Música de películas: cuando el cine no solo se ve, sino también se escucha


La música de muchas películas se nos mete en el corazón y en el subconsciente de una manera impactante. Las siguientes composiciones musicales son muestra de ello.

El cine es la ilusión de la vida, o de muchas vidas. De sitios fantásticos, de otras épocas e incluso de mundos interiores. Aunque la imagen de una producción puede ser por sí sola una pieza de arte, con la banda sonora es una obra maestra. Existen compositores que tienen este talento, pero tres han logrado inolvidables resultados: Yann Tiersen, Ryuichi Sakamoto y Hans Zimmer.

Yann Tiersen

No es un nombre alejado de la cinematografía. Ha elaborado la banda sonora de algunas películas, como Good Bye Lenin, producción alemana acerca de la vida entre los años de la caída del régimen comunista en Berlín.

Pero quizá la joya de la corona sea Le fabuleux destin d’Amélie Poulain, producción francesa de 2001 dirigida por Jean Pierre Jeunet. En esta película, Tiersen dota de una dimensión de vida al mundo fantástico que Amélie crea para sí misma y su entorno. Alcanzar esa atmósfera donde lo improbable (y a veces imposible) ocurre, se logra de la mano de la música. El tema principal, La vals d’Amélie, condensa el sube y baja de emociones que vive la protagonista.

Ryuichi Sakamoto

El filme The Revenant obtuvo laureadas críticas por su fotografía, a cargo de Emmanuel Lubezki. Pero el complemento ideal para este fue la banda sonora. Los fríos e inhóspitos parajes del norte de Estados Unidos, ambientado en los años 1800, envuelven al espectador y ese es el gran acierto del director Alejandro González Iñárritu.

El tema principal, que acompañó en varias oportunidades las mejores imágenes del invierno sempiterno fue compuesto por Ryuichi Sakamoto, quien también ha creado piezas para Iñárritu en Babel, con el tema Bibo no Azora que cierra la película, fundiéndose con la imagen del penthouse de Chieko y su padre.

Pero quizá uno de sus trabajos más emotivos ha sido el de The Last Emperor, donde participó en la banda sonora y creó dos piezas que invitan a soñar: Merry Christmas Mr. Lawrence y Rain.

Hans Zimmer

Ha sido reconocido no por filmes específicos, sino por toda una carrera acompañando el cine. Algunos de sus trabajos más destacables se encuentran en The Lion King

Gladiator

Interestellar

Inception

12 Years a Slave

…y su más reciente trabajo: Dunkirk, película de Christopher Nolan sobre un capítulo puntual de la II Guerra Mundial. En Dunkirk nos sumergimos en la angustia, la desesperación, pero también la esperanza, la expectativa… todas las emociones que son construidas a través de las imágenes y las actuaciones (el filme tiene pocos diálogos) se hacen acompañar de un soundtrack que no teme sorprender y hacerte poner al borde de la silla en esos momentos cruciales.


Existen, por supuesto, más nombres que han aportado a que esta industria crezca, pero por hoy dejamos la tarea de mirar (y escuchar) los filmes que hemos propuesto. Ya no basta mirar el cine para vivir toda una fiesta para los sentidos.