Ascenso de los antihéroes: cinco series, cinco personalidades fascinantes


Son personajes fascinantes de series que reflejan la ambivalencia humana y la dualidad entre lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro.

Con la llegada de historias complejas a la televisión, del calibre de Mad Men y Peaky Blinders, los realizadores tras las series más emblemáticas de la pantalla chica se han visto en la obligación de construir personajes semejantemente intrincados que, lejos de ser perfectos, hacen gala de una serie de características menos que deseables.

Entre estos personajes, vueltos íconos en la medida en que portan sus defectos como bandera, resaltan los siguientes:

N.º 1: Hannibal Lecter (Hannibal, 2013)

hannibal antiheroes guddi

El personaje fue vuelto ícono por primera vez a inicios de la década de los noventa por el actor Anthony Hopkins, en la cinta “The Silence of the Lambs”. Vía Alux.

En Hannibal, el perfilador criminológico Will Graham (Hugh Dancy) emplea la ayuda del reconocido psiquiatra forense Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen), para capturar a un elusivo asesino serial que aterroriza en el estado de Minnesota.

De un indudable carisma que le ha acompañado en cada una de sus encarnaciones, el personaje nacido en la literatura de Thomas Harris esconde bajo una superficie plácida un carácter manipulador e impulsos aberrantes.

A pesar de la crueldad del icónico caníbal, la representación de Mikkelsen humaniza a Lecter a través de su fascinación por Graham, quizá síntoma del anhelo del personaje por encontrarse a sí mismo en otro individuo.

“Hannibal” está disponible en Netflix.

Tráiler oficial de la temporada uno de “Hannibal”. Vía YouTube.

N.º 2: Claire Underwood (House of Cards, 2013)

Robin Wright antiheroes guddi

La sexta y última temporada de la serie original de Netflix se centrará en el personaje interpretado por la estadounidense Robin Wright. Vía ScreenRant.

Desde su estreno en 2013, House of Cards ha narrado el ascenso al poder del ambicioso representante del Senado Frank Underwood (Kevin Spacey). A su lado, e igual de instrumental para la trama, su decidida esposa Claire (Robin Wright), quien también espera emprender una carrera política.

Mientras que las actividades de Frank son —al menos en un principio— discutiblemente más graves, durante cinco temporadas, y aunque retratada como más empática, Claire no rehúye a participar en un juego de manipulación enteramente a su favor, que combinado con un magnetismo inalcanzable al personaje interpretado por Spacey, la vuelve más longeva e invulnerable que el mismo.

Como resultado, una refinada capacidad para navegar los diferentes niveles de la administración política de Washington que, no obstante nacida de una genuina inclinación filantrópica, se ve oscurecida por los métodos que antecedieron a su eventual llegada a la presidencia, aunados a una aparente incapacidad por empatizar con otros en un nivel interpersonal: secuela de eventos traumáticos que empañan su pasado.

Tráiler de la temporada final de “House of Cards”. Vía YouTube.

“House of Cards” está disponible en Netflix.

N.º 3: Dr. John Thackery (The Knick, 2014)

Transmitida originalmente a través de la cadena Cinemax, The Knick nos contextualiza en la Nueva York de inicios del siglo XX, donde el médico insigne del hospital Knickerbocker, John Thackery (Clive Owen), desafía los límites de la Medicina de la época.

A pesar de un intelecto que le hace resaltar en su área de experticia, Thackery batalla con la adicción a la cocaína y posteriormente morfina, compulsiones que, junto con su volátil temperamento, inevitablemente mancillan sus relaciones interpersonales, e incluso le hacen sobreestimar sus propias habilidades con resultados fatales. En ciertas ocasiones llegando a subestimar en el proceso el valor de la vida humana, ajena y propia, en pos del avance científico.

Tráiler de “The Knick”. Vía YouTube.

N.º 4: Cora Tannetti (The Sinner, 2017)

Basada en la novela homónima de Petra Hammesfahr, The Sinner relata la historia de Cora Tannetti (Jessica Biel), una joven que durante una visita a un lago, junto a su esposo e infante hijo, asesina precipitadamente a un desconocido ante los ojos horrorizados de los presentes.

El drama, que se enfoca en los esfuerzos del detective Harry Ambrose (Bill Pullman) por descubrir las motivaciones tras el crimen de Tannetti, desvela en el transcurso de su primera temporada un pasado complicado e historia familiar más turbulenta que lo que deja entrever la aparente vida idílica del personaje encarnado por Biel.

Introducida inicialmente como un personaje abandonado a las circunstancias que le rodean, la protagonista revela una personalidad desafiante, posible producto de décadas de riguroso control parental, así como una creciente necesidad por defenderse a sí misma y como adolescente, a su hermana Phoebe Lacey (Nadia Alexander), aquejada por una debilitante enfermedad cardiovascular.

Dicha relación, central para el desarrollo de Cora, es retratada también en sus altibajos, generalmente propiciados por la enfermiza codependencia entre ambas hermanas y la personalidad manipulativa de Lacey.

Tráiler oficial de “The Sinner”. Vía YouTube.

“The Sinner” está disponible en Netflix.

N.º 5: Walter White (Breaking Bad, 2008)

breaking bad antiheroes guddi

“Breaking Bad” fue incluida en la publicación de 2014 del Guiness World Records, como la serie más aclamada de la historia.Vía TIME.

En Breaking Bad, la original de AMC estrenada en 2008, Walter White (Bryan Cranston) es un profesor de Química que tras ser diagnosticado con cáncer de pulmón decide producir metanfetamina durante los últimos meses que, se figura, le quedan de vida, a modo de asegurar el futuro económico de su joven familia.

Aunque impulsado inicialmente por una causa justificable, en el transcurso del drama producido por Vince Gilligan, White se muestra innecesariamente cruel y hambriento por la adrenalina que le confiere una vida de crimen. Su familia, en última instancia, es relegada a un segundo plano por su ego y satisfacción de saberse altamente solicitado en una industria de la magnitud del narcotráfico.

No obstante sus extremas circunstancias, White resulta el arquetipo del antihéroe al transformarse, frente a los ojos de la audiencia, de un padre abnegado a una manifestación exponencialmente violenta y absorta en sí misma, llevada orgánicamente a la pantalla por la interpretación magistral de Cranston.

“Breaking Bad” está disponible en Netflix.

Tráiler de la primera temporada de “Breaking Bad”. Vía YouTube.

Si bien moralmente reprochables, no cabe duda de que las imperfecciones de estos personajes los humanizan y han sido parte instrumental del éxito adjudicado a sus correspondientes series, en términos de resonar y provocar fascinación entre la audiencia.