De alguien con hipersensibilidad emocional a otra: ¡Bienvenida al club!


Notas detalles que muy pocos logran, las emociones te sobrecogen y sientes al máximo, tanto que te abruma. Eso es la hipersensibilidad emocional.

Hola, soy una persona con hipersensibilidad emocional. ¿Sabes qué es eso? Muchas personas en el mundo están en la misma situación que yo.

Las emociones para mí, como para toda persona hipersensible, son muy intensas, mucho más de lo normal. Me fijo en todo, hasta en pequeñeces que nadie más notaría. Guardo todo lo que veo y escucho, presto atención, por ejemplo, a cómo me saludan, cómo me miran, qué me dicen y con qué tono. Y si hay alguien más junto a mí, me fijo si hacen lo mismo con él o ella. Busco, de manera completamente inconsciente, detalles que me indiquen qué está pasando por tu mente cuando estás conmigo.

Lloro por casi todo, aunque a veces quisiera no llorar. Cuando me gritan, cuando no me escuchan, cuando algo me sale mal, cuando estoy estresada, cuando siento celos, cuando me enojo: lloro cuando veo películas románticas o hasta en las infantiles.

También lloro cuando algo me hace feliz y cuando me río a carcajadas. Lloro cuando algo me da pena, cuando me acuerdo de las cosas o de las personas, y cuando ellas lloran yo también lloro. Me dicen llorona, y pues tienen razón. A veces ni yo entiendo de dónde me salen tantas lágrimas, solo sucede.

llanto hipersensibilidad emocional. guddi

El llanto es una manera de comunicar nuestro estado emocional interno, en un momento en que tal vez no podamos expresarlo del todo con palabras. Vía i.pinmg.

Tengo muy buena memoria. Algo pudo haber pasado hace una semana y todavía lo recuerdo con todos los detalles, e incluso lo seguiré recordando cuando ya han pasado meses o algunos años. Me acuerdo de fechas que nadie más, como cuando me saludaste por primera vez o cuando me presentaste a tu perrito. Guardo las cartas que me dan para mis cumpleaños, y si ese día alguien a quien yo considero importante no me saluda, me pongo triste. No preguntes por qué, soy sensible.

Si hice o dije algo con lo que sentí que metí la pata, esa sensación me acompaña las 24 horas. Por eso las relaciones para mí pueden ser un tanto complicadas. Todo es al máximo conmigo. Cuando estoy triste sufro el doble que tú, me desgarro, me cuesta… y cuando estoy feliz, quiero gritarlo a los cuatro vientos.

Tiendo a sentirme afectada en mis sentimientos por cosas que para los demás resultan poco importantes. Así soy yo. No, no estoy enferma, solo soy sensible, emocional. Y me gustaría que me comprendieras.

emociones hipersensibilidad emocional. guddi

Siento más que los demás, parece que todo me lo tomo más a pecho. Mis poros supuran emociones que soy incapaz de controlar y gestionar. Vía We Heart It.

Si tú eres como yo, sabrás de lo que estoy hablando. Quizá nos clavamos mucho. Pero ¿sabes algo? Entendí que se puede sobrevivir siendo así. Me costó, pero lo entendí.
Entendí que todo es cuestión de perspectiva, desde qué ángulo vemos las cosas.

Cuando te centras en los detalles, tu perspectiva está influenciada por tus propios sentimientos, focalizada en algo concreto, por lo que le das demasiada importancia y reaccionas de manera exagerada a cosas que los demás no perciben. Hay que tratar de mirar el mundo desde diferentes perspectivas, para entender que no todo merece gran importancia como la que le das.

dudas hipersensibilidad emocional. guddi

Trata de mirar el mundo a través de diferentes enfoques. Vía Foto Grimsi.

Entendí que no todo es personal. No todo lo dicen en contra de ti, para ofenderte, para humillarte o hacerte sentir mal. A veces las personas solo dicen las cosas porque sí, así son, así se expresan, o solo están bromeando contigo como lo harían con alguien más, y no tienen ninguna mala intención. Tomarlo personal solo hace que te compliques más de lo que deberías y, al final, terminarás ahogándote en un vaso de agua. No mereces sentirte mal por lo que hacen o dicen los demás, y mucho menos si a ellos no les resulta importante.

