Minijardines: pequeños espacios con gran personalidad


Un jardín o los minijardines llenos de colores y plantas, siempre es un alegre complemento en cualquier espacio. Sin embargo, en la actualidad la mayoría de nosotros vivimos en casas o en apartamentos donde tenemos muy poco espacio para tener ese exuberante jardín que queremos.

Pero no te preocupes. Existen alternativas para aprovechar, y al máximo, los espacios reducidos. La clave está, en primer lugar, en escoger el tipo de planta adecuada: que no sea muy grande y, en algunos casos, que se pueda tener dentro de la casa y no necesite demasiado sol.

Por eso, guddi te ofrece una lista de plantas para que disfrutes de tu propio paraíso en casa:

Chula o vinca

Es una pequeña flor que puede darse en colores pastel como el rosa, violeta o blanco. Esta florecita requiere poco cuidado, abundante sol y resiste a la sequía (pero déjale agua al menos cada ocho días). Puedes colocarla en macetas en un patio pequeño o en el alféizar de la ventana.

Chula. Vía Vihemener.

Suculenta

Esta planta está de tendencia. Son familiares de los cactus, por lo que requieren poca agua, mucha luz y tierra sencilla, la cual debes drenar para evitar que el agua se encharque. Puedes tenerlas en pequeñas macetas o elaborar pequeños terráriums.

Puedes encontrar suculentas tan tupidas, que parecen flores en sí mismas, de tonos verdes pastel. ¡Son simplemente hermosas!

Suculentas: las reinas para espacios interiores pequeños. Vía Huichol.

Las suculentas y los cactus hacen una excelente combinación para un terrárium. Vía Shutterstock.

Con pocos elementos puedes crear una obra de arte digna de admirar. Vía Shutterstock.

Cactus

Un clásico. Son plantas de cuidado sencillo, que requieren poca agua. Algunos cuidados que debes darles es no regarlos demasiado y evitar colocar cactus con demasiadas espinas en lugares de tu casa en donde puedan provocar accidentes. Puedes, también, optar por cactus sin espinas.

Caben en cualquier lado, y con una maceta diferente, pueden añadir un toque de color y originalidad a tu casa. Vía El blog del Baf (allí encontrarás el tutorial para hacer esta maceta).

Con pinceles y acuarelas puedes crear macetas únicas. Vía Pinterest.

Cuando se colocan cactus (o cualquier otra planta) dentro de la casa, es muy importante escoger una maceta o recipiente que agregue personalidad a la estancia. Vía Pinterest.

Este tipo de macetas cada vez están más de moda y son ideales para suculentas y cactus. Vía El Tigre Azul.

La reutilización de cajas de madera es otra excelente opción, pues añade un toque rústico. Vía Pinterest.

Sanseviera

Esta planta es de color verde vivo y hoja vertical, requiere poco cuidado y puede alegrar la entrada a tu casa, pues no necesita mucha luz. Por tanto, también es ideal para interiores. Otro beneficio que aporta es que, según la NASA, esta es una de las cinco plantas recomendadas para purificar el aire de donde vivimos.

Sanseviera. Vía World of Suculents.

Palma areca

Si tienes espacio fuera de tu casa para sembrar un pequeño arbolito, prueba con la palma areca. No crecerá tanto como una palmera, y su forma particular da un bonito aspecto. Además, purifica el aire. Requiere abundante luz y riego una vez a la semana.

Palma areca. Vía Bakker.com.

Mala madre

Curiosamente, también se le llama Lazo de amor. Es una planta ideal para interiores, pues necesita luz pero no directa y poco riego, así como abono una vez cada quince días.

Esta planta también purifica el ambiente. Vía La Opinión.

Estas plantas alegrarán tus espacios interiores. Puedes buscar muchas más, que necesiten poca luz y riego; y si cuentas con patios pequeños, también puedes aprovechar una macetera para sembrar plantas aromáticas, como cebollines, menta, cilantro o perejil o yerbabuena. Son pequeñas, decorativas y útiles en la cocina.

Del minihuerto a la cocina: tener aromáticas en casa es imprescindible. Vía Shutterstock.