El Ugly Location Challenge y por qué deberías hacerlo


¿Quién ha dicho que solo se pueden tomar fotos bonitas en la playa? El Ugly Location Challenge desmitifica esa idea. Hoy te contamos en qué consiste.

Desde hace unos años, el internet ha sorprendido al mundo con challenges de todo tipo. Algunos —se supone— tenían una causa noble, como el Ice Bucket Challenge, que consistía en vaciar sobre sí mismo un balde lleno de agua con cubos de hielo. El objetivo: hacer conciencia sobre la esclerosis lateral amiotrófica. Otros retos eran un tanto más sin sentido, como el planking, que era mantener el cuerpo en una posición horizontal rígida, en lugares inusuales.

Hace unos meses ha surgido un reto nuevo: el Ugly Location Challenge, o el “reto de la locación fea”. Se trata de tomar fotografías lindas y de apariencia profesional en lugares “feos” (que, vamos, eso es muy relativo), como supermercados, ferreterías, tiendas por departamento y así. Es decir, en lugares en los que usualmente no se haría una sesión fotográfica. No se puede usar más que lo que ya está en el lugar, tu cámara, y, claro, de la colaboración de los amigos y amigas que se hayan atrevido a acompañarte y que incluso podrían ser los modelos.

pantones ugly location challenge. guddi

Si te gusta el color, no hay como el pantone. Fotografía de Isaac Hackman, vía Isaachakman.

Pero ¿qué de bueno puedes obtenerse de tal osadía? Para comenzar, ejercitarás un poco tu cuerpo y tu corazón, al tratar de esconderte y huir de los empleados que te digan que está prohibido tomar fotografías allí. También podrías descubrir un nuevo pasatiempo con tus amigas. Imagina esto:

—Oye, estoy aburrida. ¿Podemos hacer algo diferente?

—Bueno, ¿quieres ir al mercado a tomarte fotos?

—¡Ok!

Bueno, puede que la conversación no vaya así, pero sí que al menos intentarán algo original, con el bono extra de haber experimentado con algo algo nuevo… y ya sabes lo que dicen: las nuevas experiencias casi siempre son positivas.

ferretería ugly location callenge. guddi

Diferente, pero al mismo tiempo, como una fotografía para una revista de modas. Fotografía de Jenna Martin, vía Petapixel.

Ya, hablando en serio, si te dedicas a la fotografía, hacer este reto puede ayudarte a practicar la toma de fotografías en una situación donde no controlas la luz y te enfrentas al reto de encontrar el mejor ángulo de una persona, experimentas con la profundidad de campo y quizá hasta descubras que alguno de tus amigos o amigas tiene una carrera de modelo en potencia.

Te obligarás a ser incluso más creativa de lo usual, a ver belleza en donde los demás solo ven cotidianidad o fealdad, a jugar con planos, ángulos, texturas y colores…

Si las fotografías salen bien, pues también habrás descubierto una locación que se ve bien en cámara y, quién sabe: si pides permiso, puede que en el futuro te dejen hacer tu montaje allí.

Tampoco hay que olvidar la otra mitad de casi todos los trabajos de fotografía: la edición. Seguro que las fotografías que tomes necesitarán un buen proceso de edición para lograr ese estilo profesional, así que tampoco se puede pasar por alto la oportunidad de desarrollar tus habilidades con el Lightroom o el software que prefieras.

pelirroja ugly location challenge. guddi

Este tipo de fotografía permite jugar con planos, ángulos, colores y texturas. Fotografía de Becky Wright, vía Thesorrygirls.

¿Vale la pena intentarlo?

De cualquier manera, es algo que vale la pena intentar. Aun si no tienes una cámara profesional, los teléfonos actuales traen una incorporada que, de seguro, hace lo suyo y te sirve aunque sea para pasar un buen rato entre amigos. Al final es muy probable que termines con unas fotos increíbles, que incluso te hagan preguntarte: “¿En serio tomé esta fotografía en el lugar donde compro la leche?”. Y bueno, si el resultado no fuera muy bueno, al menos tendrás la experiencia y una historia qué contar en internet.

cabina telefónica ugly location challenge. guddi

Hasta los lugares inimaginables pueden ofrecer perspectivas interesantes (que puede que no encuentres en otro lugar). Fotografía de Ashanti Jason, vía Adorngirl.