Animes shonen: tramas complejas y personajes femeninos que cautivan

Aunque dirigidos a un público masculino, los animes shōnen son esas series pobladas de personajes femeninos que, más allá de ser la chica guapa que es objeto de deseo, son mujeres valientes.

Hallarle el gusto al anime es casi como un don. Algunos lo encuentran, otros no. Dependerá de qué hayan decidido ver primero. Como en todo lo que existe en el universo, hay productos de calidad y otros de no tanta. No es lo mismo decir que la primera película que viste fue Sharknado (con todo respeto), que decir que fue Inception, por poner otro caso. Pero, como bien dicen: para gustos, los colores.

Es por eso que los japoneses tratan de establecer categorías de animes, para que, en teoría, sea un tanto más ordenado el proceso de encontrar el que te gusta. Hay muchísimas categorías: shōjo, yosei, shōnen, seinen, y hasta el infame hentai.

Aunque hay que aclarar que estas categorías no definen el género: así como un seinen puede ser de ciencia ficción, un shōjo también. Estas categorías lo que sí definen es el público al que van orientadas. Las shōjo son series de anime (y manga, claro) dirigidas a chicas jóvenes, mientras que las yosei buscan a un público un tanto más maduro pero siempre femenino.

ejemplos animes shonen guddi
Animes los hay de todo tipo, desde los más cómicos hasta los más serios. Vía Kotaku.

Perdería demasiado tiempo en explicar qué es cada uno. No es mi intención, y además sé que todas y todos tenemos Google. En lo que sí quiero ahondar es en por qué deberíamos de prestarle atención a un tipo de serie en cuyo público meta no entramos. Claro que, tampoco es que esté diciendo que esta situación sea una camisa de fuerza: somos libres de ver lo que queramos, y que algo sea estereotipado como “para hombre” o “para mujer” no excluye que el otro género no pueda disfrutarlo también. Mi idea va más con lo que decía al principio de este artículo: si eres mujer, y aún no le tomas gusto al anime —y quieres hacerlo—, permíteme plantearte por qué los shōnen son una buena opción para comenzar.

Los animes shōnen están pensados para un público masculino joven. De hecho, muchas de las series de anime más famosas pertenecen a esta demografía: Dragon Ball, Naruto, Bleach, Shingeki no Kyojin, y hasta el emblemático Saint Seiya (o Los Caballeros del Zodiaco, como seguro la mayoría lo conocimos).

Así que quizá ya sabes de qué van: peleas y aventura, más que todo. Si ese tipo de tramas te atrapan, pues, ¡felicidades! Has encontrado la categoría para ti. Pero si aún no estás convencida de por qué deberías ver uno de estos animes “de chico”, permíteme tratar de convencerte.

ejemplos 2 animes shonen guddi
La demografía shōnen es tan popular que, en Japón, tiene su propia revista en la que se publican los mangas de este estilo. Via WTFGamersOnly.

En primer lugar, hay que tomar en cuenta dos factores un tanto más superficiales: el primero es que, como lo he dicho ya, los animes shōnen son de los más populares y tienen millones de fanáticos alrededor del mundo.

Si estás tratando de hacer nuevos amigos y expandir tus horizontes, ¿por qué no buscar a personas con este tipo de intereses en común? O quién sabe, puede que, si sacas el tema a la luz, resulte que alguno de los amigos que ya tienes también guste de estos animes. No se pierde nada con probar, y podrías construir un nueva y linda relación.

Lo segundo es que, si disfrutas de la animación, o en general te gusta ver series con estética bonita, los shōnen son —a mi parecer— una mejor opción que cualquier otra categoría. Hay excepciones, claro, pero como es usual que los shōnen estén llenos de acción y movimiento, le ponen un tanto más empeño a la animación. Hay más cuadros por segundo, y los colores son menos chillones. Además, digamos que están superando, de a poco, aquel estereotipo de que los personajes de anime tienen ojos gigantescos.

ejemplo 3 animes shonen guddi
“Shingeki no Kyojin” tiene como característica especial una animación sobresaliente, a cargo de Studio Wit. Vía Gifer.

Bueno, si eso fue demasiado vago para ti, puede que te interese saber que creo que la principal razón, por la que una chica debería ver un anime shōnen, es precisamente por eso: por ser shōnen. Y es que los animes shōjo de alguna manera ofrecen lo que es arquetípicamente femenino (y a veces cliché): tramas románticas, drama y una protagonista que está pensada para que puedas identificarte con ella. Lastimosamente esto lleva a que la mayoría (no todas, ¿eh?) de protagonistas de shōjo sean, en esencia, como una fotocopia la una de la otra, solo que con color de cabello diferente. Tampoco quiero ser cruel y decir que los shōjo no tienen su gracia (¡claro que la tienen!), pero podría tratar de explicarlo como que los shōjo te dan lo que quieres, pero los shōnen te dan lo que necesitas.

