El superalimento que promete salud y belleza


Las mujeres, a veces, no nos cuidamos tanto como quisiéramos, aunque sabemos que debemos hacerlo y aunque estamos consciente de que el desgaste físico diario es, a veces, extremo. A mí, por ejemplo, desde hace años no se me olvidaba salir a la calle con aretes y con el cat eye bien hecho. Pero no me preocupaba tanto por lo que comía.

Con el tiempo, debido a diferentes circunstancias, me volví consciente de lo que podía y no podía comer. Y de lo que era mejor para mí. Porque, aunque en el supermercado hay hileras e hileras de alimentos, no todo es saludable, y no todo es bueno para todos.

Además de tomar mucha agua y comer frutas y verduras variadas, también es importante incluir en nuestra dieta los llamados superalimentos. Y uno de esos superalimentos es el aceite de oliva. Eso sí, hay que tener claro algo: no es que con consumir alimentos con este aceite (o con este tipo de alimentos) nos hayamos librado del cáncer, del colesterol alto o de la diabetes. No es así. Sin embargo, tienen concentraciones tan altas de ciertos nutrientes y minerales que son ingredientes infaltables en la dieta, si lo que queremos es estar lo más sanos posibles.

Para cumplir al máximo con todo nuestro potencial debemos nutrirnos bien. Y para ello debemos empezar por lo básico: utilizar los aceites más beneficiosos para la salud. Un aceite muy saludable es el de oliva (y si es extra virgen y  prensado en frío, mucho mejor). El aceite extra virgen no ha sido mezclado o diluido con otros aceites. Es mucho más caro pero, sin duda, es mucho mejor.

Resultado de imagen para usos del aceite de oliva

Aceite de oliva extra virgen: el ingrediente que no debe faltar.

Este aceite disminuye el colesterol malo, reduce la tensión arterial, promueve la pérdida de peso, mejora la digestión, es excelente para combatir el estreñimiento, y disminuye el riesgo de padecer diabetes, cáncer de mama y de sufrir infartos.

Asimismo, tiene una gran cantidad de antioxidantes que reducen los radicales libres, estos últimos causantes de enfermedades como cáncer. Además, es un maravilloso desinflamatorio. Quizás te sientas inflamada cuando estás menstruando o sufres de trastornos intestinales, pero hay inflamaciones que ocurren al interior de tu organismo, que avanzan paulatinamente y que no se notan. Muchas de esas inflamaciones provocan algunas de las enfermedades mortales que más afectan a hombres y mujeres.

Resultado de imagen para aceite de oliva dieta mediterranea

El aceite de oliva extra virgen es un ingrediente esencial de la dieta mediterránea. Vía El Especial.

Otra ventaja del aceite de oliva: es un excelente humectante para la piel y el cabello, al que no son alérgicas ni las pieles más sensibles. Y, además, puedes realizar con él esta sencilla mascarilla humectante para rostro, que nos propone Adina Grigore, autora del libro Piel radiante:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharaditas de cacao en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal de mar

Instrucciones:

  • Mezcla el cacao en polvo y la sal de mar en un tazón pequeño.
  • Agrega el aceite de oliva y revuelve hasta que se haya creado una pasta.
  • Aplica la mascarilla con los dedos y déjala el tiempo que quieras. Es posible que la sal de mar empiece a provocar picazón después de un rato, pero esto se debe a que está haciendo su trabajo.
  • Enjuágate con cuidado.
  • Rinde para una o dos aplicaciones, y puedes almacenarla en tu alacena por un día.
Resultado de imagen para Adina Grigore

Adina Grigore, autora de “Piel radiante”, entre otros libros.

Algo muy importante: no olvides mantener el aceite de oliva en una botella de vidrio oscura, para preservarlo mejor y por más tiempo. Y no olvides que una supermujer (que estudia, trabaja, está llena de energía, que hace ejercicio…) necesita nutrirse con lo mejor.