Los Golden Globe 2018 serán recordados: un resumen de los momentos memorables

Negra es la muerte, el little black dress, el luto, el firmamento nocturno, el sufrimiento… y la red carpet (que bien podría haberse llamado black carpet) de los Golden Globe 2018. Y si bien hizo referencia al apoyo causado a las víctimas de abuso, acoso, violación, agresión y discriminación sexual, en los premios se instaló, quizá para siempre, como un color esperanzador.

Porque ha dado cuenta de que el #MeToo y la iniciativa Time’s Up no es una tendencia pasajera, y que las mujeres cada día se sienten más seguras, fuertes y apoyadas por otros, como para dar ese valiente paso de denunciar. Así que, en los Golden Globe 2018, el negro ha sido el color, además, de la denuncia. Y de la reivindicación.

Casi todas las actrices asistentes a los premios vistieron de ese color. Así como muchos actores que, de forma solidaria, apoyaron a sus colegas (chicas, siempre hay chicos buenos). Y es que en esta lucha todos debemos estar unidos.

Por ello, muchas actrices se hicieron acompañar de mujeres activistas en movimientos feministas o involucradas en organizaciones que apoyan a minorías. Sin duda, un precioso gesto para aprovechar el foco de las cámaras para hacer visibles a causas que, de otra forma, puede que no lleguen a un público tan amplio.

Emma Stone se hizo acompañar de la tenista Billie Jean King, quien ha sido una de las jugadoras más importantes del tenis y una de las mejores de toda la historia. King publicó un libro llamado La guerra de los sexos. Emma Stone interpretó a King en la película que tiene el mismo título del libro. Vía Vulture.
Michelle Williams se hizo acompañar de Tarana Burke, la directora ejecutiva de organización sin fines de lucro Girls for Gender Equity y fundadora del movimiento #MeToo. La idea de llevar activistas a los Golden Globe fue, precisamente, de Michelle Williams. Vía Vulture.
Emma Watson y Marai Larasi asistieron juntas. Larasi es la directora ejecutiva de Imkaan, una red británica de organizaciones que trabajan por terminar la violencia hacia afrodescendientes y minorías de mujeres. Vía Vulture.
Amy Poehler y la activista Saru Jayaraman también pasaron por la alfombra roja. Jayaraman fue la cofundadora y codirectora de Restaurant Opportunities Centers United. Esta es una organización no lucrativa que mejora los salarios y las condiciones de trabajo de quienes trabajan en la industria restaurantera. Vía Vulture.
Varias actrices se hicieron acompañar por sus mejores amigas del medio. En esta fotografía, dos de mis favoritas: una embarazada América Ferrera y una sobria, pero no por eso menos bella, Natalie Portman. Vía Vulture.
Primero fue Ashley Judd quien denunció el acoso de Harvey Weinstein. Después, Salma Hayek. Esta última aseguró que una de las escenas sexuales que protagonizó en la película Frida fue una imposición de Weinstein. En esa película participaron ambas actrices, quienes posaron juntas en la alfombra roja. Vía Vulture.
Rita Moreno, ¡eres mi héroe! La alfombra roja de los Golden Globe también fue el escenario para demostrar que la edad no es impedimento para disfrutar de la vida. Vía Vulture.
Zac Efron en negro… una razón más para amarlo. Vía Vulture.
Gal Gadot (con esmoquin torero) y Yaron Versano. Vía Vulture.
Una elegante Saoirse Ronan, en un atuendo bicolor. Vía Vulture.
¡Viva la igualdad, los derechos y el afro! Vía Vulture.

Si me preguntaran quiénes fueron mis favoritos de la alfombra roja (aparte de quienes aparecen en las fotografías anteriores), diría que fueron todos los chicos de Stranger Things (en especial Millie Bobby Brown), Gal Gadot, Emma Stone fue mi favorita (por supuesto), Diane Kruger, Jessica Biel y Eva Longoria (si quieres ver la red —o black— carpet completa, da click aquí).

El maquillaje de Emma Stone, además, dio cátedra sobre cómo convertir el maquillaje en un mensaje para brillar. En este predominaba el blanco, el azul, el morado y el verde, colores característicos de la joyería, bolsos y pines que utilizaban las mujeres del movimiento sufragista de finales de 1800 y de inicios de 1900.

Maquillaje con propósito. Vía People.

Otro detalle de la alfombra roja: muchísimas mujeres vistieron esmoquin, prendas inspiradas en este o con cortes similares (chicas, después de este gala, ¡a ponerse los esmoquin se ha dicho!). Menos hipersexualización, menos transparencias arrebatadoras (la única que se atrevió fue Catherine Zeta Jones), simpleza versus pedrería y bordados… eso fue lo que reinó en esta gala que ha hecho historia. Y, además, hubo una prensa más respetuosa, que no hizo la típica pregunta: ¿De quién vienes vestida hoy?.

