batería), como la canción más fácil de componer en el álbum, las letras de The Man hacen analogía en un derroche de arrogancia al comportamiento errático de Flowers en sus primeros años de carrera, la inmadurez, el abuso de drogas y los sentimientos de invencibilidad que le embargaban en el momento: “Soy el hombre, pásate por aquí, nada me puede romper, tú no puedes echarme abajo”.

La canción rememora al estilo de contemporáneos como el Reflektor de Arcade Fire.

Video oficial de The Man. Vía Youtube.

Por su parte, Rut eleva la predominancia de sintetizadores al siguiente nivel, con una base synth-pop de inspiración ochentera presente en la música del grupo desde su disco Day & Age del 2008, y que se extendería hasta la publicación del Battle Born.

El disco fue producido por Jacknife Lee grabado en el estudio Battle Born, propiedad de The Killers.Vía TickPick.

El resto de pistas se decide por dicho estilo dance, sintetizadores dance, vocales de fondo modificadas por medio de auto-tune, guitarras que ornamentan y sobresalen en la composición en ciertas secciones, mientras que en otras se funden en una sección rítmica de bajo y percusión acelerada.

Video oficial de Run For Cover. Vía Youtube.

A diferencia de la faceta musical del álbum, que se muestra un tanto dispersa, la temática de letra muestra mayor cohesión. Canciones como Some Kind Of Love evocan un sentimiento etéreo en que Flowers, con vocales gentiles y palabras claras, reafirma su admiración hacia su compañera de vida: “No puedo hacer esto solo. Te necesitamos en casa. Hay tanto que ver. Sabemos que eres fuerte”, le alienta a no abandonarse a su enfermedad.

Wonderful Wonderful es el quinto álbum de estudio de The Killers. Vía The Nocturnal Times.

Wonderful Wonderful se muestra retrospectivo y disperso musicalmente. Aunque conceptual y personal líricamente, como muchos de sus contemporáneos empecinados en traducir temas monumentales a canciones, The Killers se queda corto al desarrollar un tema que exige de mayor profundidad.

Aunque indudablemente pegajoso y bailable, sin duda una propuesta que no decepcionará a fans de largo tiempo de la banda, hambrientos por una nueva publicación del grupo, u oyentes ocasionales, el álbum hace poco por innovar y distanciarse del sonido que la banda ha cultivado desde comienzos de su carrera y que afianzó con mayor claridad a partir de Day & Age.

La décima pista del álbum plantea en su título una pregunta a la audiencia: “¿Se han escrito todas las canciones?”. Y respecto a la trayectoria musical de The Killers, tal vez sea cierto.

Wonderful Wonderful está disponible en Spotify, Itunes y Amazon.