John Lennon: el músico que hizo de la paz su bandera


¿Quién no ha escuchado más de alguna vez la frase “las pequeñas acciones marcan la diferencia”? Dar un saludo, devolver una sonrisa, decir “por favor” y “gracias”, hacer una buena acción por el prójimo, son parte de las pequeñas acciones que muchas veces olvidamos hacer pero que, para otros, pueden ser un gesto que les cambie el día.

En un mundo plagado de intolerancia e injusticia debemos recordar que siempre hay un espacio para la paz. Es por ello que este día te presentaremos tres momentos históricos representativos de la obra pacifista de uno de los artistas ícono de la década de los sesenta, defensor de la paz y de los derechos humanos: John Lennon.

John Lennon fue uno de los mayores exponentes de uno de los más grandes movimientos de la década de los sesenta: el movimiento hippie. Vía Billboard.

N.º 1: Imagine

Con Imagine, quizá su canción más popular, John Lennon sembraría la idea de un mundo sin razones para matar o morir. No obstante, fue en 1969 cuando Estados Unidos, en plena guerra contra Vietnam, bombardeó Laos y Camboya, que Lennon cantaría al mundo Give Peace a Chance, el tema que se convertiría en el himno pacifista por antonomasia.

 

No hay como escuchar esta canción para reconectarte con el sentimiento de solidaridad. Vía YouTube.

La historia de la música y del movimiento pacifista no sería lo mismo sin esta canción.

N.º 2: Give Peace a Chance

“All we are saying is give peace a chance”, es lo que Lennon dijo en una de sus dos famosas encamadas, cuando un reportero le preguntó qué pretendía hacer. En ese mismo instante la frase se convirtió en la base de la canción que pasaría a la posteridad.

La icónica encamada. Vía YouTube.

El primero de junio de 1969, tan solo tres meses después del atentado estadounidense, el ex Beatle, en lugar de irse de luna de miel con su esposa, Yoko Ono, prefirió junto a ella protestar desde la cama:

Lennon, al ser interrogado por los motivos de  la iniciativa de paz Bed-In, respondió: “Es necesario vender la paz como un producto, como se vende jabón o tragos suaves, porque es la única manera de que la gente entienda que la paz es posible y que la violencia no es inevitable”. Vía Pacifista.

Debido a la postura de Lennon pronunciada a favor de las drogas en Londres, en 1968, él y Ono no pudieron hacer el segundo encamamiento en la ciudad de Nueva York. Así que eligieron a Montreal (el primero se había realizado en Ámsterdam) para hacerlo. La canción se grabó en la habitación 1742 del Hotel Queen Elizabeth, de la ciudad canadiense.

La grabación en vivo estuvo acompañada por una gran cantidad de periodistas, celebridades, familiares y amigos de la pareja. Entre los invitados por Ono y Lennon estaban Timothy Leary, Dick Gregory, Allen Ginsberg, Rosemary Woodruff y Derek Taylor, entre otros.

Para verlo con más tiempo: el making of  (o el “cómo se hizo”) de la famosa encamada de Lennon y Ono. Nada fue improvisado, todo fue planeado hasta el más mínimo detalle. Vía YouTube.

La importancia de Lennon en todo tipo de manifestaciones pacifistas parte de los versos expuestos en sus líricas, pero principalmente en Give Peace a Chance. Al respecto de ese tema, James E. Perone, en su libro Songs of Vietnam Conflict, registra que el tema de John Lennon se convirtió en un himno importantísimo para muchas de las demostraciones de paz que ocurrieron entre el verano de 1969, hasta el final de la guerra de Vietnam.

Además, la canción fue protagonista en una de las protestas más importantes que exigían el cese de la guerra: el 15 de noviembre de 1969, alrededor de medio millón de personas participaron en una manifestación que llegó hasta la Casa Blanca. Ese día los versos de Lennon se volvieron a cantar.

Stuart Hampton logró reunir, en un solo arte, el activismo político por la paz impulsado por John Lennon, bajo la estética colorida representativa del movimiento hippie. Vía The Bigart Directory.

N.º 3: Happy Xmas (War is Over)

War is over (If you want) es el mensaje de la canción que se convirtió en frase de campaña por la paz promovida por John Lennon y Yoko Ono. Fue esa la frase que se colocó en vallas publicitarias.

New York, Los Ángeles, Toronto, Roma, Atenas, Ámsterdam, Berlín, París, Londres, Tokio, Hong Kong y Helsinki fueron las 12 ciudades donde se lanzó esta campaña por la paz. Vía The Beatles Bible.

Otra estrofa que se hizo muy famosa fue la de “And so happy Christmas for the yellow and red ones” (“para los amarillos y los rojos”). Los “amarillos” representaban a los vietmitas y “los rojos” a los estadounidenses.

Algo muy interesante es que Happy Xmas es un villancico que rescataba lo que, para muchos, es el verdadero espíritu de la Navidad: garantizar que haya paz y amor entre la gente.

La mejor Navidad de todas: la Navidad sin guerras. Vía YouTube.

El 8 de diciembre de 1980, John Lennon fue asesinado, paradójicamente, por uno de sus fans (aunque hay muchas especulaciones al respecto sobre la autoría intelectual del asesinato). Con cinco disparos, Mark David Chapman mataría a su ídolo en la entrada del Edificio Dakota.

Lennon fue el cantante que, en sus últimos años de vida, le cantó a la paz. Es un grandiosos ejemplo para que, en nuestras acciones diarias, busquemos la paz. Démosle una oportunidad a la paz, para empezar, con las pequeñas acciones. Y tú: ¿le estás dando una oportunidad a la paz?