Entendí que no todas las relaciones son iguales, que no toda la gente te trata de la misma manera, y eso no significa que no te quieran. Cada quien expresa sus sentimientos y emociones de forma distinta, y dentro de ello incluimos el afecto. Depende de cada persona, y no hay normas estrictas que seguir en estos casos. La amistad que tienes con una persona nunca será igual a la que ella tiene con alguien más, así que el trato tampoco será el mismo. Lo mejor es apreciar el vínculo que las personas tienen contigo, las personas a las que quieres, independientemente de cómo se comporten con los demás.

También entendí que no debes esforzarte de más por agradar a las personas, simplemente porque es imposible lograrlo. Ni siquiera las personas famosas, que tienen miles de seguidores por el mundo, son amadas por todos. A veces nos cruzamos con personas con las que simplemente no logramos hacer clic, y de entrada les caemos mal, pero no es nuestra culpa. Eso es algo que a todos nos ha pasado. Es feo, pero no es extraño que suceda, y lo mejor que se puede hacer es seguir adelante.

amistades hipersensibilidad emocional. guddi

Una persona sensible puede formar grandes amistades con las personas adecuadas. Vía Es la moda.

Entendí que está bien llorar. Cuando lloramos liberamos toxinas del cuerpo y encontramos una sensación de alivio casi instantánea. Es saludable para el corazón y la presión arterial, reduce el estrés y mejora el ánimo. Porque es buenísimo desahogarse, no guardarse las cosas que sientes, pues es así como te haces daño. Sin duda, es mejor llorar que mostrarte fuerte cuando no te sientes así.

No creas que ser sensible es un defecto. Al contrario, la ciencia dice que las personas sensibles poseen un alto grado de empatía, lo cual es muy bueno. No todos tienen la capacidad de ponerse en los zapatos del otro y sentir sus emociones como propias, así que tienes ese punto a tu favor.

Entendí que también está bien enojarse de vez en cuando, pero que no es bueno mantener esos sentimientos negativos por mucho tiempo.

felicidad hipersensibilidad emocional. guddi

El escritor estadounidense Lemony Snicket dijo: “A no ser que hayas sido muy, muy afortunado, sabes que una buena y larga sesión de llanto puede hacer que te sientas mejor, incluso aunque tus circunstancias no hayan cambiado en absoluto”. Vía Soulseeds.

Entendí que emocionarse por cosas pequeñas y prestar atención a los detalles es una cualidad especial. A final de cuentas, podemos ser felices con lo simple, y ayudar a que otros sean felices también, y eso es lo mejor de la vida. No importa que te consideren un completo weirdo, lo que importa es que te sientas bien.

detalles hipersensiblidad emocional. guddi

Los pequeños detalles son muy significativos y adquieren un valor auténtico… cuando pones empeño en darles ese valor. Vía Anaise.

Entendí que lo mejor que puedes hacer es aprovechar tu sensibilidad para crear. Darte tiempo para escribir, dibujar, pintar. Para desahogarte y sacar lo que llevas dentro. Muchos artistas han sentido con una intensidad inusual, han tenido sentidos muy agudos y logran conectarse con lo que hacen a profundidad. Muchos, además, han sido capaces de tomar sus sensaciones, sentimientos, emociones y situaciones personales, y transmutarlas en arte, que han hecho conexión con millones de personas, que se han identificado con la obra en cuestión, con las emociones que a la mayoría le son difíciles de expresar.

Cuando creas te sumerges en tu propio mundo, no tienes que dar explicaciones y puedes aprender a comprenderte mejor. Eres tú en un diálogo contigo misma solamente, y es lindo, y está bien.

He llorado, creado a través de lo que siento, aprendido a evitar que las situaciones se salgan de control… y en ese camino he aprendido (y comprendido) que debo amarme como soy, tenerme paciencia y consideración.

Soy una persona hipersensible que decidió aprender a disfrutar de quién es.

alegría hipersensibilidad emocional. guddi

Las emociones a flor de piel te hacen especial. Vives al máximo. Vía Cultura Colectiva.

Nunca pidas disculpas por ser sensible o emocional. Mostrar tus emociones es un signo de fortaleza, no de debilidad.
Ignacio Novo