Helmut Newton: el maestro de la transgresión


Me siento muy atraído al mal gusto, es mucho más excitante que lo que se supone es buen gusto, lo cual no es nada más que estandarizar la forma de mirar las cosas.
Helmut Newton, 1987

Desnudos, claroscuros, erotismo que roza los límites, poses sugerentes, miradas que atraen: Así son las fotografías de Helmut Newton. Su obra es, y sigue siendo, controversial. ¿Es posible ver en sus fotografía a un Terry Richardson con talento? Tal vez. De hecho, se le ha llamado el autor del porno chic. Su obra no puede, además, no estar más sexualizada. Pero así también está en la lista de los mejores fotógrafos de la historia.

A pesar de los contras, sin embargo, aportó muchísimo como artista, y es claro que sus dotes para los ángulos diferentes, su técnica fotográfica y su mirada transgresora fueron capaces de reinventar una época de la fotografía de moda.

Helmut Newton: el genio tras el lente. Vía Vogue.

Originalmente de apellido Neustädter, Newton nació en 1920. Sietemesino y de una familia judía afincada en Berlín, huyó por poco de la vorágine nazi. Anduvo de Singapur a Melbourne; de Europa a Estados Unidos.

Ejerció de fotógrafo desde sus inicios, y encadenó rápidamente su carrera a diferentes ediciones de Vogue. Y entre más pasaba el tiempo, más imágenes icónicas producía. En la década de los noventa realizó una famosa foto de una adolescente Cindy Crawford en traje de baño.

La famosa foto de Cindy Crawford. Vía Theredlist.com.

Princesa Carolina con un canino, década de 1980. Vía Theredlist.com.

Mujer con esmoquin (sin fecha). Vía Theredlist.com.

Los críticos notaron, con cada fotografía de Newton, que había un patrón: mujeres desnudas, en poses francamente sexuales, mostrando el busto. Se le acusó a cosificar a la mujer y de sexista, pero también hubo quien lo interpretó como un artista que reivindicó a la mujer como un ser humano más seguro de su cuerpo y de su sexualidad. Como una mujer poderosa que podía vestir con ropa de hombre, pero no perdía su feminidad.

Y es que el boom de su obra coincidió con la revolución sexual de los sesenta y, además, con una época en que los cánones empezaban a cambiar, incluso en la técnica fotográfica: “Siempre he evitado la fotografía de estudio. Una mujer no se pasa la vida sentada o posando delante de un foco blanco”, confesaba Newton al respecto.

Helmut Newton murió el 23 de enero de 2004. Le dio un ataque cardíaco y, como consecuencia, estrelló su coche. Su legado, sin embargo, sigue presente y marcó escuela por muchos fotógrafos posteriores. Sus obras, además, quedarán para la memoria colectiva que busca preservarlas. Pues Newton, a pesar de los pesares, será recordado como el artista que marcó un antes y un después en la historia de la fotografía.

Y para que te quede en la retina (y en la memoria) un poco de lo que Newton creó en vida, te invitamos a visitar la Helmut Newton Foundation y a disfrutar, a continuación, de una pequeña muestra de las fotografías de este artista, conformada por algunas de sus fotografías menos sexis y más light (pero en la Helmut Newton Foundation encontrarás todo lo que no te mostramos acá):

Daryl Hannah, para Vanity Fair, Los Ángeles, 1984. Vía Theredlist.com.

Charlotte Rampling, 1976. Vía Theredlist.com.

Nadja Auermann, para Vogue, 1995. Vía Theredlist.com.

Vogue France, septiembre de 1964. Vía Theredlist.com.

Madonna, 1990. Vía Theredlist.com.

Madonna, 1990. Vía Theredlist.com.

Monica Bellucci, Blumarine, 1993. Vía Theredlist.com.

Charlotte Rampling. Vía 2.bp.

Vogue, Francia. Vía Theredlist.com.

Jodie Foster, 1987. Vía Theredlist.com.

David Bowie, Monte Carlo, 1983. Vía Theredlist.com.

Anjelica Huston, Los Ángeles, 1986. Vía Theredlist.com.

Sigourney Weaver, Los Ángeles, 1983. Vía Theredlist.com.

Sigourney Weaver, Los Ángeles, 1983. Vía Theredlist.com.

Y, para terminar este artículo, te dejamos con esta cita de Newton, la cual resume muy bien el trabajo de este artista del lente:

Lo que encuentro interesante es trabajar en una sociedad con ciertos tabúes, y la fotografía de moda es acerca de este tipo de sociedad. Tener tabúes y después llegar a ellos… Eso es interesante.