Para cuando todo parece perdido: Películas para recuperar la fe en la humanidad


Porque en esta realidad lo que más queremos es preservar lo que menos debiera perderse: la esperanza. Cinco películas para recuperar la fe en la humanidad.

No obstante la existencia de cintas históricas como Salò (1975) o Come and See (1985), que no escatiman en crudeza e imágenes gráficas para criticar los aspectos más repudiables de la sociedad, ciertos trabajos filmográficos, muchos de ellos ahora considerados verdaderos clásicos, desvelan historias en que la compasión constituye para sus personajes un catalizador de cambio, tanto a nivel interno como externo.

Aunque de menor número, en comparación con otras temáticas, hay un buen número de películas del tipo que nos hacen recuperar la fe en la humanidad: películas entre las cuales se incluyen las siguientes:

N.º 1: To Kill A Mockingbird (Mulligan, 1962)

matar a un ruiseñor películas para recuperar la fe en la humanidad guddi

Por su rol como Atticus Finch, Gregory Peck recibió un Óscar por mejor actor, en 1963. Vía Time.

Inspirada en el clásico literario homónimo de Harper Lee, To Kill A Mockingbird se sitúa en el condado sureño de Maycomb, Alabama, durante la década de los treinta. Pese al reproche de los vecinos de la ciudad, Atticus Finch (Gregory Peck), abogado consolidado, toma el caso del afroamericano Tom Robinson (Brock Peters), acusado injustamente de violar a una mujer caucásica.

La cinta de Mulligan contrapone la cortesía, usualmente asociada al carácter sureño, con el racismo y la discriminación a la que los individuos opuestos a la convención social eran sometidos, a la vez que señala la existencia de personajes como Finch, en determinados puntos de la historia, a quienes su sensatez les confirió la capacidad necesaria para trascender a los prejuicios particulares de la época.

La novela “Matar a un ruiseñor” ganó el premio Pulitzer. Tráiler oficial, vía YouTube.

“To Kill A Mockingbird” está disponible en Netflix.

N.º 2: The Straight Story (Lynch, 1999)

Durante el rodaje del filme, Richard Farnsworth se encontraba en la fase terminal de cáncer de hueso. Un año después, el actor cometió suicidio. Vía Letterboxd.

Impulsado por el deseo de reconciliarse con el hermano con quien perdió contacto diez años atrás y que recién ha sufrido de un ataque cardíaco, Alvin Straight (Richard Farnsworth) decide dirigirse a Mount Zion, Wisconsin. Sin embargo, incapaz de obtener una licencia de conducir, dada su ceguera, el anciano opta por transportarse en su cortacésped John Deere, a través de 240 millas de distancia.

En verdadero honor al tipo de ideología que favorece al viaje por encima del destino, a lo largo de la carretera Straight entra en contacto con diferentes personajes que lo llevan a reflexionar sobre la fortaleza de la unidad familiar, su pasado militar, la vejez y la importancia de vivir en el presente.

 “The Straight Story” es biográfica y se basa en el viaje que realizó Alvin Straight, quien falleció en 1999. Vía YouTube.

N.º 3: Little Miss Sunshine (Faris, 2006)

little miss sunshine pelícla para recuperar la fe en la humanidad guddi

El largometraje se hizo con dos premios Óscar, al mejor actor de reparto y mejor guion original. Vía PopcornReel.

En Little Miss Sunshine, los Hoover emprenden un viaje en automóvil con destino a California, sede del codiciado concurso de belleza infantil homónimo al que la hija menor de la familia, Olive (Abigail Breslin), logra clasificar inesperadamente.

No obstante la disfuncionalidad en la relación familiar de sus protagonistas, la cinta retrata el carácter perdurable del amor filial, a la vez que también celebra la individualidad de los Hoover, interpretados entrañablemente por un elenco de actores establecidos, entre los que figuran Toni Collette, Greg Kinnear, Alan Arkin y Paul Dano.

Parte de la filosofía de vida y discurso del padre de familia surgió a partir de una frase que el gobernador de California Arnold Schwarzenegger incluyó en un discurso dirigido a escolares: “Si hay algo en este mundo que me da asco, son los perdedores. Los desprecio profundamente”. Vía YouTube.

N.º 4: Lars and the Real Girl (2007, Gillespie)

lars and the real girl películas para recuperar la fe en la humanidad guddi

Para ayudar a Gosling a mantenerse en el papel de Lars, la muñeca inflable fue tratada como una persona real durante la grabación de la cinta. Vía Alternate Ending.

Para sorpresa de Gus (Paul Schneider), su reclusivo hermano menor Lars (Ryan Gosling) se presenta un día a su puerta anunciando su noviazgo con una mujer a la que conoció en línea: Bianca. Al poco tiempo, el regocijo inicial es sustituido por preocupación, cuando este descubre que Bianca es en realidad una muñeca inflable.

Diagnosticado con delirio por una psiquiatra, que aconseja mantener viva la ilusión de la existencia de Bianca para facilitar la terapia de Gus, lejos de rechazarlo, el pueblo que sirve como locación a la historia trabaja en conjunto para procurar la eventual recuperación del personaje interpretado por Gosling, a través de su integración a la comunidad y familia que creía perdida.

“Lars and the Real Girl” fue nominada a un Óscar por Mejor guion original. Tráiler oficial, vía YouTube.

N.º 5: Schindler’s List (Spielberg, 1993)

Schindler’s List películas para recuperar la fe en la humanidad guddi

Steven Spielberg se rehusó a recibir un salario por su participación en el filme. Sus ganancias fueron destinadas a la creación de la Shoah Foundation. Vía Laksh Online.

Definitivamente, en esta lista de películas para recuperar la fe en la humanidad, la cinta de temática más compleja, Schindler’s List, presenta a Oskar Schindler (Liam Neeson), un ambicioso empresario alemán cuyas pretensiones económicas pasan a segundo plano cuando sus fábricas armamentísticas, localizadas en Polonia, se convierten en un fachada para salvar la vida de más de mil judíos, durante el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

Basado en una historia real, el drama de Spielberg señala el valor de la compasión humana durante este momento repudiable en los anales de la Alemania del siglo XX, que tuvo como consecuencia el asesinato sistemático de aproximadamente 6 millones de judíos, y otras minorías como homosexuales y oponentes políticos.

La filmación de esta película duró setenta y dos días. Tráiler oficial, vía YouTube.

“Schindler’s List” está disponible en Netflix.


Indudablemente, los anteriores trabajos filmográficos demuestran que si bien el cinismo y pesimismo a veces procuran memorables obras de arte, no representan la norma ante la existencia de múltiples producciones notables, generalmente de tono más ligero y sobre todo con mucho corazón, que a razón de sus logros técnicos o particular visión han sido inscritos dentro de los registros de la historia del séptimo arte. Y que, a propósito de su temática, también hay suficientes películas para recuperar la fe en la humanidad.