Conoce la técnica del baking (y no, no hablamos de cocina)

El baking es una técnica de maquillaje que puede hacer la diferencia cuando quieras darle un look terso (y duradero) a tu rostro. Te explicamos cómo lograrlo.

Cuando utilizamos la palabra baking, es muy probable que en primer lugar pienses en cocinar unos deliciosos cupcakes en el horno… pero déjame contarte que, en el mundo del maquillaje, esta palabra tiene un significado completamente diferente.

A pesar de que esta técnica la hemos escuchado desde hace relativamente poco en redes sociales y en blogs de belleza, no es tan actual, y desde hace bastantes años es usada por la comunidad drag para hacer que su maquillaje dure más. Aunque sus orígenes no son recientes, fue viralizada por el maquillista Mario Dedivanovic y por Kim Kardashian, quienes, en conjunto, hicieron popular esta técnica.

A partir de esta viralización, el baking despertó gran curiosidad entre los beauty lovers, y fue entonces cuando empezaron a aparecer en la red cientos de tutoriales sobre cómo realizarlo, así como a comercializarse en masa los polvos para aplicar la técnica.

Antes de empezar a hacer baking… esto es lo que debes saber. Vía YouTube.

Videos como el de esta famosa blogger detonaron la fiebre por aprender a hacer baking. Vía YouTube.

El baking consiste en aplicar, encima de la base y de los polvos, una gran cantidad de polvos traslúcidos en diversas zonas del rostro, con el objetivo de difuminar y cerrar los poros abiertos. Suena como un proceso de maquillaje normal; sin embargo, hay una diferencia: se debe dejar actuar el polvo traslúcido por un periodo de 10 a 20 minutos, para que se funda con el calor natural de la piel y sea absorbido por esta. El resultado: lograr una piel con una apariencia más suave y pulcra.

zonas baking guddi
Una pequeña guía de las zonas donde debes aplicar el polvo. Vía marcelle.com.

Los cosméticos que vas a necesitar para realizar esta técnica son, sobre todo, unos buenos polvos traslúcidos o banana powder (estos últimos son de un color amarillento), y una esponja que te permita aplicar una buena cantidad de producto.

Cuando empecé a practicar esta técnica compré un pequeño frasco de banana power de la marca Makeup Revolution, así que puedo decir que este producto ofrece unos resultados muy buenos, a tal punto de que se ha convertido en mi favorita.

En cuanto al aplicador, he probado diferentes: desde las tradicionales esponjas que se venden en cualquier supermercado, de esas que son redondas y planas, hasta las famosas beauty blenders. Sin embargo, mi favorita ha sido la Flawless Finish Blending Sponge de NYX, porque tiene un área superior que es lo suficientemente plana y está elaborada con un material perfecto para aplicar esta técnica.

pouder de luxe banana baking maquillaje guddi
Un excelente producto a un bajo precio. Vía Makeup Revolution.

Otro producto que muchas expertas de la belleza recomiendan usar como polvo para baking es el aclamado banana powder de Ben Nye, al que podríamos llamar la versión de lujo del de Makeup Revolution. Y otro que, de igual forma, tiene muchísimos seguidores es el RCMA Makeup No Color Powder. A diferencia de los anteriores, este no tiene color; sin embargo, logra dar el mismo efecto de una piel lisa y suave.

ben nye baking maquillaje guddi
Si quieres darle a tu piel un pequeño lujo, esta es una buena opción. Vía camerareadycosmetics.com.

 

polvos sin color baking maquillaje guddi
Si quieres probar unos polvos traslúcidos, esta marca te encantará. Vía camerareadycosmetics.com.

Cabe aclarar que este polvo no se aplica en todo el rostro, como se haría tradicionalmente con los polvos sueltos, sino en zonas específicas, tales como el área debajo de los ojos, los lados de la nariz, la frente y debajo de los pómulos.

Después de aplicar el producto puedes proceder a trabajar en otras partes de tu maquillaje (en los ojos, labios, e incluso puedes trazar las líneas del contorno), para así luego mezclar los distintos tipos de polvo en el rostro.

A mí me gusta aplicar rímel o colocarme pestañas postizas mientras espero. También me gusta afinar detalles de mi peinado, de tal modo que remover el baking sea lo último que haga antes de salir.

Para retirar los polvos, hay personas que lo hacen con la misma esponja o aplicador que utilizaron, pero en mi caso prefiero hacerlo con una brocha pequeña, porque esta me garantiza que no quedará rastro y, además, aporta a dejar la piel lisa. Una brocha que es ideal para este tipo de técnica es, por ejemplo, la E48 Mini Pointed Powder Brush de Morphe, porque además de suave no deja marcas en la piel.


Ahora que ya conoces sobre el baking, puedes comenzar a ponerlo en práctica y así agregarás una técnica más a tu arsenal de conocimientos. Una técnica de maquillaje profesional que puedes aplicar en una ocasión especial, porque —por muy beneficiosa que sea— no es recomendable para el día a día por la sobresaturación de productos en la piel. Pero eso no quiere decir que no sea perfecta para ese evento especial o para cuando quieres lucir fabulosa en tus fotografías.

 

 

 

Mimi Alas

Escritora, blogger, amante de la moda, los productos de belleza y fan #1 de Carrie Bradshaw. Escribe para vivir y vive para escribir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.