Otro dato curioso es que solo tres actrices no vistieron de negro: la presidenta de la Hollywood Foreign Press Association, Meher Tatna; y las modelos Blanca Blanco y Barbara Meier.

¿Y qué decir sobre los discursos? El que se llevó las palmas fue el de Oprah Winfrey, tras recibir el premio Golden Globe Cecil B. DeMille por logros de toda una vida. Fue un discurso enternecedor, realista y conmovedor.

Habló del orgullo que sintió su madre cuando Sidney Poitier ganó el Óscar y cómo dio gracias a Dios, en voz alta, por ser testigo de un acontecimiento tan histórico (Poitier fue el primer actor afroamericano que ganó ese premio). Recalcó que, años después de obtener el Óscar, el actor recibió el Golden Globe que ella estaba recibiendo… y por el cual Oprah se ha convertido en la primer mujer afroamericana de la historia en llevárselo a casa.

Un punto álgido del discurso fue cuando recordó a Recy Taylor, una mujer afroamericana quien, en 1944, fue violada cuando se dirigía a su casa. Seis hombres blancos, armados, no solo la violaron, sino que intentaron matarla y la abandonaron vendada.

Pero ella fue valiente, en la Alabama racista y en una época en que el Ku Klux Klan operaba sin temor, y denunció a los violadores. Otra joven afroamericana, de nombre Rosa Parks (sí, la famosa Rosa Parks líder del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos), tomó el caso y lideró la investigación.

Oprah relató que Recy Taylor murió el 29 de diciembre del 2018, a los 98 años, sin haber obtenido justicia. Pero su sufrimiento motivó aún más la lucha por los derechos civiles… Por cierto, su historia es recordada, en estos días, con un documental titulado The Rape of Recy Taylor:

Tráiler oficial de The Rape of Recy Taylor. Vía The Daily Beast.

Mi frase preferida del discurso de Oprah: “El cambio está aquí, con cada una que escoja decir: ‘Yo también’, y con cada hombre que decida escuchar” (el discurso completo de Oprah Winfrey lo encontrarás aquí. También, HelloGiggles hizo una recopilación de las nueve frases más memorables de su discurso).

¿Más momentos memorables? Hay que agregar en la lista la broma de Amy Poehler sobre el mansplaining:

Aquí la broma… completa. Vía Bustle.

… y también recordaremos, por mucho tiempo, la entrada memorable de Rita Moreno y de Norman Lear, los numerosos tweets (de actrices y actores) en apoyo de la black carpet, así como las palabras de Eva Longoria: “Este es un movimiento, no un momento.

 

Eva Longoria y Reese Whiterspoon, en la alfombra roja. Vía Refinery 29.

Y no hay que olvidar los gifs, pues los hubo graciosos e importantes (porque tienen un gran momento detrás). O la frase de Natalie Portman, con la que presentó el premio a mejor director, y con la que hizo hincapié en que todos los nominados eran hombres.

Estos Golden Globe serán recordados por su clima de denuncia, y por algunas de las películas y series premiadas. En este sentido, personalmente me encantó que Lady Bird ganara dos premios. Que Guillermo del Toro ganara el premio a mejor director por The Shape of Water. Que The Handmaid’s Tale se llevara a casa los premios por mejor actriz y mejor drama. Y que Coco obtuviera por mejor película animada (¿quieres leer la lista completa de los ganadores? Entonces da click aquí).

Muchos de los ganadores ya se veían venir y no hubo mayores sorpresas durante la premiación. Pero fue un evento grandioso por lo que significó y porque deja un legado que perdurará (y que, desde ya, es histórico).

Tal y como se vislumbra cuando una periodista le comentó a Viola Davis: Parece que hay una energía diferente aquí, una energía positiva real. A esto, Davis respondió: “Bueno, ese es el propósito… Esto es como que alguien dijera: ‘No hay prerrequisitos para la dignidad. Tú has nacido para ser digno’. Pienso que este es un mensaje que un montón de mujeres necesitan escuchar”.

 

 

Ruth González

Editora de contenido para guddi. Friolenta por naturaleza, vivo enraizada al trópico, a los climas templados y al calor de la familia. Amo los libros bellos, las palabras que susurran y las frases que dan comezón mental. Soy curiosa por naturaleza; bisutera por entretenimiento; y una Libra en constante búsqueda de su equilibrio.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.