Tampoco es que los protagonistas del shōnen no sufran del mismo mal: muchos son clones de otros, y es así como asistimos a ver, en una y en otra serie, a cientos de Narutos. Pero no es de ellos de quienes vamos a hablar, sino de los personajes femeninos. A diferencia de un anime orientado a chicas, el propósito de los personajes femeninos en los shōnen no es que nos identifiquemos con ellas. Por supuesto que, si es un personaje bien construido, su personalidad siempre tendrá elementos que la hagan humana y habrá posibilidad de que puedas decir: “¡Hey!, eso me pasa a mí también”.

Como los personajes femeninos no suelen tener la carga de protagonistas, no existe esta obligación de hacerlas quedar bien sin importar qué. No existe la obligación de hacerlas casar con un patrón. Hay menos clichés. Menos estereotipos. Y más mujeres interesantes.

Y es ahí cuando se vuelven personajes memorables, que recordaremos por mucho tiempo. Vamos a comenzar a nombrar a unas cuantas: Sakura Haruno, de Naruto. Al inicio del anime es concebida como una niña enamorada —de manera obsesiva— de Sasuke Uchiha, otro de los personajes principales. Al principio Sakura queda reducida a nada más que eso: la chica enamorada de Sasuke. Pero bastó un episodio para darle todo el valor que necesitaba.

Ella alegaba que tenía su cabello largo porque quería gustar a Sasuke, pues a él le gustaban las chicas con cabello largo. Pero en un episodio ella corta su cabello con un kunai, para lograr escapar, y salvar su vida y la de sus amigos. Sakura fue la heroína de todos en ese momento, pero tuvo que sacrificar el verse linda para Sasuke, lo cual era muy importante para ella. En resumen, lo que pudo haber sido la trama de un anime entero, sobre cómo tu valor va más allá de cómo te ves o algo por el estilo, en Naruto empezó y terminó con un episodio.

Luego de eso, el personaje de Sakura fue creciendo y evolucionando más y más, hasta convertirse en alguien superrespetable, con o sin Sasuke.

sakura animes shonen guddi
Cabe resaltar que, luego del incidente, Sakura no dejó crecer su cabello nunca más. Vía Imágenes para todo.

Otro punto a favor que quiero destacar: los personajes femeninos de los animes shōnen suelen mostrar las muchas facetas que puede tener una mujer. En Fullmetal Alchemist, otro anime shōnen —que es impecable, si puedo decirlo—, podemos notar que el concepto de lo que es una madre está muy ligado al duelo, a aprender a ser lo suficientemente fuerte como para lidiar con la muerte de alguien amado. Ninguna de las madres en ese anime es un personaje principal, pero no requieren serlo: bastan unos cuantos capítulos para conocer su historia, asimilarla y aprender de ella. Con ellas sabemos que las madres no son superheroínas: cometen errores, se arrepienten, pero nunca dejan de luchar.

full metal alchemist animes shonen guddi
Todas las mujeres en “FullMetal Alchemist”, ilustradas por la autora de la historia, que también es mujer. Vía The Mary Sue.

Y, bueno, tampoco podía dejar atrás a uno de los pocos animes shōnen que conozco que tienen a un personaje femenino por protagonista: Soul Eater. Lo que me encanta es que no solamente recurrieron a una chica para ser la cara de este anime “para chicos”, sino que también el diseño de Maka Albarn no es aquel típico de una adolescente con un cuerpo superdesarrollado: no tiene pechos copa D, ni tampoco piernas largas y torneadas. Todo su encanto recae en su carácter, que sí es muy fuerte y nada girly. Este personaje es la prueba de que cualquier chica puede ser tan intensa y audaz, como todas sus contrapartes de los otros animes.

sakura animes shonen guddi
“Soul Eater” no solo tiene un personaje femenino como protagonista, sino también como principal villana. Vía Gfycat.

Es interesante analizar la forma en que las mujeres son representadas en un producto que está pensado para que sus principales consumidores sean chicos jóvenes. Sería incorrecto generalizar y afirmar que todos los personajes femeninos son hipersexualizados, reducidos a intereses amorosos, o reducidas a un tercer plano. Eso podrá haber sido una tendencia generalizada en el pasado, pero en la actualidad los personajes femeninos del anime shōnen simbolizan una construcción de “chica cool” que, en muchos casos, es fuerte, decidida, no le tiene miedo a la adversidad y brilla con luz propia.

Así que, a menos a que en serio estés segura de que quieres una historia romántica y dramática, o una de chicas mágicas, yo recomiendo ver algún anime shōnen. Y es que son divertidos y están repletos de acción y drama. Además de que los personajes femeninos no están obligados a ser perfectos, ni empalagosamente aniñados. Y, precisamente, en ello es que radica su encanto.

 

 

 

Laura Alvarado

A mí me mueve una gran pasión, una euforia incontrolable cada vez que puedo poner mis manos o mi vista sobre algo que me encanta: una serie, un libro, una mascota, el control de una consola, la luna, un hombre… Eso es lo que sucede cuando te cría el internet: desarrollas un interés ilimitado por conocer todo, expresarte de todas las maneras posibles, y ver cuáles de tus personajes favoritos son piscis o INFP como tú. Todo con la esperanza de un día crear algo que encante a la gente tanto como estas cosas te encantan a ti.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.